lunes, 3 de diciembre de 2018

ANDALUCÍA, LA EXTREMA DERECHA, LA IZQUIERDA.
TENÍA QUE EXPLOTAR POR ALGÚN SITIO. EMPIEZA A HACERLO.

Los resultados concretos ya los conocen. Se pueden resumir así: ganan las elecciones Ciudadanos, pasa de 9 a 21 escaños, y VOX, que pasa de la nada a 12 escaños en el parlamento andaluz, hasta ayer considerado un feudo sólido de la izquierda; pierde el PP, pero al ser segundo  cree que debe gobernar votado por derecha y extrema derecha; pierde el PSOE, con Susana Díaz y Pedro Sánchez a la cabeza, recibiendo éste un batacazo a sus ínfulas gobernantes y viajeras, y pierde Adelante Andalucía, con Podemos-IU a la cabeza de la candidatura. El PSOE pierde unos 700.000 votos, e IU alrededor de 300.000. 
La extrema derecha fascista practicante no estaba en España ni se la esperaba. Después de Franco, con Blas Piñar y compañía, había quedado sumergida y desaparecida de la escena pública como fuerza política actuante e importante. El surgimiento, la desaparición o la resurrección de la extrema derecha no es un fenómeno metafísico que aparece de la noche a la mañana como una especie de milagro. VOX es el resultado de una realidad económica y política con  repercusiones sociales y culturales, realidad que varía, matiza, cambia, el pensamiento, la opinión y la acción de amplios sectores de la sociedad, aunque no todos ellos reaccionen exactamente de la misma manera ante lo que acontece en la calle, que diría Machado. En Andalucía se ha producido un voto muy considerable a la extrema derecha, ha habido importantes cambios de voto, con una abstención a la izquierda que, escuchando a los dirigentes del PSOE o de Adelante Andalucía, parece que viene del despiste, de la distracción, o de no haber conectado con los votantes en sus casas, barrios, tascas, o en sus puestos de trabajo y estudio, y a través de partidos, sindicatos, asociaciones. De todo ello hay y mucho, lo cual ya es significativo, pero hay algunas cosas más que continúan siendo tabú para una izquierda, la moderada y la que se auto considera alternativa. 
Es patético escuchar vociferar a Pablo Iglesias y a Alberto Garzón llamando a lanzarse a la calle para combatir el fascismo, a causa de la aparición espectacular de VOX con un programa real de extrema derecha, después de haber estado años denunciando que el fascismo, el franquismo y la extrema derecha ya existían y estaban representados por el PP y Cs, por Mariano Rajoy y por Rivera. Y son tan inútiles que son incapaces de analizar politicamente lo sucedido. Son incapaces de ver, o de aceptar, que una de las principales causas del resurgimiento con fuerza de la extrema derecha en toda España, se produce con la aparición de la extrema derecha nazional-secesionista catalana, con la que ellos se reúnen, a la que siguen en las manifestaciones, apoyan y defienden aquí y en Europa. Son incapaces de ver que Pedro Sánchez es presidente del gobierno con los votos de los independentistas y de Bildu. Y Susana Díaz y los dirigentes del PSOE afirman que hablarán sólo con todos los partidos constitucionalistas, no con VOX ya que este partido está contra la Constitución, o sea como Bildu, ERC, CUP, PDeCAT y con algunas declaraciones de extrema derecha y racistas de personajes como Torra y Puigdemont, entre otros. También descubren ahora que la extrema derecha puede resurgir de sus cenizas, como tantas veces ha hecho en la historia. Con sólo contemplar el panorama político de Europa se habrían dado cuenta de ello y no cuando han contemplado perplejos que España ya es también europea y tiene su representación de extrema derecha en un primer parlamento regional, si exceptuamos el apoyo de la extrema derecha flamenca, alemana, italiana....., a los secesionistas catalanes.   
Llega VOX con fuerza en el parlamento andaluz con un programa de extrema derecha y amenaza el futuro en toda España, sin tener siquiera personajes reconocidos. Mientras, la izquierda moderada, por llamarla de alguna forma, va de un lado para otro con contradicciones permanentes entre propuestas socialdemócratas y  neoliberales, entre federalismo unitario y confederalismo dispersor, y la otra izquierda, antaño alternativa, divaga por la nada en busca de asegurar una presencia y unos cuantos sillones políticos aunque no sirvan para hacer ninguna política real de cambio social. Una izquierda en conjunto, que engloba mayoritariamente a la sindical, la política y la intelectual, y que no hace otra cosa que reducir permanentemente su mejor patrimonio histórico humano y político en la defensa de la justicia social, la libertad y la democracia, el internacionalismo y la paz. 

Tendremos tiempo de  analizar y profundizar más en el conocimiento y comprensión de lo que sucede en España y que pone de relieve el salto electoral de VOX. Y deberemos ver de nuevo el QUÉ HACER.       

domingo, 2 de diciembre de 2018

TORRA DA EL PREMIO "REPÚBLICA" A JAUME ROURES. EL INDEPENDENTISMO LOS CRÍA Y ELLOS SE JUNTAN.

El trotskista millonario Roures, dueño de Mediapro, accionista de La Sexta, socio receptor del estado feudal y filo terrorista Qatar, acaba de recibir de manos de Torra el premio de "Republicano del año" por, entre otras cosas, ser el mayor y mejor difusor en el mundo de las ideas y prácticas del golpismo secesionista catalán. Y mientras ellos se regodean y enjabonan mutuamente en la tribuna, en las calles y plazas de Catalunya diversos y amplios sectores de las clases trabajadoras y profesionales salen a la calle a reivindicar y exigir que les paguen las pagas extras dejadas de cobrar hace años, que les descongelen los sueldos, que les mejoren los contratos precarios, que les doten de los medios para poder trabajar en condiciones y garantizar la seguridad y un buen servicio a toda la población, no sólo a los más ricos y a las clases medias altas.
La breve historia del proceso es que mientras los más ricos y paniaguados del régimen nacionalista catalán decidieron en el lejano 2011, en plena crisis-estafa del capital que había explosionado cuatro años antes, de la cual ellos eran tan responsables como el que más, reducir y privatizar servicios y empresas públicas, eliminar puestos de trabajo y camas hospitalarias, no pagar extras y congelar sueldos y no renovar materiales, los que ya tenían más beneficios entonces los fueron aumentando a pesar de la crisis, tanto en Catalunya como en toda España. Y como siempre se tiene que buscar una coartada para mentir con credibilidad, justificaron sus decisiones al más puro estilo neoliberal  en el célebre "España nos roba", consigna que engatusó a muchos incautos, desinformados y/o deshonestos. Y lo cierto es que la política de drásticos recortes impuesta a los trabajadores catalanes fue tomada de ejemplo y seguida en toda España. Los conservadores y neoliberales catalanes, como habían hecho siempre, de acuerdo con los socios políticos y de negocio en todo el país, redujeron las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores acá y allá e iniciaron la marcha de la propaganda separatista prometiendo que con la independencia Catalunya recuperaría todo lo robado y sería un paraíso de bienestar.
Y Roures, un personaje siniestro donde los haya, envolviéndose en banderas pretendidamente revolucionarias por una lado y reaccionarias por otro,  ha sido el principal difusor de las mentiras del régimen secesionista. Y como ahora todos claman al cielo porque están en prisión y huidos una serie de personajes, algunos de los cuales han iniciado una huelga de hambre, yo, que no tengo ningunas ganas de que permanezcan en la cárcel, hago la siguiente pregunta-reflexión: ¿"Si hoy se tolera un golpe institucional de estado, se debería tolerar otro de signo pretendidamente contrario si una alianza entre los tres partidos que se disputan la derecha decidiesen liquidar la actual Constitución, acabar con las autonomías y volver a un sistema centralista cerrado"? La respuesta es !!!!Noooooooo!!!! Ahí lo dejo..... 
       

viernes, 30 de noviembre de 2018

BREVE REPASO A LOS "PROTAGONISTAS" POLÍTICOS.


El PP de Rajoy ya no está. El PP de Casado es más PP en un  sentido más conservador y hasta reaccionario.
Ciudadanos (Cs.) compite por la clientela del PP y acentúa sus tintes más derechistas, no quedando ya nada de su inicial proyecto reformista o socialdemócrata.
VOX aparece con fuerza como la verdad de la derecha con tintes de extrema derecha y aceptando la estética constitucional para no alarmar demasiado al respetable.
Los tres, cuando no tienen argumentos sólidos contra el gobierno y el PSOE-Podemos, no se estrujan mucho la cabeza para encontrar argumentos liberales para convencer. Sacan a relucir los muertos por el comunismo, igual que lo hace Puigdemont, las "dictaduras" cubana, venezolana, nicaragüense, boliviana....
El PSOE y el gobierno tienen actitudes y decisiones contradictorias y zigzagueantes y en algunos casos oportunistas, sin credibilidad política de izquierdas en muchas cosas, en especial en todo lo relacionado con las alianzas internacionales en torno a la OTAN y con el nazional secesionismo, del cual esperan la continuación de su apoyo. 
ERC, PDeCAT, La Crida, o lo que sea, y sus aliados y activistas menores, son en conjunto un movimiento nazional identitario que tiene el apoyo de gran parte de la ultra derecha fascista y nazi europea, atreviéndose a acusar de españolistas fascistas a los que ni lo han sido ni lo serán nunca. ¿Imaginan ustedes que los franquistas hubieran llamado fascistas a los comunistas y socialistas cuando lo controlaban todo? 
Y para completar el panorama, una izquierda que dice pretender ser alternativa a las derechas, está ausente de cualquier debate, propuesta y movilización que vaya con fuerza y convicción en el sentido alternativo que dicen defender en economía, política, guerra y paz, derechos..... 
Esta es la realidad. Desaparece la política entendida como dialéctica democrática y alternativa entre discursos y programas de clase diferentes y surge el politiqueo más inútil y cansino, al no existir ya ni derecha ni izquierda, ni lucha de clases. Aunque sea repetirlo, la taberna sustituye al Congreso. Y no es sólo  Rufián. Esta persona es una muestra gratuita de todo el tinglado catalán ya que va avalado por su organización y su entorno. Y parece ser que ante la ausencia de una política y un discurso sólidos, desde la teoría, la propuesta programática justa e inteligente y la emoción  de una izquierda real, hasta los más jóvenes valoran el  discurso rufianesco como el no va más de la izquierda frente a la derecha y al sistema. Y así nos va.     

miércoles, 28 de noviembre de 2018

VERDADERAS HUELGAS EN CATALUNYA. TERESA RODRÍGUEZ, SUSANA DÍAZ Y VOX.

Las actuales huelgas en Catalunya de médicos y bomberos parecen ser huelgas de verdad, nada parecido a los tinglados montados el pasado año por los separatistas, con la complicidad y/o silencio de los sindicatos y los "Comuns", para demostrar que los trabajadores catalanes estaban con el "procés-secesión". Esta vez los médicos hablan de sus reivindicaciones, de los recortes salariales, de las pagas que les adeuda la Generalitat, pero, sobre todo, hablan de las necesidades urgentes que hay para cubrir las carencias de la sanidad y esta pueda atender con garantías y seguridad al conjunto de la población catalana. Los bomberos plantean algo parecido, han habido grandes recortes en sus condiciones de vida y fuerte reducción y envejecimiento del material con el que han de hacer frente a sus responsabilidades para garantizar la seguridad de la ciudadanía.
En ambos casos, médicos y bomberos, el dinero que debía ir a mejorar sus condiciones de vida y dos servicios públicos esenciales, se está destinando desde 2011 a la promoción del separatismo en la sociedad catalana y en el mundo. En aquel momento de grave crisis financiera del capital, en Catalunya se produjeron los recortes más drásticos en gasto social, achacando la culpa a España por el robo de los recursos económicos por parte de ésta, inventando la mentira de que con la independencia todos volverían a ser ricos y felices. Mientras, se despilfarraba el dinero público en miles de cargos con sueldos millonarios, impulsores y encargados de adoctrinar a la sociedad, en montar "embajadas" por el mundo, en pagar a propagandistas en el extranjero, en subvenciones a diarios y medios para que fueran tan adictos al régimen "pujolista" como lo fueron los medios españoles en la dictadura franquista. Esta es la realidad de las huelgas actuales en Catalunya, que no sé si son apoyadas activamente por los sindicatos. Huelgas que reflejan reivindicaciones profesionales y laborales justísimas y exigencias materiales para reformar los sistemas de salud y de seguridad para todos los ciudadanos.
Hay también huelga de profesores y estudiantes. Los profesores asociados, denuncian su precariedad y bajos salarios, siendo como son una parte muy importante de la educación pública y concertada. Hay, asimismo, protestas en diversos sectores de trabajadores de la administración pública. En este caso y en el de los estudiantes no amplio la noticia ya que no conozco en detalle. 

Teresa Rodríguez, la responsable andaluza de Podemos y cabeza de lista de la coalición "Adelante Andalucía", acusa a Susana Díaz de haber abierto las puertas a VOX con sus políticas y de ser responsable de que la extrema derecha irrumpa con fuerza en el panorama andaluz. Pues mira Teresa, el PSOE en Andalucía y la propia Susana Díaz serán responsables de muchas cosas después de casi 40 años de gobierno ininterrumpidos, pero del crecimiento de VOX en Andalucía y en toda España  lo son mucho más lo que representa usted y su partido. VOX y la extrema derecha han pasado de ser una anécdota secundaria y marginal en la política española hasta hace poco, a tener un importante crecimiento y presencia en todas partes, barrios obreros y populares incluidos. Esta puerta se la han abierto a VOX los secesionistas de Catalunya, muchos de ellos tan reaccionarios como VOX, con la complicidad de los auxiliares y palanganeros que les han hecho el caldo gordo, les han bailado el agua, han marchado tras de su culo en las manifestaciones y les han defendido en todo tipo de foros nacionales y extranjeros. O sea, Podemos, la organización de Maíllo, su socio de candidatura a las órdenes de Garzón y de Centella antes, ahora de Enrique Santiago, son más corresponsables del auge de la extrema derecha en España que Susana Díaz. Cada cosa en su sitio.  


BERTOLUCCI.

Fue un gran creador, un comunista activo en la sociedad y en el arte, fue un hombre de un sólido compromiso humano y social con todas las virtudes y defectos que tenemos todos los seres humanos. 
Buscando una cierta analogía política de la actualidad con la historia del movimiento obrero y de la revolución social, pienso que la muerte de Bertolucci es la imagen rota de la muerte histórica de una gran etapa de pensamiento y acción social cargada de futuro. Aquella etapa que tan bien supo simbolizar "NOVECENTO", como el gran intento de impulsar desarrollar y organizar una alternativa social y política que cuestionara radicalmente el capitalismo y apuntara al socialismo. Una etapa actualmente muerta, asesinada y enterrada progresivamente desde hace años por los que la tenían que impulsar, purgándola de sus triunfalismos y exageraciones "revolucionarias" pero sin caer en las claudicaciones y entreguismos en los que se cayó posteriormente y potenciando los aciertos ideológicos, sociales, organizativos y políticos de sus luchas y sacrificios por los derechos de la clase trabajadora, por la libertad y por el socialismo. 
La liquidación del Partido Comunista Italiano y el efecto destructor y disolutivo que tuvo en la lucha del movimiento obrero italiano y europeo, es algo que todavía no se ha analizado en toda su profundidad ni se han sacado las conclusiones sobre sus consecuencias devastadoras. Frente a la falacia de que aquella desaparición, potenciada por el complejo destructor que generó la desaparición de la URSS, representaría la modernización del comunismo, su puesta de largo en la política internacional y la desaparición de la prohibición imperialista de que el PCI pudiera gobernar en Italia, tenemos en sentido contrario la degradación del pensamiento comunista y de su fuerza social y con ella la de toda la izquierda europea. Yo estuve en aquel maldito congreso en el que el Secretario General del PCI, Ochille Occhetto, planteó la transformación del partido en Partito de la Sinistra Democratica, que luego se rebajó a Partito de la Democracia, hasta llegar a la situación actual de práctica desaparición de una izquierda sólida y capaz de hacer política en Italia y en Europa.
Bertolucci recoge e impulsa la imagen histórica del humanismo comunista, desde el movimiento obrero italiano al mundo, desde la lucha por la revolución social, contra el fascismo y por la libertad.

UN RECUERDO A LEONARDO BERTOLUCCI.  
   

sábado, 24 de noviembre de 2018

                    VARIOS DE LA ACTUALIDAD:
1.- "HERMANOS QUE NAUFRAGAN".
2.- "LA CLOACA DESTILA POLITIQUERÍA".
3.- "OJO CON LAS GUERRAS RELIGIOSAS. SON DE DINERO". 


1.- A los que acompañaban a la víctima de la foto les embarcaron en una  balsa hinchable con un solo remo y sin víveres después de haber pagado 700 euros por viajar en una motora. Fueron muriendo de uno en uno, de hambre, de sed, de enfermedad física y mental, o cayendo exhaustos directamente a un mar cruel de embravecidas olas.
El pasado año llegaron a las costas españolas 20.000 personas, en 2018 van ya más de 50.000. Hubo 214 muertos el año pasado, 630 en lo que va de año.
Y las mafias actúan impunemente sin que haya una verdadera persecución y caza del criminal mafioso por parte del conjunto de autoridades de la Unión Europea, de cada país, de España, y de todos los demás organismos internacionales que se dedican a blasonar derechos humanos abstractos dejando que se pisoteen los derechos más elementales, como el de la vida, que afectan a las personas más vulnerables. Sin excluir la existencia de millonarios que juegan a desestabilizar el mundo con migraciones masivas, embarcándolas en naves más "seguras", no en la patera a la muerte de los más desamparados. Y teniendo en cuenta que continúan derrochándose millonadas en armamentos y guerras y se mantienen y apoyan a gobernantes corruptos y criminales de los países empobrecidos, los cuales impulsan el éxodo masivo de sus  conciudadanos, mientras no se destinan presupuestos básicos para contribuir a un principio de desarrollo socioeconómico, sanitario, educativo, en infraestructuras y agua potable, en todos los países que lo necesiten o han sido destruidos por la violencia y la guerra. 

Emotivo y fraternal gesto humano que no puede devolver la vida.


2.- No puedo evitarlo, es superior a mi capacidad de entendimiento, y no me considero un esteta que busque la perfección en las cosas y en la política de forma singular, como el instrumento para analizar la realidad colectiva, conocer los problemas y necesidades de las personas y buscar alternativas y soluciones a los mismos. El episodio rufianesco del otro día es una anécdota, no el problema de fondo. El problema de fondo es ¿cómo es posible que la política se haya convertido en una charca de politiquería que avergüenza el más elemental sentido común y a la cual llegan los elementos más mediocres, degradados, oportunistas y aventureros, que sólo están en ella para medrar. La política que se practica actualmente en España parece proceder de la cloaca, no del pensamiento y la acción, plural y diversa, para hacer la vida un poco más colectiva, digna y solidaria. El actual presidente del gobierno que ya se ha recorrido todo el mundo, al menos habrá tenido excursiones gratis, es presidente gracias a los votos, entre otros, de Rufián, Salvador, Tardá, Torra...
Y la izquierda no está ni se la espera, salvo que no sea para hacer el coro al ruido y a la furia de los paniaguados de siempre del sistema, aparentando ser la voz de una verdad alternativa que no corta ni pincha en la sociedad española. A los hechos me remito para no alargar este cansado y cansino artículo.

3.- Con la religión no se debe jugar a política como se hace muy frecuentemente. Ni debe servir para tirarse los trastos a la cabeza mezclando la metafísica, las creencias divinas y los llamamientos de unos contra otros. En España ya hemos hecho un proceso de limpieza mental suficiente para no caer de nuevo La religión no debe formar parte del sistema educativo español, ni de la relación colectiva basada en hechos "divinos". Ninguna religión, ni la católica, ni la musulmana, como han preconizado a veces los cerebros enfermos del progresismo por aquello de la maldita multiculturalidad, ni la judía, ni las diversas versiones de las nuevas y crecientes tribus evangélicas, que surgidas de lo más siniestro religiosamente de EEUU, son uno de los principales impulsores del fascismo que representa Bolsonaro en Brasil.     



miércoles, 21 de noviembre de 2018

EL PP, CASADO, COSIDÓ, SUMA Y SIGUE. 


Que son de derechas vale, ya lo sabíamos. Que por serlo dicen cosas referentes a economía, política, cultura, historia y educación..., con las cuales no coincido ni puede coincidir nadie que se sienta de izquierdas y que, por tanto, se deben denunciar y combatir social y políticamente, está claro. Que se pueda llegar a acuerdos de todos los partidos, incluido el PP, para cuestiones de bien general, vale. Pero que sean tan torpes e inútiles para expresar y defender sus ideas y propuestas o, simplemente, para hacer la más elemental acción política, hasta me ofende. Yo siempre preferiré que mis adversarios políticos sean inteligentes, que tengan una dialéctica conservadora pero que actúen para defender las ideas más contrarias a las mías de una forma que no abochorne a los asnos. 
Lo anterior viene a cuenta de que a Ignacio Cosidó, director general de la Policía Nacional durante tres años, amén de haber ostentado otras responsabilidades políticas, se le ocurre enviar mensajes a sus diputados y senadores comunicándoles que no se preocupen nada porque el PSOE tenga 11 representantes en el Tribunal Supremo y el PP esté en minoría con 9, ya que la presidencia recae sobre Manuel Marchena, que es un representante del PP. Así de zafio, lo que provoca la inmediata dimisión de Marchena como presidente de este tribunal y la ruptura del acuerdo entre el PP y el PSOE. O sea, que además del caciquismo que representa la elección entre los dos partidos de todos los representantes del Tribunal Supremo, sin buscar un acuerdo político democrático en el que participen todos las organizaciones de carácter constitucional, algo básico para la elección de organismos de esta importancia, Cosidó aún se jacta de lo hábil que son en los tejemanejes de las instituciones. Si son un poquito más torpes no nacen. 
A nadie extrañe que la política sea vista cada día más como algo extraño, un juego de intereses partidistas y personales alejada de los problemas reales de la gente y, muchas veces, hasta grotesca. Y aunque esto afecte a todos los partidos, hoy tocaba hablar de la última cacicada frustrada.