sábado, 18 de enero de 2020

VALORES MORALES Y  POLÍTICOS EN REBAJAS.

Empezando con los "Debates, pactos, acuerdos, pasteleos", sobre investiduras, presupuestos, mesas de dos entre España y Catalunya, entre ERC y PSOE, entre oportunistas de un pelaje y aventureros de lo inútil, chalaneando miserias de gobierno en minoría a cambio de miserias secesionistas, creo que nos encontramos en una especie de chantaje permanente que utiliza la política para medrar, de espaldas a las verdaderas necesidades de la mayoría trabajadora ausente. Todo ello gastando una energía incalculable en vez de dedicarla a trabajar con objetivos inteligentes, tal como denuncia y señala en su libro "Estàvem cansats de viure bé", "Nos cansamos de vivir bien", que se presenta el próximo miércoles, día 22, por su autor Albert Soler Bufí,  en el Centro Cultural Librería Blanquerna, calle Alcalá 44 Madrid. Un título de libro que expresa exactamente lo que ocurre, especialmente en los sitios donde se vive mejor y hay más nivel de riqueza, que se inventan historietas en las que gastan el dinero y las energías que deberían servir para mejorar la vida de de todos de forma solidaria y acabar con el egoísta mensaje del "España nos roba", signo inequívoco de falsedad y mentira.     
Continuando con algo que puede parecer anecdótico pero no lo es, cual son las palabras de Pablo Iglesias hace pocos meses sobre Dolores Delgado "Alguien que se reúne de manera afable con personajes de la basura, de las cloacas de interior de nuestro país, debe alejarse de la política", en referencia a las conversaciones tabernarias de Dolores Delgado, entonces ministra de Justicia, ahora fiscal general del estado, con el encarcelado comisario Villarejo,  en presencia del juez Baltasar Garzón. Es verdad que ahora Pablo Iglesias dice que es una persona idónea para el cargo de fiscal, poniendo de relieve que no hay nada como oler un poquito de poder y los sillones del gobierno, para cambiar rápidamente de opinión.
Y como de todo eso no sale nada bueno para los llamados intereses populares, vienen los demagogos de la extrema derecha, VOX en primera fila y el resto detrás, y los nazionalistas de todas partes  que lo utilizan y manipulan todo para sacar provecho social y electoral de ello.  
Finalmente, la pregunta es, ¿cómo hacer frente al chantaje y construir  las formas políticas que impulsen un verdadero debate de ideas, programas y propuestas y acaben con la imagen de los bastonazos a diestra y siniestra de las pinturas de Goya? O sea, cómo recuperar plenamente los valores morales y políticos fundamentales e imprescindibles para un funcionamiento razonablemente civilizado de la sociedad y sacar del saldo de las rebajas los valores morales y políticos básicos.

jueves, 16 de enero de 2020

AY, LA ACTUALIDAD DE GALDÓS: "TRAGEDIA" Y FARSA.

Haber leído a Galdós, o leerlo ahora, permite entender muchas de las cosas que ocurren en España en la actualidad: 
a.- Lo que pasa en Catalunya en la que los nazional-secesionistas han decidido volver al siglo XVIII, saltándose el XIX y gran parte del XX.
b.- A la ultraderecha que en el siglo XIX se llamaba moderada y ahora se presenta como centro derecha o constitucionalista.
c.- A la burguesía que nació para enterrar los derechos feudales y las propiedades parasitarias de la aristocracia y se convirtió de forma permanente e irreversible, hasta ahora, en su sustituta.
d.- A las clases medias que aspiraban entonces a subir en la escala social, diferenciándose de la clase trabajadora manual, y ahora quieren lo mismo, aceptando y apoyando las normas del patrón económico y político, sea en Catalunya o en toda España. 
Para entender mejor este proceso me remito y os invito a ver dos obras magistrales: "El abuelo", de Galdós, en el que un aristócrata humanista e inteligente ve como sus sirvientes se convierten en clase media apropiándose de sus anteriores posesiones, camino de ser parte de la burguesía dominante; la otra obra es "El Gatopardo", escrita por Giuseppe Tomasi di Lampedusa, aristócrata, y llevada al cine por Luchino Visconti, con un proceso parecido.
e.- Al largo proceso que desde las Cortes de Cádiz y la aprobación de la Constitución de 1812, pasando por el alzamiento de Cabezas de San Juan, en que el general Rafael de Riego fue precursor del concepto moderno de Estado, hasta su asesinato por Fernando VII, el rey felón, acompañado de su hermano pequeño Carlos, otro felón.
f.- Y pasando, por no alargar más, por los reiterados intentos liberales para modernizar y hacer más justa social y políticamente España, y los movimientos reaccionarios contrarios, durante gran parte del siglo XIX y del XX. Esperanzas de avance modernizador social frustradas por levantamientos militares, revueltas y guerras civiles carlistas, que siempre empezaban por las regiones más desarrolladas del País Vasco, Navarra y Catalunya y que estaban contra cualquier intento de modernización liberal. Más o menos como ahora, afortunadamente sin armas, cambiando el clásico "Dios, Tradición, Rey Absoluto" carlista por "Dios, Tradición ( o esencia identitaria) y Caudillo", pretensión generalizada que lo primero que hace es intentar liquidar la normal división de poderes en cualquier sistema democrático, sustituyéndolos por el "Ordeno y mando", de los textos aprobados en septiembre de 2017 en el Parlament de Catalunya, o por el intento de Pedro Sánchez de controlarlo todo y gobernar en minoría con el Boletín del Estado. 
Y aunque el carlismo siempre pierde las guerras y levantamientos,  también ahora, pacta con los poseedores de toda España y es perdonado para continuar repartiéndose las ganancias, defender su actual sistema neoliberal y evitar cualquier posible avance hacia un tipo de sociedad económica y socialmente más digna para las clases trabajadoras, en la perspectiva de cambios políticos que avancen hacia propuestas de orientación socialista. 
  
Decía Galdós:
"Podría decirse que la sociedad llega a un punto de su camino en que se ve rodeada de ingentes rocas que le cierran el paso. Diversas grietas se abren en la dura y pavorosa peña, indicándonos senderos o salidas que tal vez nos conduzcan a regiones despejadas (...). Contábamos, sin duda, los incansables viajeros con que una voz sobrenatural nos dijera desde lo alto: por aquí se va, y nada más que por aquí. Pero la voz sobrenatural no hiere aún nuestros oídos y los más sabios de entre nosotros se enredan en interminables controversias sobre cuál pueda o deba ser la hendidura o pasadizo por el cual podremos salir de este hoyo pantanoso en que nos revolvemos y asfixiamos. Algunos, que intrépidos se lanzan por tal o cual angostura, vuelven con las manos en la cabeza, diciendo que no han visto más que tinieblas y enmarañadas zarzas que estorban el paso; otros quieren abrirlo a pico, con paciente labor, o quebrantar la piedra con la acción física de substancias destructoras; y todos, en fin, nos lamentamos, con discorde vocerío, de haber venido a parar a este recodo, del cual no vemos manera de salir, aunque la habrá seguramente, porque allí hemos de quedarnos hasta el fin de los siglos".
Fragmento del discurso leído por Pérez Galdós ante la Real Academia Española, 
La sociedad presente como materia novelable.

Benito Pérez Galdós nace en Las Palmas en mayo de 1843 y muere en Madrid en enero de 1920. O sea, hace 100 años. Y a pesar de tanto tiempo transcurrido, la España que él se pateó, viendo y analizando la vida de las gentes en las calles, en los campos y fábricas, y en su lucha por vivir, o sobrevivir, en circunstancias siempre difíciles, no está tan lejos de la España actual, salvando los niveles de crecimiento económico de entonces y de ahora y las conquistas sociales que la lucha del movimiento obrero ha producido, especialmente en lo que hacen y dejan de hacer las clases poseedoras y sus testaferros políticos y mediáticos, moderando las formas para pasar desapercibidos.

lunes, 13 de enero de 2020

UN "NUEVO" AÑO CON LOS MISMOS CARRILES USADOS.


Yo no soy muy dado a felicitar fiestas de guardar ni a desear felicidades para nuevos años. Y sé que muchas veces hacerlo es una sincera muestra formal de buenos deseos para las personas más cercanas o más conocidas de tus alrededores, y con las que tienes más afinidades y relaciones. En consecuencia, y habiendo dicho lo anterior, os deseo a todas las buenas personas que 2020 sea un momento en el que podáis realizar las mejores y más necesarias cosas en el plano de la familia, de las amistades, del compromiso moral y político, por la solidaridad y hermandad hasta donde sea posible entre todos los trabajadores/as y ciudadanos y por el fin de las criminales guerras y por la paz y la colaboración entre los pueblos. En primer lugar con los trabajadores de aquí, con los cuales convivimos diariamente en todas las regiones españolas y trabajamos y luchamos desde siempre para mejorar las condiciones laborales y sociales y tengamos una vida lo más digna, culta y plena posible. Y en segundo término, y al mismo nivel, con los trabajadores, ciudadanos y pueblos del mundo, especialmente con aquellos cuyas condiciones de vida sean más difíciles y precarias por la explotación y saqueo al que han sido sometidos y necesiten la colaboración de los países más desarrollados económicamente. Y con un recuerdo especial a Evo Morales y lo que representa, y representará, en el futuro de Bolivia y de América, frente al instinto depredador y criminal de los gánsteres que el capital de Bolivia, de EEUU y del mundo enviaron a ese país para liquidar las grandes mejoras en las condiciones de vida de aquel pueblo que los años de gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) habían producido.
Después de esta breve entradilla toca ver y repasar lo que nos deja encima la mesa el pasado 2019. Conocerlo y saberlo tratar es la única forma de poder intervenir, si así lo deseamos, en la realidad económica, social y política, para intentar, al menos, que sea lo más favorable a las mayorías del trabajo. En 2019 hemos tenido elecciones a granel, recordándome aquellos tiempos en que el aceite, o el azúcar,  se pedían a granel en las tiendas por gramos, cuartos o medios quilos, ya que los pobres recursos económicos no daban para más. Pues bien, elecciones todo el año: hablando los políticos de ellas, preparándolas, obteniendo resultados, con más participación incluso que el aburrimiento y desprecio de la gente por la política presagiaban. Y luego largos debates, o más bien monólogos, sobre pactos, acuerdos, uniones, coaliciones, o lo que salga.
Una historia anual, después de las elecciones de abril y mayo de 2019, en la que quedan claras algunas cosas: el PSOE subió en abril y bajó en noviembre; Podemos y auxiliares bajaron en las dos ocasiones, de 71 a 42 escaños en abril y a 35 en noviembre; VOX pegó un salto espectacular en abril y noviembre y debemos saber con exactitud por qué; y Cs se hundió, de los 57 escaños en abril a los 10 en noviembre, gracias a divagar desde el centro a la derecha extrema sin sentido. El resto se mantuvo más o menos igual. Y Pedro Sánchez y la dirección del PSOE  estuvieron todo el pasado verano levantando con altanería miserable sus 123 diputados/as  exigiendo que Podemos y socios les votaran por su gracia política, jugueteando con coaliciones arriba y  abajo. Y Podemos ensimismado, después de haber fracasado ya en aquel célebre sorpasso que debían haber hecho al PSOE tiempo ha, mirando la mano de Pedro Sánchez para adivinar dónde escondía éste la moneda. Se bañaron en agosto esperando a septiembre a que el "líder" decidiera. Y el  líder decidió, elecciones en noviembre para arrasar, después de quedar claro, según él, que el PSOE es la trinchera contra VOX y la extrema derecha, la única alternativa sólida de gobierno  y el partido que manda a Franco al desván...,etc. Pero las cosas en la vida política real son  más complicadas que los deseos, a veces enfermizos, de los caudillos. Y, mira por dónde, lo que era imposible durante meses en verano, quizás por efecto del calor, que debe encoge el estado de ánimo y la inteligencia, fue posible en unas pocas horas después de los resultados electorales. El abrazo sentido, generoso, solidario y hasta tierno entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, Pedro y Pablo a partir de ahora, selló el acuerdo. Terminó el desencuentro, empezó el encuentro. Esperemos que dure y salgamos de la provisionalidad, ahora que ya están formando gobierno para aplicar políticas, dicen, más justas y creíbles que las actuales.Tenemos gobierno de coalición, de agregación o de unión, todo liga con sillón, y aunque no siempre despierte ilusión esperemos que no vuelva la desunión, al menos durante un tiempo. Yo no tengo absolutamente ninguna confianza en este gobierno, ni en un personajillo como Sánchez que lo quiere controlar todo al más puro estilo dictatorial, sin ningún escrúpulo democrático, como pone de relieve en la elección de Dolores Delgado como fiscal general, por poner un solo ejemplo. O sea, ahora cada mochuelo a su olivo y a esperar que salga el sol. 
En 2019 también hubo cosas interesantes en el plano social y político con acciones y movilizaciones en defensa de los derechos colectivos. Y, sobre todo, hubo una en el plano moral, que es la forma de convertir la política en lo más digno para defender una vida libre, digna y ejemplar. Solo quiero remarcarla como una de las que más me han llegado al pensamiento y al sentimiento. Después de 16 años del asesinato por las tropas de EEUU del cámara José Couso, la Audiencia Nacional ha reconocido el derecho de la familia de este a recibir una indemnización de 182.000 euros del estado, por la omisión de protección diplomática en relación con su fallecimiento el 8 de abril de 2003 en Bagdad. El Estado, incluido el Congreso de los Diputados, en su momento, se limitó a aceptar las explicaciones de los EEUU, los responsables del crimen, dando por terminada la cuestión y haciendo caso omiso de las exigencias de la familia Couso para que se depuraran las responsabilidades de EEUU y de los asesinos de su familiar, algo que la familia Couso no acepta y continuará denunciando el crimen, no aceptando el silencio por una cantidad de dinero. Me siento reconocido en esta actitud y saludo a Javier Couso y a todos los familiares con todo el cariño y solidaridad. 

(Publicado en La República.es  en enero 2020)       

miércoles, 8 de enero de 2020

QUIZÁS AHORA, BIEN O MAL, GOBIERNEN.


Después de un largo y contundente espectáculo en poco tiempo de  exabruptos, descalificaciones y los "contigo nada", llegaron al abrazo, no sé si final, al acuerdo de gobierno y a la investidura. Después de proclamar el resultado de la votación, risas nerviosas, alegrías estimuladas, nuevos abrazos y felicitaciones y hasta lágrimas, unas públicas y otras, dicen, en privado. Sobre las públicas y más emblemáticas de Pablo Iglesias e Irene Montero, se entienden: al borde de desaparecer por el desagüe, resulta que no solo se salvan los muebles que quedaban, sino que además se consigue el principal objetivo perseguido, por encima de cualquier otra consideración moral, política o social: ministerios y carguillos. Luego ya veremos, la vida es, o puede ser, larga. 
No pienso decir más sobre el debate de investidura y sus resultados. No he hablado de ello mientras se desarrollaba porque me interesaba muy poco y ya en alguna otra reciente ocasión he dicho lo que me parecía Pedro Sánchez, la actual dirección del PSOE-PSC y la posibilidad de un gobierno de coalición. Solo quería señalar algunas expresiones que me han parecido bufonescas, máxime teniendo en cuenta la charca política en que se ha convertido el Congreso de los Diputados, de lo cual ya hablé también hace poco y no repetiré. 
Tienen "suerte" las organizaciones que se declaran de izquierdas, PSOE-PSC, Unidas Podemos, Bildus, y para de contar, de que en España haya una derecha tan decrépita y mugrienta, después de que la derecha independentista y cochambrosas de Catalunya, haya hecho surgir lo peor de la política española de siempre, simbolizado esta vez en la organización reaccionaria y filo fascista VOX. Y de que el PP de Casado haya abandonado cualquier pensamiento liberal y conservador serio y navegue en los mares estancados de la extrema derecha compitiendo con esta.  Y de que Cs haya pasado de un centro derecha abstracto a difuminarse con PP y VOX hasta casi desaparecer. Y puede estar orgullosa la derecha reaccionaria catalana, socios y palanganeros, de haber contribuido a que una organización nominal casi inexistente como VOX tenga ahora 52 diputados y cogobierne en diversas regiones y municipios de España. Así ya tenemos a la extrema derecha "españolaza" y "catalanaza" compitiendo. Y en vez de avanzar, aunque fuera un poquito, hacia una España más social, solidaria y decantada hacia un proyecto real de izquierdas, tenemos una España más conservadora, más injusta socialmente y con algunos nubarrones peligrosos encima de sus gentes. 
Por todo lo dicho, esperemos a ver que da de sí la nueva situación creada a partir del debate de investidura y su desenlace. Esto es lo que quería decir por hoy.    

martes, 7 de enero de 2020

 LA CONDICIÓN HUMANA, LA  POLÍTICA, LA VIDA....


Hay rasgos en las personas en general que pueden hacer que estas puedan ser calificadas en muchos momentos  de "chusma" humana que solo defiende sus intereses egoístas por encima de todo y de todos. Estos rasgos existen en todas las personas y se pueden acentuar por motivos de oportunismo personal en todos los colectivos que se agrupan y organizan para defender unas ideas, un programa, un discurso. Los rasgos mencionados se mezclan con  los de signo contrario que definen a la gente por su honestidad y generosidad. Son también universales y existen en todos los seres humanos, individualmente y en su vida colectiva. Hay momentos en que unos rasgos predominan sobre otros en todos los individuos, según sus características, talante personal e intereses personales. Estoy hablando en términos muy generales. 
Con todo lo dicho, es claro que no se trata aquí de obviar o relativizar la existencia contradictoria de las clases sociales antagónicas, o con intereses sociales enfrentados, existentes en el capitalismo, sea en el más duro y neoliberal o en el más "civilizado", sino de intentar ver los bagajes perversos que acarrean todas las personas por el hecho de serlo, aunque muchas veces los más débiles socialmente por el lugar que ocupan en el mercado de trabajo y en la sociedad, ni siquiera se enteran de esas contradicciones y antagonismos de clase, inmersos en la "propaganda" ideológica, demagógica y evanescente del sistema, sobre sociedad de mercado o de consumo. Se trata, pues, de echar un vistazo sobre la realidad y llegar a una conclusión primaria sobre la condición humana, para que quede claro que lo que he calificado de "chusma" tiene una categoría descriptiva de algo que recorre todo el género humano, independientemente del carácter ideológico de cada cual. 
Volviendo a lo nuestro, a la política, no se puede decir que humanamente somos "chusma" por lo que pensamos y defendemos, a pesar de que hay ideologías y prácticas que por si solas arrastran a una actitud de egoísmo miserable y dictatorial, sino por lo que hacemos en la vida, personal o colectivamente. Con ello digo que el egoísmo y la ambición anida en todas las personas, estando en unos sitios colectivamente domesticada por un pensamiento social orientado a una democracia fuerte y real y a un pensamiento socialista emancipador, y en otros campa sin respeto por el pensamiento más conservador y reaccionario. Los rasgos de degradación humana y política lo mismo se dan en la derecha rancia, sea catalanista o españolista o en las " izquierdas nominales" de un lado y de otro. De todo ello tengo una larga experiencia personal.
Por todo lo dicho, encontramos personas en partidos de derechas con pensamiento liberal o conservador que son capaces, tanto de enfrentarse a sus propios compañeros de partido  por intereses como de tener una relación solidaria y confortable con personas en las antípodas de su pensamiento. Y encontramos también personas que con un pensamiento teóricamente de izquierdas actúan en su propia organización como si cazaran enemigos en casa, con el solo objetivo de mantener sus intereses personales y sus puestecillos en el partido y en las instituciones. O sea, que actitudes de chusma las encontramos en todas partes. Con solo repasar las noticias publicadas en una década o dos en los medios públicos sobre los hechos acontecidos en los partidos comprobaremos lo que estoy afirmando. 
Resumiendo para terminar, y quedando claro que no pretendo dar ninguna lección moral ni política, intentando únicamente sacar de mi pensamiento briznas de realidad que me interesan y preocupan, valgan estas simples palabras: controlemos el egoísmo personal, que no excluye la necesaria lucha de clases e intentemos adecuar el poder personal al bien común, no al revés.         

jueves, 2 de enero de 2020

UN VISTAZO A LA SITUACIÓN POLÍTICA EN ESPAÑA.

Me gustaría mucho equivocarme, tener que rectificar y aprender de un proceso que no hubiese valorado bien. O sea, que todo lo que digo a continuación sea erróneo, algo que de momento ni creo ni contemplo.
Al contrario, continúo pensando lo mismo, que no es nuevo en mis escritos, que Pedro Sánchez y los dirigentes del PSOE que él agrupa bajo su ala, ya que la dirección ejecutiva elegida parece que no es muy convocada para decidir, van a escribir una nueva página de caos político, enfrentamiento e ignominia en la política española. Y no digo esto alegremente ni sin tener sólidas sospechas de que pueda producirse lo que digo, sino viendo y analizando los datos que día tras día van apareciendo y, sobre todo, en base a experiencias pasadas en los últimos años y teniendo en cuenta otros fracasos históricos. Me remito a cosas ya dichas por mí en los últimos años y por otras personas más solventes en el conocimiento de la historia que yo, sobre lo que ocurre actualmente en Catalunya y en toda España. Maragall, los socialistas catalanes, ERC, y los auxiliares autodeterministas de la "izquierda" catalana, secundados y apoyados por el presidente Zapatero y la dirección del PSOE, obviamente también por los nacionalistas vascos y de otros lugares, y por la "izquierda" estatal, convirtieron el Estatut de Catalunya, unos 50 artículos, aprobado en su momento por la mayoría de catalanes que, además, continuaban conformes con él porque cubría bien sus necesidades, en una especie de "Constitución Catalana" (unos 250 artículos), que parecía el inicio de la carta a los reyes para una futura soberanía catalana. Aquello trajo unos debates absolutamente artificiales, inventándose, para justificar el esfuerzo, los graves problemas a los que tenía que hacer frente el nuevo Estatut, en vez de saber que ya había problemas sociales de todo tipo a los cuales se debía hacer frente con las suficientes leyes que había sin inventarse una larga normativa para ir a otro sitio. Aquel nuevo Estatut, aprobado en 2006, tuvo algunos recortes en 2010 en 14 de sus artículos por parte del Tribunal Constitucional referentes a una orientación progresivamente auto determinista que posteriormente se ha ido concretando, sin liquidar nada sustancial de fondo del viejo y nuevo Estatut. Ante aquellos recortes se empezaron a soliviantar los sectores independentistas, pero lo más esperpéntico es que siendo presidente de La Generalitat José Montilla, esta convoca una manifestación a la que acuden centenares de miles de personas, 425.000 según El País,con el presidente Montilla a la cabeza, siendo abucheado por amplios sectores de manifestantes, en agradecimiento a sus desvelos y a los del PSC en defensa del proceso a la auto determinación,afirmando siempre, claro está, que no eran independentistas.   
Y en 2010 Artur Mas gana las elecciones cuando los efectos de la crisis-estafa financiera internacional, empezando por el derrumbe de las "subprime" o "hipotecas basura", preludio del hundimiento del banco norteamericano Lehman Brothers, estaba en su pleno apogeo. Hundimiento seguido por una grave situación producida en todo el sistema bancario mundial, algo a lo que se hizo frente por parte del capital internacional con la inyección de centenares de miles de millones de dólares, que cayeron como una losa sobre las espaldas de los trabajadores y de la gente más humilde en todo el mundo. En Catalunya, ante la situación, el gobierno de La Generalitat presidido por Artur Mas decretó una serie de recortes sociales, laborales y la privatización de sectores públicos como la sanidad y la educación, acentuando las medidas neoliberales vigentes y dando el ejemplo que siguió el PP y los demás en toda España. Pero Mas y la Generalitat no dijeron que estos recortes eran para hacer frente a las consecuencias de la crisis-estafa general, sino que eran producto de que el Estado esquilmaba y robaba a los catalanes. Y nació el "España nos roba" y empezaron las algaradas independentistas.
Para no alargar excesivamente un escrito, una afirmación que intenta resumir todo lo dicho: No hay nada peor para un país y sus clases trabajadoras que un cínico aventurero de "izquierdas"  con una ambición desmedida venda sus soluciones milagrosas a la sociedad, acompañado de una serie de partidos, partidillos y grupúsculos que dicen representar a lo mejor de la izquierda y del liberalismo. A la derecha se la conoce y se la combate en sus políticas conservadoras. A las "izquierdas" de las que hablo muchas veces se las cree y sigue gobernando hasta ver que han hecho lo mismo que las derechas. Y la política queda en en un esperpento como el que estamos viviendo con menos credibilidad cada día.

domingo, 29 de diciembre de 2019

Y LEÓN. NO ME ENTERÉ, ME EQUIVOQUÉ DE SIGLO.



Y rectifico de inmediato. Aunque lo de León viene de varios siglos ha de unidad bajo un mismo reino, de manera definitiva hasta nuestros días, con la organización provincial de 1833 por en medio y el estatuto de autonomía de 1983 en la actualidad, me conformo con volver al siglo XIX por comodidad, y olvido ya la historia y esa maldita ficción de vivir en el siglo XXI. Y lo primero que hago es comprarme ropa adecuada para ello, de hombre y de mujer pues no se sabe nunca qué puede pasar y qué debe hacerse. Compro, entre otras cosas, capas de caballero, varios frac de hombreras, chalecos, corbatines y levitas, para empezar; y continúo con mantillas de seda, peinetas, faldones y corpiños, por si acaso. Y ya iremos viendo las necesidades, después de esta decisión, no sé si solo del ayuntamiento de León, de querer participar en la aventura loca a ningún sitio, siguiendo el ejemplo de las regiones españolas que, por su desarrollo económico y social, deberían tener como uno de sus máximos objetivos mejorar siempre la vida de los habitantes de sus territorios y no enfrentarlos ente si gratuitamente, y potenciar el desarrollo económico y social complementario y solidario en toda España. Eso, para los que se definen de izquierdas y quieren serlo algo, y tienen la perspectiva republicana, y hasta socialista,  en su horizonte, debería ser una voluntad indeclinable. Resumiendo, no más fragmentaciones, rupturas y fronteras socioeconómicas y políticas y más unidad y esfuerzos colectivos solidarios en todas partes, que no excluye, sino que presupone, tener en cuenta las diferencias ideológicas y de proyecto político de cada cual y su defensa democrática.  

Y para relajarme un rato pongo un canal de música para escuchar el concierto de navidad del Palau de la Música. Y mira por dónde, que en vez de escuchar como otras veces música clásica alemana, rusa, italiana, española, catalana, me ensordecen unos alaridos grotescos en forma de "presos políticos", "libertad frente al españolismo fascista", "independencia", y otros engrudos de difícil digestión auditiva, coronados con una amalgama de graznidos con ritmo de "Els segadors". Un ritmo que empecé a cantar cuando casi nadie de los que ahora lo cantan lo entonaba, teniendo edad ya para hacerlo, pero no lo hacían porque estaba prohibido, y ahora lo cantan como los franquistas cantaban el "Cara al sol". Yo hace tiempo que dejé de cantarlo y no volveré a disimular hacerlo. Cuando una cosa ha sido adulterada y prostituida, se deja de lado o se olvida. Y ya que hablaba del Palau, que antes daban bella música para levantar el ánimo, la sensibilidad y para juntar ilusiones, aunque acabaran con el himno, ahora, mientras las esteladas y las pancartas ondean, los ladrones que se metieron en sus bolsillos una millonada de euros, se ríen y se los gastan libres, o de semi vacaciones con sus especiales juicios, condenas y cárceles de papel. Y los que vociferan dentro del Palau les apoyan porque son "els seus lladres" (sus ladrones).

Y para rematar las noticias del día, repetitivas hasta el cansancio, leo que Pablo Iglesias, continúa siendo el aseador de aventureros, golpistas e indeseables, reuniéndose con ellos en La Generalitat, en la cárcel y hasta en la cola del cine. Este chico tiene vocación de salvador y, además, ahora está haciendo un trabajo de machaca para Pedro Sánchez y la dirección máxima del PSOE, que es Pedro Sánchez y su círculo más mudo y servil, buscando el poder económico y social que Podemos y socios subalternos han ido echando por la borda. 

De momento nada más. Mañana intentaré hablar de cosas de más enjundia y que sirvan para abrir un poco la perspectiva de trabajo social y político para intentar contribuir a que avancen alternativas solventes y eficaces para hacer frente a los graves problemas que sufren muchas personas, sin que nadie les haga caso.