miércoles, 11 de diciembre de 2019

TITULAR: "PSOE Y ERC AVANZAN EN LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO POLÍTICO EN CATALUNYA"


Y me pregunto en qué avanzan y cómo ya que solo me salen las cuentas de que Pedro Sánchez es capaz de dar y tomar lo que sea con tal de mantenerse en la pasarela, no importa para el qué hacer ni con quién hacerlo, mientras continuará siguiendo las órdenes, susurradas o a gritos de los amos de las grandes propiedades y la pasta. No faltaría más. Y ya no os digo si hablamos del socio de gobierno, Pablo Iglesias y su partido, que lo mismo valen para alcanzar los cielos, poner una mesa petitoria en la plaza o barrer los suelos que pisa Pedro Sánchez y su séquito. 
En tiempos normales, lease por normal tiempos sin guerras ni violencias extremas, no hay nada peor para la política que la gobierne y mande un zascandil que dice un día una cosa y al otro la contraria sin inmutarse ni torcer el gesto, rodeado de sumisos creyentes o de airados silenciosos, vociferantes solo cuando están de vacaciones o tomando una caña en la galería de la cafetería.
Qué mal fario me inspira el ínclito Sánchez, cuando calla y solo aparece por las pasarelas internacionales con figuras gobernantes, igual que cuando habla con rotundidad de que nada con Podemos ya que la mayoría del gobierno presidido por él defendería una cosa mientras los ministros de Podemos la contraria. 
Mucho me temo que el PSOE y el PSC, como ya han hecho en el pasado reciente con sus reformas estatutarias y sociales, están a punto de producir un nuevo caos político con el cual tendremos que convivir unos cuantos años mientras aplican al mismo tiempo más recortes sociales para ponerse al día y no desobedecer al sistema. 
En España actualmente, con un PP ligeramente crecido y a la expectativa y, sobre todo, un VOX  agazapado en la sociedad con presencia en gobiernos autonómicos y ayuntamientos y un cuerpo de 52 diputados en el Congreso, gracias, entre otras cosas, a los nazional independentistas de Catalunya y a los vaivenes del gobierno del PSOE, que les permite hacer promesas demagógicas de solución de sus problemas más graves a los obreros, campesinos y sectores populares, con políticas neoliberales y persiguiendo a los inmigrantes al tiempo que en su programa y declaraciones altisonantes  exhiben neoliberalismo a raudales en economía, actitudes autoritarias y fascistas en la vida y las costumbres democráticas, tenemos una realidad que a una izquierda real y operante, si la hubiere, debería hacerla pensar, actuar y organizar a los sectores de la sociedad que, o están pasivos o llegan a tragarse las trolas de la extrema derecha, como ya ha sucedido en otros momentos históricos.      

  

lunes, 9 de diciembre de 2019

DOS COSAS QUE DESPIERTAN MI ATENCIÓN Y MI IRA.

Una.- TVE 1 en sus noticias en hora punta llama "anti fascistas" a los energúmenos nazionalseparatistas que en Girona agredieron a miembros de Sociedad Civil Catalana que se manifestaban en la calle el pasado día 6 celebrando el 41 Aniversario de la Constitución Española. O sea, que todo al revés, los nazional separatistas que utilizan métodos fascistas  son anti fascistas y los defensores de una Constitución  democrática son los fascistas.
TVE se luce a veces tanto como la TV3 catalano franquista.

Dos.-Después de ver una exposición de "Obras de Arte", admiradas, parece ser, por algunas o muchas personas, y publicitadas ampliamente en las televisiones llego a la conclusión de que esta sociedad es cada vez más un fraude y un despilfarro por todos los costados, que entierra a lo que mejor ha producido y produce todavía verdaderas obras de arte, de artesanía o, simplemente, productos elementales de consumo racional para que la gente tenga un poco de bienestar, sensibilidad y alegría.
Juzguen ustedes si exagero o no: En la Exposición de "Arte Moderno, o posmoderno", no sé, hay enganchado en la pared un plátano que ha sido comprado por 120.000 dólares en la puja. Va un individuo, lo coge y se lo come. Arte comido. Más allá hay un cuadro blanco, lienzo y "pintura" todo blanco, otra obra de arte. Parece ser que también hay cerca unas latas con mierda del "artista". Todo se cotiza por miles. Y para completar la noticia sin agotar el asunto, informan que otro artista ha tirado un montón de basura en el suelo de una catedral creando otra obra de arte. Pero como las/os limpiadoras no sabían de qué iba, barrieron y recogieron la basura y adiós a la obra de arte.
Resumiendo, no sé si yo ya no soy de este mundo.
RAFAEL RIBÓ, SINDIC DE GREUGES DE CATALUNYA, PALANGANERO MAYOR DEL RÉGIMEN NACIONALISTA.


Ha salido un amplio informe sobre los servicios sanitarios en España, las listas de espera y el tiempo en poder atender operaciones, analíticas y demás servicios. Resulta que de los datos del informe se desprende que es en Catalunya donde hay más atrasos y esperas en todos los órdenes de la sanidad. 
Inmediatamente, Rafael Ribó, el Sindic de Greuges, (Defensor del Pueblo) se ha apresurado a afirmar que esto sucede porque en Catalunya hay "Gente que viene de otras comunidades a intervenirse". O sea que, según Ribó, el problema no es propio de Catalunya, ni del gasto sanitario y de la atención sanitarias que su gobierno y autoridades dedican a la sanidad, sino de la "Gente de otras comunidades", léase españoles, que cual gorreros o vividores del dinero ajeno, se aprovechan. Lo que faltaba ya conocer de este miserable que gasta y derrocha a costa de todos los españoles, incluidos los catalanes. Nada sobre los brutales recortes en sanidad, y en educación, que el gobierno nacionalista, antes de convertirse directamente en nazionalseparatista, puso en marcha en 2010 para hacer frente a la crisis-estafa económica que empezaba a azotar el mundo. El gobierno de la Generalitat fue el primero en imponer recortes que, de forma progresiva, fueron impuestos en toda España. El gobierno paladín de los recortes, recortes que intentó esconder o camuflar inventando el grito reaccionario de "España nos roba" para justificarse, puso en marcha el movimiento secesionista que engañó a tantos desinformados y descerebrados que se creyeron la mentira de que con la independencia atarían perros con longanizas, produciendo un bajón espectacular de los servicios sanitarios catalanes que es lo que se expresa en las cifras recién publicadas, a pesar de Ribó.
Publico en mi facebook esta información que da El Periódico, entre otros medios, hoy. 

       

viernes, 6 de diciembre de 2019

LA CUMBRE DEL CLIMA: MUCHOS DE LOS QUE DEGRADAN Y ENSUCIAN MONTAN EL ESPECTÁCULO.


Como si el clima se degradase por las malas artes de un mago perverso o porque dejamos la puerta de la cocina abierta cuando freímos un huevo y sale el humo, se reúnen en Madrid miles de personas para hablar del asunto y tomar medidas urgentes antes, dicen, de que sea demasiado tarde. Y ni antes de la convocatoria ni ahora se dice qué papel ha jugado y juega el tipo de producción y consumismo capitalista neoliberal en un proceso de degradación de efectos tan nocivos, ni qué responsabilidad tendrán en ello los grandes grupos productivos y comerciales en la desigualdad territorial y humana y en el reparto de la riqueza, una causa fundamental más de la degradación de tierra, mar y aire.
Y todo esto es tan así que los grandes patrocinadores de esta y otras cumbres forman parte del grupo de productores y mercados comerciales más degradantes y contaminantes del mundo. Mientras apoyan, miman, llevan en una nube de amor paternal a Greta Thunberg, la niña que clama al cielo y llora, los lobbies que quieren controlar el movimiento que se moviliza contra el cambio climático continúan contribuyendo a degradar el clima. Lobbies del petróleo como el Rockefeller Brothers Found; o la financiera Bloomberg con un patrimonio de más de 53.000 millones de euros, que contribuye con  6 millones para la Cumbre; o Chris Hohn  un inversionista que es el segundo accionista de AENA, la empresa de los aeropuertos españoles, en los que no deben aterrizar aviones que contaminan y que, además, tiene acciones en Ferrovial, Abertis, Enagás....Es solo una muestra, hay más participantes a parecido nivel. Y, cosa a tener en cuenta, aunque solo sea a efectos informativos, gran parte de los países participantes, sino todos,  son miembros de la OTAN, que como es notorio es una organización para la paz, que no potencia la industria del armamento, ni hace guerras que matan personas, destruyen países y contaminan.
Resumiendo y sintetizando, la Cumbre y los principales protagonistas de la misma, y Greta Thunberg en primer plano como la niña que ablandará corazones contaminantes, convierten el grave problema de la degradación climática en algo que atañe exclusivamente a la conciencia individual, en un moralismo que nos vienen a decir: "Sean ustedes buenos y no contaminen tanto". O sea, que todo es un asunto individual en el cual las estructuras productivas y comerciales de la globalización neoliberal, los negocios y los inmensos beneficios que se obtienen con un derroche productivista capitalista de muchas cosas superfluas y prescindibles, no tienen nada que ver. Son otro tipo de cumbres las que hacen falta, las que pongan en primerísimo plano cosas tan elementales como: "Vivimos en el mundo más de 7.500 millones de personas; en qué condiciones se vive en uno u otro lugar; qué se produce y cómo se produce; qué es imprescindible, necesario y útil para vivir con bienestar, conocimiento y sensibilidad; como se distribuye la riqueza creada para que todas las personas gocen de una vida digna; qué hacer en España y en Europa, que es lo más cercano a nuestras vidas para contribuir a un cambio". Y como corolario, ¿"Es el actual sistema capitalista un sistema capaz de avanzar en la superación de las injusticias sociales, dar una vida decente a toda persona y evitar la destrucción de tierra, mar y aire"?.      

jueves, 5 de diciembre de 2019

¿EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS UNA TABERNA? 


19 "partidos", o grupúsculos para la politiquería barata y el medro con buenos ingresos a costa de la ciudadanía. Y ya no tienen bastante con estar tan pendientes del sillón que les toca sin haber hecho nada notable para ello, que además llegan al infantil acto de parvulario para disputarse y pelearse por un asiento. El espectáculo dado estos días, y especialmente hoy, es una degradación total de los básicos comportamientos cívicos que se exigen a cualquier persona, especialmente si esta persona ocupa un lugar público en la sociedad, fruto del voto democrático. 
Yo he sido diputado durante 11 años y he asistido y participado en todo tipo de debates sobre los más diversos y controvertidos asuntos, en los cuales se ha expresado la dialéctica de las contradicciones ideológicas, políticas y sociales entre los diversos partidos, muchas veces con inusitada dureza. Recuerdo una vez, antes de la guerra imperial contra Iraq, cuando Aznar se sentaba con Bush y Blair con los pies encima de la mesa apoyando aquel nuevo crimen de guerra, que desde los escaños de IU acusábamos a Aznar y al PP de asesinos por participar  en ella. O sea, que no se me caen los anillos por ver, asistir y participar en un debate político de gran dureza. Pero lo que está ocurriendo en el Congreso actualmente no tiene nada que ver con aquello. Hoy el Congreso es una charca de pequeños aventureros inútiles y ridículos, con marcas que van desde la extrema derecha fascista de VOX a la derecha política del PP, Cs y los nacionalistas diversos, todos ellos neoliberales hasta las cachas, acompañados de un PSOE, neoliberal con tintes sociales, dirigido por un parásito ambicioso y ególatra que lo mejor que hace  es exhibirse de pasarela en pasarela. De Unidas Podemos no hablemos porque están ensimismados en aquello de qué hay de lo mío y no se puede esperar nada útil.
Por todo ello, no extrañe a nadie el espectáculo que están dando. Cuando la política desaparece del horizonte como instrumento para analizar los problemas de las personas, de la sociedad española y del mundo, aparecen los miserables instintos viscerales capaces de pelear ya no por el sillón de diputado/a, sino hasta por una sillita más delantera. No sé si sentir pena, ira, asco, o todo al mismo tiempo. Para intentar ser positivo me limitaré a exigir un cambio para que la política ocupe, en el Congreso y en la calle, el lugar que le corresponde y acabe con la charca politiquera que nos invade. 
Que hablen, discrepen, debatan, pacten o denuncien unas políticas y defiendan otras, pero que hagan algo para lo cual fueron elegidos. Si no saben de qué hablar se lo facilito: Que se enteren de cómo viven las diversas clases sociales de la sociedad, de cómo está el trabajo, la educación y la sanidad públicas, la paz y la convivencia en el mundo, de que en Bolivia se acaba de producir un golpe de Estado cruento, de que la Libia que iban a liberar de la "Dictadura" de Gadafi entre todos con la OTAN, está destruída y se tiene que reconstruir, igual que destruyeron Iraq y parte de Siria y se debería hacer lo mismo. Que activen la vía política para solucionar lo de Catalunya y el Estado con la Constitución y las leyes en la mano y no con el pasteleo siniestro para tener unos cuantos votos y continuar mangoneando. Y que digan alto y dejen claro de una vez por todas que cuando consideren que la Constitución y las leyes básicas queden cortas u obsoletas, se reinicie el diálogo para ver cómo y cuándo se mejoran. Lo demás son cuentos.
Cuando del Congreso de los Diputados, máxima institución representativa de España, desaparece la política, entra la taberna. Es intolerable política y socialmente y debe acabarse con esta situación. Los hampones que hoy se restregaban en el lodo no lo harán por si solos y debemos ayudarles a hacerlo o echarlos.            

martes, 26 de noviembre de 2019

El milagro otoñal español, cae la hoja

23/11/2019


El milagro otoñal español, cae la hoja

(Publicado en noviembre en La República. es)
EL MILAGRO OTOÑAL ESPAÑOL. CAE LA HOJA.


En verano hacía mucho calor y a Pedro Sánchez le entró el sofoco al pensar que tenía que formar una coalición con Pablo Iglesias. Un sofoco que duró todo el verano, de junio a julio, de agosto a septiembre, y de allí al 10 de noviembre. El caudillo y estratega más arribista y variable al viento que mejor puede soplar para sus intereses personales y de partido, consideró que desenterrando la momia de Franco a toda televisión antes de las elecciones y potenciando a VOX con esto y otras cosas, levantando de nuevo el peligro fascista como en abril pasado y presentándose como la única alternativa democrática, y de izquierdas claro, para evitarlo y acabar con el caos de los últimos años, pegaría un gran salto electoral y tendría mucho más margen de maniobra que con sus 123 diputados para imponer lo que considerase oportuno. Eso sí, sin pasarse nunca los estrechos márgenes en políticas socioeconómicas, laborales, internacionales y de bases sí y guerras también, que le marcan los llamados poderes fácticos, los de aquí y los de allá.
Lo que pasa es que cuando la prepotencia caudillista, sea cual sea el signo político con que se presenta, y especialmente si es de la “izquierda”, moderada o más radical, en el caso del PSOE centro-izquierda, actúa sin tener en cuenta que la realidad es más compleja que estos ejercicios de primero de política, el fracaso está garantizado. La realidad laboral y social en la actualidad, y cómo esta afecta a las clases trabajadoras, es algo concreto que exige alternativas que contribuyan a mejorar, o a no empeorar, las condiciones de vida de la gente, el trabajo y las condiciones en que se practica, especialmente el de la juventud que, o no lo tiene o lo tiene en condiciones precarias, temporales, sin relación con sus estudios y totalmente abusivas; o incluso el de las personas mayores que lo pierden y no vuelven a encontrarlo. Y en esa misma línea clara y concreta de actuación política intervenir para buscar alternativas para acabar con una situación como la que han creado los nazional-separatistas catalanes, corrompiendo la vida ciudadana en Catalunya y en España y evitar la continuación de la degradación de la política y la entrada masiva en escena del otro matonismo, el de la extrema derecha españolaza que impregna toda la sociedad y que consigue votos hasta de sectores de trabajadores que se tragan sus mentiras. Si no hay una política clara y los caudillos y partidos se bambolean de un lado a otro como una veleta, bloqueando salidas políticas imprescindibles, sin buscar acuerdos generales en cosas de funcionamiento democrático del Estado, independientemente de que se tenga en cuenta la dialéctica de la correlación de fuerzas en todas las cuestiones que afectan a las ideas, programas y propuestas de cada organización, difícilmente se saldrá del caos social. El batacazo y fracaso de Ciudadanos, y de Albert Rivera en particular, es el más claro ejemplo de a dónde conducen los caudillismos de dirigentes que surgiendo de la nada consolidaron una organización como una alternativa política más, un partido que progresivamente deja de actuar como un colectivo con ideas coherentes y coordinadas, y va al albur de las decisiones y cambios espontáneos y contradictorios diarios que se le ocurren al caudillo y a su círculo cerrado de compadres. Cs nació como un partido de centro con algunas propuestas socialdemócratas y acabó compitiendo, y gobernando, con el PP y con VOX de tanto marchar a la derecha. Sin el dramatismo del proceso de Cs, ningún partido, y más si se declara de izquierdas, moderada o radical, está exento de un final parecido.
Por todo lo dicho, está claro que los dos partidos, PSOE y UP, después de pasar todo un verano mareando la perdiz y con un Pedro Sánchez y un PSOE que lo querían todo sin dar nada a cambio, creyendo que tenían la sartén política por el mango y que iba a arrasar en las urnas, han tenido que sufrir una pérdida de más de 700.000 votos y tres diputados uno, el PSOE, y más de 600.000 y siete diputados el otro, UP. Y llegó en menos de 24 horas aquel acuerdo que no dejaría dormir a Pedro Sánchez en verano y que ahora le reconforta y permite a este y a Pablo Iglesias darse el gran abrazo de amistad eterna. Llegan a un acuerdo de 10 puntos genéricos para formar un gobierno de coalición, para el que ya han repartido sillones como medida previa, sin antes entrar a fondo en qué hacer y cómo hacerlo.
Diez puntos anunciados en titular sin concretar cómo se aplicarán, con qué presupuestos se financiarán, en qué partidos se apoyarán habida cuenta de que los socios PSOE-UP son minoría en el espectro político. Y si realmente los 10 puntos son acuerdos para que la izquierda progresivamente actúe de verdad como izquierda y vaya recuperando el espacio que progresivamente ha ido cediendo a la derecha y a la ultraderecha, cuando rimbombantes promesas sociales y laborales del gobierno de Pedro Sánchez ni siquiera se intentaron poner en práctica.
Ya sé que yo soy una persona cada vez más escéptica ante las retóricas, o palabras, que no van acompañadas de un principio de intento de realizar lo que se dice que es necesario o imprescindible para mejorar la vida de las personas que viven de su fuerza de trabajo manual e intelectual. No puedo ni quiero evitarlo. Y digo, no más, pruebas son amores. En cualquier tarea de gobierno, incluso en los momentos complejos o difíciles para llevar a cabo unas políticas más sociales que las que está dispuesta a permitir la derecha política, económica y mediática, debe quedar la impronta de la voluntad de hacer lo que se promete o acuerde, buscando el concurso, la colaboración, la organización y la movilización de las mayorías que van a recibir y gozar de las mejoras que se consigan. De nuevo, lucha de clases en estado primario. No hay más vías.

lunes, 25 de noviembre de 2019

jueves, 14 de noviembre de 2019

ALGUNA CLAVE DEL ASCENSO DE VOX.


La mejor forma de aguantar y hasta ganar en la política que tiene como primer objetivo los intereses propios, personales y de partido y no los de toda la sociedad, es convertirla en una especie de religión para crédulos ilustrados y también para crédulos sin luces. Y entonces se trata de enfrentar tu religión, fanatizada hasta donde sea posible, con las otras religiones. Es la politiquería, que no se basa en el estudio riguroso de los problemas colectivos y en la búsqueda de alternativas viables a todos y cada uno de ellos, sobre la base de las propuestas políticas concretas que propone cada organización política, sindical y social, sino en la obediencia servil fundamentada en un sentimiento irracional y no en el conocimiento y la razón. 
Lo anterior es lo que han hecho VOX y Abascal: se han envuelto en la bandera de España, la constitucional para que no sea dicho, y se han proclamado los únicos y solventes defensores de la unidad de España, al estilo de "Una, Grande y Libre", del franquismo. En esta línea han utilizado todo lo que está pasando en Catalunya desde hace años y especialmente los disturbios destructivos de Barcelona de las últimas semanas como la coartada para arremeter contra el nazional-secesionismo catalán, de características ideológicas y métodos de actuación fascio-identitarios parecidos a los suyos, para buscar la complicidad de los votantes, que desde lejos o cerca están hartos de esta situación sin ser necesariamente de extrema derecha. Y de pasada cargar contra el Estado de las autonomías, causante según VOX, de todos los desafueros. Para completar, acusan a Pedro Sánchez y al PSOE de colaboración o de complicidad silente con los secesionistas catalanes y no es necesario que descalifiquen a Unidas Podemos, Comuns y compañia ya que estos están descalificados desde hace mucho por su papel de palanganeros del nazional-separatismo y porque han entregado España a la derecha como un residuo franquista, sin defender la España histórica de toda la vida, con sus procesos contradicorios como los de cualquier país o Estado, y mucho menos la España de la IIª República, defendida por los trabajadores del campo y de la ciudad y por las heroicas Brigadas Internacionales. Para esa izquierda existe el concepto administrativo "Estado Español", no España, exactamente igual a cómo lo consideran los nazionalistas identitarios. Y los genios políticos del PSOE, con el oportunista inútil de Pedro Sánchez a la cabeza, se lo ponen en bandeja con su politiquería de mayo a junio y de septiembre a noviembre.
Pero esto, aunque facilita mucho las cosas a VOX, no era suficiente para pegar un salto electoral tan importante. Y por eso hablan de desigualdad social, de desempleo, de angustia obrera, de acabar con la inmigración que quita puestos de trabajo a los españoles. Y prometen acabar con esta situación. Pero para ello ni una sola propuesta real, solo la descalificación de los adversarios y enemigos, mentiras, manipulaciones y vagas utopías de futuro maravilloso, muy parecidas o iguales al paraíso económico y social que prometían los separatistas catalanes cuando se alcanzase la independencia. 
Todo muy parecido a lo que ha ocurrido en unos cuantos años en Francia, sin ir más lejos. ¿Alguién cree que Agrupación Nacional, hasta 2018 Frente Nacional, el partido de extrema derecha dirigido por Marine Le Pen, podría haber entrado y ser mayoría en muchos de los barrios y zonas obreras que votaban mayoritariamente socialista y comunista, si esta izquierda política, y la sindical, no hubiesen abandonado gran parte de la acción y lucha por las reivindicaciones sociales históricas del movimiento obrero? El antaño gran Partido Comunista Francés prácticamente desaparecido y el Partido Socialista le va a la zaga. Todo muy parecido a lo que pasa actualmente en España. Y, francamente, cuando oigo nombres como el de Asens, entre otros, para formar parte del nuevo gobierno de la coalición, hasta hace poco palabra maldita, de PSOE-Unidas Podemos, empiezo a temblar. 
Ya solo me queda desear suerte. Todavía no sé a qué.

Por cierto, después de publicar el artículo leo las declaraciones de Felipe VI, rey de España por la gracia de Dios, decir en clave de lección política democrática desde la tribuna de oradores, en presencia de las autoridades cubanas encabezadas por el Presidente Miguel Díaz Canel, "Es en democracia como mejor se representan y se defienden los derechos humanos, la libertad y la dignidad de las personas y los intereses de nuestros ciudadanos", después de haber afirmado "Cuál será el futuro lo tiene que dilucidar el propio pueblo cubano, los cambios no pueden ser impuestos".
Y podría estar de acuerdo con Felipe VI en prácticamente todo lo que dice si hubiera dicho lo mismo a los jeques feudales de Arabia Saudí y de otros regímenes de parecido cariz reaccionario, en las múltiples ocasiones en los que ha tenido encuentros de Estado con ellos. Parece que no ha sido así en ningún caso. 

miércoles, 13 de noviembre de 2019

 GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA. DETRÁS LOS MISMOS: EEUU, ALIADOS Y CACIQUES.
Un nuevo golpe de Estado reaccionario contra un Presidente recién reelegido, contra un gobierno y contra un partido, el MAS (Movimiento al Socialismo), que lleva muchos años haciendo políticas económicas y sociales en defensa de los trabajadores y de las personas más humildes de Bolivia, castigadas durante largas décadas por las políticas de sus caciques y ricos, de acuerdo con el capitalismo depredador de EEUU y de todos sus mercenarios.
Pero la mentira, enmascarada como "defensa de la libertad", aunque se sustente en las bayonetas y sobre las "biblias reaccionarias de los evangelistas feudales" contra las mejores culturas de los indígenas que luchan por una vida digna y libre, fanáticos religiosos criados en EEUU, acaba desmoronándose y demostrando su carácter de explotación, opresión y fanatismo.
Volverá Evo y volverán los tiempos de lucha y conquista de la libertad y los derechos sociales pisoteados.
Paco Frutos Gras.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie

martes, 12 de noviembre de 2019

 YA HAY ACUERDO PSOE-UP. ABRAZO Y A DORMIR BIEN.

Parece que al final de esta corta escapada de pocos meses, a Pedro Sánchez, hasta hace poco genio indiscutible de la política, se le ha pasado el calentón del verano y se ha cansado de tener siempre razón en solitario y quiere compartir su sabiduría. Llega a un acuerdo con Pablo Iglesias para formar un gobierno de "coalición progresista", algo que él mismo se había vetado hasta hace muy poco, y para sellar el acuerdo le abraza efusivamente aceptando con cariño de este una cajita de pastillas para dormir. Menos mal, quizás así superemos muchos el insomnio que nos producía levantarnos a cualquier hora de la noche para depositar el voto antes de que retiraran las urnas.
Los 10 puntos del acuerdo hablan de las cosas normales de cualquier acuerdo, sea progresista o no: 1.- Empleo y trabajo. 2.-Corrupción, servicios públicos. 3.-Cambio climático. 4.-Fortalecer las pymes. 5.- Nuevos derechos (eutanasia, diversidad sexual...). 6.-Cultura. 7.-Feminismo. 8.-Despoblación. 9.-Convivencia en Catalunya, con la Constitución. 10.- Fiscalidad y presupuesto.
Los 10 puntos forman parte de la realidad económica, social y política española. Mas no se trata de hablar de ellos genéricamente para simular que se hace algo, sino de comprobar cómo serán tratados todos y cada uno de ellos, cómo se desarrollarán y cómo se cumplirán para ser calificados de "progresistas". Estaremos atentos a todo ello.
Yo tengo una duda, no sé si durante estos pasados meses andaba despistado políticamente y no me enteraba de lo que ocurría, ni de lo que proponían unos y otros, o si estos puntos me suenan mucho ya que formaban parte del debate político estival, un debate que se iba arrastrando de junio a agosto, de agosto a septiembre y de septiembre a noviembre. Hasta llegar al día de la bestia bien cocinadito para los abrazos y parabienes de rigor, demostrando que lo que hasta ayer era un desastre hoy es la alternativa que desbloquea una situación putrefacta y genera el optimismo. Ello a pesar de que PSOE y Unidas Podemos hayan perdido cada uno 700.000 votos desde abril y que en el Congreso de los Diputados la extrema derecha que representa VOX tenga 52 diputados, 28 más que los 24 anteriores, gracias a la contribución de la izquierda. 
Menos mal que esa izquierda identitaria, la más moderada o la más echada al parque, que no al monte, antes de llegar el frío invernal ha decidido ponerse de acuerdo. Veremos hasta dónde llega este acuerdo. Pienso y creo que el PSOE aplicará las políticas que le permitan los poderes reales y Unidas Podemos tendrá que acatar o abrirse. De nuevo ha predominado el estar en los sillones y tener unos puestecillos que no llegar a un acuerdo político, de los mismos 10 puntos si era preciso, pero para seguir y verificar su cumplimiento desde la oposición, con total lealtad con el gobierno pero también con la exigencia de que este tenga coraje político y honestidad para tomar las decisiones que correspondan sin arrugarse ante las presiones de los poderes fácticos. 

lunes, 11 de noviembre de 2019

GANAN LOS FASCISMOS ESPAÑOLAZOS Y SECESIONISTAS.

El PSOE, con su Secretario General y su dirección a la cabeza, además de fracasar en toda su estrategia de destrucción de los adversarios y de mantenimiento del sillón de La Moncloa a toda costa, nos están conduciendo progresivamente a otro desastre político. Con sus maniobras torticeras de todo tipo contra todo posible ente político capaz de hacerle sombra, ha potenciado dos cosas al mismo tiempo: la consolidación y salto espectacular de VOX, expresión directa, en clave siglo XXI, del franquismo; y en sentido complementario,  el mantenimiento ligeramente al alza de los secesionistas catalanes y de los nacionalistas de Euzkadi y Galicia y de toda España en general. En esta tarea ha contado con la colaboración reaccionaria de PP y Cs. Puede estar satisfecho. 
El PP sube 22 escaloncitos que no le permiten otra cosa que presentarse como una lejana alternativa al PSOE. Ciudadanos desaparece por el desagüe de la inutilidad política. VOX pega el salto espectacular que unos y otros le han ido facilitando. Y la otrora izquierda con Podemos-IU-PCE-en Comú y demás hierbas sigue gradualmente un proceso. No se cansa de ser palanganera secesionista y vocinglera de la retórica hasta su dilución y desaparición como entidad política con capacidad de intervenir en la vida social y ser útil para defender, según pregonaba y pregona, la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de las clases trabajadoras y de la juventud.
O sea, que las "tácticas" estivales magistrales de Pedro Sánchez para salir del estancamiento y bloqueo de la situación política española, creados por él mismo, y que le impedían gobernar por la gracia de dios sin contar ni pactar con nadie, se derrumban como un castillo de naipes, aún sin derrumbarse el PSOE como partido. La sustitución de los colectivos dirigentes por los "Caudillos" es la forma más rápida de hundir una organización. Un colectivo puede equivocarse, y se equivoca a veces, pero siempre tiene mucha más capacidad de conocer y entender la realidad y actuar sobre ella, que no confiando solo en la suprema inteligencia del Caudillo. Hoy, el ejemplo más claro es Cs y Rivera.
Y así estamos. Y la verdad, no me apetece profundizar más en los resultados y teorizar, hablar o defender posibles salidas políticas a la situación ya que, además de no tener ideas al respecto, siento un profundo cansancio, aburrimiento y hasta asco ante una situación. que degrada y liquida el sentido más elemental de la política. Que esa actitud no tiene categoría política, claro que no. ?Y qué? 
Ya encontrarán ustedes todo tipo de análisis, sabios o groseros, teorías y alternativas en los medios de comunicación y propaganda, en las tertulias políticas, y hasta en los cotilleos de café. Eso sí, me temo que la política como el instrumento fundamental para conocer y buscar soluciones a los problemas reales de la colectividad está desapareciendo del horizonte de muchas personas, aunque continúen participando en los procesos electorales, sobre todo las que votan a la derecha. Y esto no es nada alentador.
Nota de última hora: los fascio-secesionistas de CDR, "Tsunami Democràtic" y demás banda cortan las comunicaciones con Francia. Y el govern de Torra calla o lo apoya y el gobierno de España no está. Y la policía tampoco. 

domingo, 10 de noviembre de 2019

DOS NOTAS DE LA ACTUALIDAD.

Primera nota.- Laura gómez, primera candidata de Catalunya en Comú Podem per la provincia de Girona dice con naturalidad que Puigdemont es un "vivales", calificativo muy suave tratándose de quien se trata, añadiendo a continuación "esa gente se saltó las leyes", "hace mucho que el movimiento independentista parece una homilía", tampoco nada exagerado al hablar de la dirección de este movimiento de energúmenos aventureros, que se ciscan en todas las leyes democráticas, sean Constitución, Estatut o normas parlamentarias básicas, que impulsan, lanzan y se apoyan en unos "escamots" (brigadas) de choque al estilo fascista mussoliniano de los de Estat Català de ERC en la IIª República Española, que se dedicaban fundamentalmente a perseguir obreros y sindicalistas. 
No acababa Laura Gómez de pronunciar estas palabras, cuando inmediatamente el palanganero mayor al servicio del fascio-independentismo catalán, y jefe de Catalunya en Comú, Jaume Asens, la fulmina y desautoriza diciendo que esta no es la mejor forma de dirigirse a un "adversario político". O sea, que el vividor de Waterloo es su "adversario político", no un delincuente huido de la justicia a campo traviesa para no tener que rendir cuentas ante una justicia democrática, convertido en mangante a sueldo de lo que los suyos arramblen del dinero público. 

Segunda nota.- He leído que el capitalismo es un "Imperio Corporativo" y me ha parecido que es un concepto muy acertado para definir al actual capitalismo neoliberal globalizado ya desde hace mucho tiempo. Un imperio corporativo que cuenta con ejércitos, oficiales y no, de mercenarios, y que ha intervenido y arrasado en América Latina (Chile, Argentina, Uruguay, Brasil...); en África (Sudáfrica, Angola, Congo Belga, Yemen, Somalia, Iraq, Libia, Siria....) asesinando a los dirigentes que se oponían al dominio imperial del capitalismo e intentaban el desarrollo social de sus pueblos (Allende, Lumumba, Sadam Husein, Gadafi...., entre otros). Y no creamos que son solo los EEUU que organizan estas intervenciones permanentes y sistemáticas. EEUU va acompañado de todos los países capitalistas en los cuales radican las grandes empresas y corporaciones multinacionales dedicadas al saqueo y explotación, o compra a bajo precio, de petróleo e hidrocarburos en general, de gas, uranio, cobre, oro, coltán, tierras laborables para agricultura intensiva de carácter monopolista, etc, etc... O sea que España y Europa en su conjunto forman parte también de este imperio de intereses económicos y financieros, de propiedad y de comercio, que tienen el beneficio privado como único objetivo.  
Quede claro, pues, que los ejércitos, oficiales y privados, están formados por  mercenarios al servicio de ese Imperio Corporativo que es el capitalismo. Un imperio, encabezado por una potencia económica como EEUU, que mantiene en sus propias fronteras zonas de pobreza y miseria. En EEUU, según los últimos datos oficiales, 40 millones de personas viven en la pobreza, medio millón duermen en la calle cada día, mientras el 1% más rico acumula más fortuna sin cesar. 
Por ello, no debería parecernos nada extraño que un 43 por cien de personas en EEUU consideren que el "socialismo sería algo bueno para el país" mejor que el capitalismo que padecen, y que el 51 por cien de los jóvenes de menos de 29 años preferirían vivir en un sistema socialista. Esperemos que algún día estos porcentajes se transformen en jóvenes, personas del pueblo trabajador que exijan lo suyo y conviertan su deseo abstracto en realidad.      

jueves, 7 de noviembre de 2019

VUELVE EL CARLISMO. SALTO AL VACÍO DE 1800.


Catalunya vuelve a las guerras carlistas del XIX con prácticamente toda la parafernalia religioso-ideológica-política de entonces, habiendo sustituido, afortunadamente por el momento, las balas reales por los adoquines, las hogueras con contenedores y material vario, el corte de calles, carreteras y aeropuertos, la contaminación plástica amarilla, la rotura de escaparates y el robo. Y para que quede claro, los insultos y agresiones a todo ser viviente que en la calle pase cerca de esos descerebrados y provocadores secesionistas y acompañantes de ocasión, y el enfrentamiento gratuito con la policía.
Digo que Catalunya vuelve a la parafernalia religioso-ideológica-política ya que las similitudes de lo que dicen y hacen con aquellas viejas consignas de Dios, Patria y Rey, de los carlistas en las primeras décadas de 1800, contra la Constitución de Cádiz y los liberales cuando estos en 1820 se sublevaron en Cabezas de San Juan por la reinstauración de la Constitución Liberal frente al absolutismo realista, son muy parecidas. En la  actualidad, el catalanismo reaccionario, secundado por los nacionalismos de diversos sitios, que aunque muchas veces se vistan de "progreso y de izquierda", ha renacido el viejo carlismo de curas, campesinos y combatientes de la Guerra de Independencia,  "modernizándolo" con vejestorios y clases medias que antes eran franquistas y ahora son secesionistas, y con jóvenes y niñatos formados en la cantera de adoctrinamiento impuesto en la escuela, desde el inicio de la inmersión lingüística en el catalán, deformando el sentido que tenía esta ley cuando fue aprobada en el Parlament para su total y plena recuperación como lengua oficia junto al castellano. Y la consigna Dios, Patria y Rey es sustituida en la práctica por la de "Dios, Patria e Independencia". De hecho, en los contenidos y formas, es un gran salto de la Catalunya más moderna y avanzada económica, social y culturalmente, al vacío reaccionario del pasado. Y continúa habiendo mucho de misa diaria, ejercicios espirituales y gran influencia de los curas de las cumbres sagradas del Monasterio de Montserrat, tanto tiempo franquistas, tan igualicos ellos a aquellos curas vascos del Dios, Patria y Rey del carlismo y a los actuales sacerdotes que siguen con la monserga de resolver el conflicto con el "diálogo", que sus socios catalanes de sacristía no aplican, y con la libertad de los "presos políticos" que sufren "injustas condenas".
Y para que no falte nada en el panorama, en La Llotja de Mar de Barcelona, con la presidencia de Pere Aragonés, acompañado de Bietio Lobeira del BNG, Natalia Sánchez de la CUP y Arnaldo Otegi de EH Bildu, los partidos ERC, JxC, PDeCAT, CUP, Demôcrates, La Crida Nacional per la República, EH Bildu, BNG, Esquerra Valenciana, República Valenciana, Més per Mallorca y Més per Menorca, aprueban y lanzan una declaración para un "Acuerdo político en Catalunya, por la libertad de los presos políticos y la autodeterminación, ya que todos los pueblos tienen derecho a ella". En este sentido, es también la vuelta a las carlistadas a los Cantones y al "Viva Cartagena"
Y aunque sea repetitivo, todo este lodazal "político" engorda a Vox, a una extrema derecha que en abril pasado parecía estancada y a la baja. La actitud reaccionaria de los nazional-separatistas catalanes, secundados por otros compadres y la ineptitud, incompetencia y degradación política de la izquierda favorece siempre a lo más conservador y reaccionario de la sociedad. Siempre ha sido así y continúa siendo así. Para no ir muy lejos, aunque sea algo sabido, dense una vuelta por aquellas ciudades y zonas de Francia  que antes votaban socialista y comunista y ahora votan al Rassemblement National, Agrupación Nacional presidida por Marine Le Pen.

miércoles, 6 de noviembre de 2019

¿"DEBATE"? SI USTEDES LO DICEN. ¿QUÉN GANA , QUIÉN PIERDE?

En primer lugar, la pregunta que se me ocurre es si hubo debate, o asistimos de nuevo a una colección de monólogos, de descalificaciones, unas más o menos educadas y otras más o menos groseras. Y les digo francamente que no me asustan las controversias fuertes entre posiciones ideológicas teoricamente muy diferentes, siempre y cuando salgan a relucir los problemas reales y las alternativas y propuestas concretas que hace cada organización desde sus perspectivas propias, con la voluntad de analizar y aclarar hasta donde sea posible y debatir de verdad todo lo que sería mejor para hacer frente a tal o cual problema para buscar una propuesta, consensuada o de cada organización, pero clara para la ciudadanía con sus diferentes expresiones electorales y para todo el que esté viendo y  escuchando el  debate. Queda claro, pues, que para mí es secundario quién ganó y quién perdió ya que esto es solo un incidente superficial de la política, cuando hablamos de ella de verdad. Lo interesante es que en un verdadero debate hubiera salido todo lo que está ausente desde hace mucho de la vida política.
Y como se me puede preguntar, y qué es para ti la política, muy breve y sintético digo: "La política  es analizar en común qué ocurre en la sociedad, cuáles son los problemas que afectan a las personas, y cuáles son las alternativas a ellos que ofrecen los diferentes partidos, en función del análisis y de la posición que tenga cada uno de ellos". Y aquí es donde deben quedar nítidas las opciones de cada organización en función de la ideología y del programa que defiende. O sea, ante las cosas básicas que afectan al colectivo, simplemente decir, "esto es así, no va bien por tales y cuales razones, propongo estas alternativas". 
Por lo dicho, aunque parezca simplón, es por lo que el "debate" se puede considerar ridículo, patético e inútil, tanto para encauzar el voto como para buscar las soluciones después de las elecciones. Monólogo, en el que predominó la descalificación y el tú menos o más. No es lo que necesitamos. 

martes, 5 de noviembre de 2019

PROSTITUCIÓN DEL LENGUAJE, SINTONÍA EN LA ACCIÓN


Viene a cuento de los conceptos derecha-izquierda, que utilizados fraudulentamente para deformar, engatusar y manipular en beneficio de unos intereses bastardos, o simplemente aplicados burocraticamente o de forma oportunista desde la ignorancia, sin ningún sentido de la historia, ni de la sociología, ni de la política, ni  tan siquiera de un sentido común elemental de persona adulta, unen a vividores, oportunistas y mangantes de derechas, a otros que se hacían pasar de izquierdas, o que sin necesidad de hacerse pasar se situaban en el campo de ésta. Para ir al grano y saber de qué hablo pongamos a Quim Torra y a Ada Colau de ejemplo antes de entrar a fondo en los conceptos derecha-izquierda. Una va de izquierdista y el otro de demócrata inmaculado al servicio de la "patria". Pues bien, una es  una oportunista de tomo y lomo, un descrédito para cualquier persona de izquierdas que se lo crea y actúe honradamente como tal, y el otro es un apologeta del nazional secesionismo racista con comportamienos y actuaciones fascistoides. Y no valen ya subterfugios ni medias tintas. 
Y pasemos al desarrollo de los dos conceptos, derecha-izquierda, para avanzar. Empecemos por un breve recuerdo histórico para situar cómo y cuándo nacen los conceptos derecha-izquierda. Recién realizada la Revolución Francesa de 1789, en la Asamblea Nacional de Francia se divide la posición de los participantes en dos grupos: a la izquierda  los que consideraban que el rey no tenía veto; a la derecha los que defendían que sí  lo tenía. Y desde este momento así quedó establecido: A la derecha, los partidarios del orden establecido, de las élites, de los privilegios y de las jerarquías heredadas. A la izquierda, los partidarios de la transformación de aquel régimen, con un nuevo pacto social de carácter popular. 
A partir de entonces los términos derecha-izquierda fueron utilizados de forma generalizada en el análisis de las transformaciones económicas, de los hechos y luchas sociales, de los cambios políticos y de los procesos revolucionarios. Durante los siglos XIX y XX estos dos términos políticos se cierran herméticamente en el momento de  definir, juzgar o posicionarse sobre cualquier cuestión colectiva, especialmente en la lucha de clases, en la acción sistemática por construir una vida digna para todos y todas,  en la defensa o no de la guerra para dirimir intereses diferentes  entre países o en el interior de cada país, o de la paz para el diálogo en la búsqueda de alternativas justas y válidas para todos, o en el desarrollo de derechos humanos fundamentales, como el derecho de voto de la mujer y la igualdad entre mujer y hombre en todos las cuestiones. Hemos avanzado mucho pero quedan todavía muchas cosas por reivindicar y conquistar, en nuestros países más desarrollados económica y socialmente, y ya no digamos en los países en los que, por motivos religiosos, ideologías reaccionarias y riqueza y pobreza extrema, la mujer es un burro de carga o una esclava del hombre.
Pero los términos se prostituyen progresivamente, o bruscamente en poco tiempo, cuando no reflejan realmente lo que ocurre en los planos económico, social, político o moral y se usan solo de coartada para decir que todo sigue igual y todos estamos defendiendo las posiciones de siempre ante los problemas. Actualmente los términos derecha-izquierda, además de no ser, nunca lo fueron, valores absolutos, se confunden en la mentalidad de la sociedad, e incluso son sustituidos totalmente por otros como progresista y conservador, los de abajo y los de arriba para difuminar la lucha de clases, cuando lo que antes era progresista como sinónimo de izquierdas se ha difuminado en el conservadurismo que el capitalismo ha ido imponiendo en las sociedades en función de cada momento histórico, ante la creciente aceptación de sus políticas económicas y de consumo por la mayoría, aceptación orientada por sus organizaciones, antaño sindicales y políticas netamente de izquierdas y actualmente como una pieza más del sistema, sin cuestionárselo. 
Ha habido un desarrollo económico capitalista que gradualmente ha ido imponiendo su filosofía a toda la sociedad, utilizando los profundos cambios que se han ido produciendo en las formas de producción y, consecuentemente, en el mercado de trabajo. El capitalismo ha fortalecido todos los mecanismos de control sobre la producción y el mercado laboral, imponiendo su máxima de crecer y producir al menor coste y en las condiciones laborales más precarias posibles, explotando la mano de obra en todas partes, sin excluir la mano de obra infantil, con tal de producir lo más barato posible para inundar el mercado para un consumismo irracional, en el que, en vez de contemplar las necesidades básicas, justas  e imprescindibles en salarios, horarios de trabajo y descanso, educación, salud, vivienda, transporte, respeto al medio ambiente....., se enseña a derrochar lo que sus fábricas producen y sus bancos manipulan para continuar manteniendo el control de la sociedad y los beneficios más grandes en el menor tiempo. Es la consolidación del neoliberalismo global y de su sociedad de consumo Paralelamente a ello, van procurando debilitar a la "izquierda" para que esta vaya aceptando progresivamente sus valores conservadores. Y se produce, efectivamente, un debilitamiento de la izquierda y la renuncia de esta a ejercer como tal en la defensa de las reivindicaciones fundamentales de la clase trabajadora en conjunto y al mismo tiempo orientarla, enseñarla  y organizarla en la perspectiva de un cambio social hacia una sociedad no capitalista. Una sociedad que solo puede ser de orientación socialista. Y en esta perspectiva, la izquierda que quiera hacer honor a su pasado no debe ir por el mundo como si cada una de sus tesis, propuestas y programas fuera la verdad revelada  indiscutible. La izquierda que quiera ejercer de tal debe prescindir del dogmatismo y del sectarismo y entender que en la mayoría de las sociedades actuales, los trabajadores y las personas que viven de su fuerza de trabajo material e intelectual, aunque no se organicen y voten como izquierda, tienen los mismos o parecidos problemas que los sectores que se definen de izquierdas. Es más, actualmente para avanzar hacia una alternativa más avanzada humana y socialmente, de más justicia social y dignidad, es necesaria la transversalidad de la acción para objetivos concretos comunes, pero manteniendo siempre los propios presupuestos y objetivos ideológicos y éticos. Que las contradicciones y divisiones no sean por una raya negra trazada, en la cual están del lado bueno todas nuestras ideas, alternativas y propuestas, y del lado malo lo que representa a otras opciones descartables.    
Y en ello intentamos estar las minorías que, a pesar de las dificultades objetivas y subjetivas, no hemos renunciado a contribuir a la construcción de este tipo de sociedad del que he hablado, como una necesidad cada vez más perentoria si tenemos en cuenta las necesidades comunes elementales de casi ocho mil millones de personas, de acabar con las guerras y la urgentísima exigencia de acabar con el proceso, hasta hoy imparable, de destrucción de la tierra, del mar y del aire.         

jueves, 31 de octubre de 2019

PEDRO SÁNCHEZ, EL PSOE Y LA "YENKA".

La dirección del PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza, parece que no había puesto en el programa electoral para el 10 N el federalismo y la plurinacionalidad de España, algo que aprobaron en Granada en 2013 y posteriomente en Barcelona.  Pero, hete aquí, que Iceta llama a la dirección del PSOE para que lo pongan de inmediato. Y Pedro Sánchez de forma instantánea dice que sí, que ya pensaban ponerlo, pero que todavía no habían terminado de redactar el programa y como el PSOE es un partido tan transparente alguien ha utilizado la carencia y lo ha divulgado.  
A mí me importa un bledo si ponen o no lo del federalismo y la plurinacionalidad en el programa electoral, conceptos y palabras que ya no dicen casi nada en España, como intentaré señalar, pero lo grave es que de forma periódica y permanente PSC-PSOE van a la cabeza de crear graves problemas en Catalunya y en el conjunto de España, con su querer competir con los nacionalismos en el mismo terreno de estos. 
Maragall y Zapatero  ya montaron la zapatiesta haciendo una pretendida reforma estatutaria y elaborando un Estatut que es como una Constitución, pasando de unos 50 artículos del anterior a unos 250 del "reformado", algo que en Catalunya nadie pedía por la satisfacción existente con el primer Estatut. Esto lo hizo Maragall y los que le apoyaron para competir con los nacionalistas de CiU y de ERC. Y Zapatero, ni corto ni perezoso, les jaleó para que lo elaborasen y lo enviasen a Madrid que lo aprobarían sin más. El resultado de esta operación irresponsable ha contribuido a generar lo que estamos viviendo en la actualidad en Catalunya.
¿Todavía no se han enterado PSC-PSOE de que el federalismo abstracto y una declaración solemne de plurinacionalidad no sirven de nada para calmar la fiera del nazionalismo secesionista identitario? Yo defendía el derecho a la autodeterminación como una coletilla de las tesis del PSUC y del PCE, en aquella época en que ambos partidos, escasos de elaboración teórica marxista propia y española reproducían textos desfasados y manipulados, atribuyéndoles la autoría de Lenin, y de Marx en muchos casos, algo fuera de la realidad en lo que se refería a España. Y, posteriormente, después del desarrollo de la España de las autonomías y de la derrota de ETA, sin haberse agudizado todavía en Catalunya las contradicciones políticas artificiales creadas por los nacionalistas,  justificando sus recortes sociales con el "España nos roba", ni haber quedado patente el adoctrinamiento que estaban desarrollando en las escuelas, ni la deriva dictatorial de los medios de comunicación, pensaba que el Estado Autonómico podría culminar en Estado Federal, no como una creación ex-novo, sino como concreción de lo que había, matizado en todo lo necesario. De ninguna manera, arrancar con un federalismo que lo pone todo patas arriba para buscar el encaje de todas las partes en la nueva España. O sea que llamémosla federal  para un acuerdo político de fondo como aquel que en otras circunstancias históricas más complejas y peligrosas fuimos capaces de alumbrar y hacer rodar.
Se trata de avanzar hacia la España que recoja las experiencias positivas de esta larga etapa y las potencie y proyecte hacia nuevos avances sociales y políticos, y supere y descarte las experiencias negativas que han dificultado, y dificultarían aún más, la construcción de una España hogar común de todos los que en ella habitamos y queremos para el futuro. 
No es sencillo pero es necesario e inaplazable. Y conste que no tengo ninguna confianza en la "izquierda" oficial,  aunque se llame anti independentista pero le baile el agua al independentismo, por muy fracasado que esté.   

miércoles, 30 de octubre de 2019

TORRA EN LA TELEVISIÓN DE ISRAEL. EL PUEBLO PALESTINO NO EXISTE.

Torra admira como Israel ya que "sabiendo que son nación crearon un Estado". Y afirma que muchos catalanes admiran a Israel. Estas declaraciones son continuación en el tiempo de las de Pujol, Mas y Puigdemont. 
Pujol decía desafiante en 2007 en el Knesset (Parlamento) de Israel que él se sentía sionista. Y añadía que la idea básica de pensar que son el pueblo escogido ha representado un factor potentísimo para el pueblo de Israel. Para que "su" Catalunya, otro pueblo escogido, tomara nota. El sionista Pujol ha dicho muchas más cosas.
Luego vino Artur Mas declarando en 2012 " Tengo ganas de asociar Catalunya a Massachussets e Israel". Y en 2013 en una visita de cuatro días a Israel, además de visitar Jerusalén Este, ciudad ocupada por Israel contra los palestinos, se negó a entrevistarse con ningún representante de estos, no dando siquiera respuesta a la petición que le habían formulado.
Puigdemont ha comparado a Israel con Catalunya y ha dicho que son proyectos nacionales muy parecidos. El año pasado felicitó efusivamente al Estado sionista en el 70 aniversario de su creación.
En 2015, CiU y el PP rechazaron en el Parlament reconocer el derecho de autodeterminación del pueblo palestino. 
CiU, luego PDeCAT, y ERC, con Carod Rovira a la cabeza,  ya han demostrado en diversas ocasiones su veneración por el Estado sionista de Israel y su desprecio absoluto por el pueblo palestino. Para esa banda no existe la ocupación de Palestina por el sionismo, ni tampoco los asesinatos y destrucciones permanentes. 
Todo lo anterior, que no es nuevo, ya que es conocido desde hace mucho tiempo, es simplemente para denunciar una vez más a los gobernantes sionistas de Catalunya como cómplices del crimen contra un pueblo; y, de pasada, volver a informar, aunque no sirva de nada, a los centenares de miles que les que siguen y a los palanganeros  que les secundan dócilmente que contribuyen a perpetuar a partidos y  personas que son una maldición para la humanidad, la palestina y la catalana en primer lugar. Quede constancia.   
   
NOTAS PARA ENTENDER UN POCO MÁS EL GOLPE DE LOS NAZIONALISTAS FACCIOSOS DE CATALUNYA.


Y para que no puedan engañar impunemente a tantas personas, a las que yo considero tan honradas como cuando eran franquistas sin mala fe, por aquello de que con Franco había paz y pan. Y como anécdota, recordar que si las autoridades de la Generalitat retrasan los exámenes a los estudiantes manifestantes que  incendian y cortan carreteras y vías de tren y se los harán a medida que terminen sus "labores" de generosa ciudadanía, ya hubo algo parecido en tiempos de Franco, cuando este regalaba títulos a los estudiantes que habían estado a su lado en el levantamiento. Y para aderezar eso de los cortes, Merixell Budó, Consellera y Portavoz de la Generalitat dice con cara de pena en rueda de prensa que los cortes de tren no son producto de los vándalos, sino de que el Estado no hace inversiones en Catalunya. Y se queda tan pancha, todo sigue igual. 
Vamos a ver unas cosas más y contrastar algunos datos. ¿Recuerdan ustedes cuando en mayo-junio de 2011, los indignados del 15 M, movilizados en toda España por los recortes sociales, ocuparon la Plaza Catalunya de Barcelona y fueron desalojados sin contemplaciones de ella por los mossos, siguiendo las órdenes de sus jefes, alguno de los cuales dijo aquella famosa frase "que se vayan a mear a España"? ¿Y recuerdan la reacción de unos 600 indignados que bloquearon sin violencia la entrada al Parlament, que aquel día iba a debatir sobre recortes en sanidad y educación, y Artur Mas y 30 diputados tuvieron que acceder al mismo en helicóptero? Fue una acción espontánea sobre la que los responsables del 15 M en Barcelona hasta pidieron disculpas, mientras diputados de CiU lo denunciaron como "golpe de Estado encubierto" y La Generalitat pedía 3 años de prisión  para los cuatro que consideraba cabecillas y El Parlament para 30 participantes. Finalmente, la fiscalía, el sindicato de extrema derecha Manos Limpias como acusación particular, y la Generalitat y Parlament pidieron entre 3 y 8 años y una multa de 150.000 euros. 
Pueden comparar ustedes lo que hicieron aquellos indignados del 15 M y porqué lo hacían y lo que han hecho y continúan haciendo, año tras año, los jerifaltes del procés y de la autodeterminación, podridos del dinero que roban y derrochan. En Catalunya desde el saqueo de Banca Catalana por Pujol y socios, perdonado y olvidado por diversas razones que no vienen al caso, frente a la opinión del fiscal Carlos Jiménez Villarejo y de los jueces, continuando con el robo sistemático realizado durante más de 20 años por el Presidente de La Generalitat, sus más próximos servidores, Alavedra y Prenafeta entre otros, y la misma CiU, y sin haberse ni  tan siquiera desarrollado una elemental investigación por la comisión del Parlament, con el silencio cómplice de CiU de ERC y la CUP.
Los nacionalismos, sean español, alemán o francés, son malos y peligrosos en cualquier circunstancia y, en concreto, el secesionista catalán del que hablamos, además de peligroso es radicalmente egoísta y significa sumarse a las regiones más ricas que no quieren saber nada de las más pobres o necesitadas de desarrollo económico y social, como queda patente con los casos de Flandes en Bélgica, Escocia en Gran Bretaña, la Padania en el norte de Italia...etc. El nacionalismo es viejo y se repite históricamente y cae siempre en el populismo para engatusar mejor a las masas que han dejado de ser pueblo que piensa. Y queda claro que una máxima les guía a todos ellos: Cuánto más tenemos, más frustrados estamos y, en consecuencia, lo queremos tener todo, sin que ni una migaja contribuya al desarrollo económico y social de las zonas más necesitadas de cada país. En Catalunya, para explicar los recortes que la Generalitat puso en marcha a partir de 2010 para hacer frente a la crisis-estafa neoliberal que se inició en EEUU y golpeaba a todo el mundo, las autoridades catalanas recortaron derechos laborales y sociales a mansalva y privatizaron sectores importantes de la sanidad y educación públicas al grito de "España nos roba". E iniciaron el proceso que vivimos de salir a la calle contra la España que roba y por la independencia de Catalunya, para acceder a través de ella al paraíso social con el cual engatusaron a muchas personas,
No debemos tratar tanto de entender los contenidos de la causa que dicen defender, que están fundamentadas en historietas inventadas y que conducen siempre al desastre, sino que se trata de entender que es un movimiento irracional conservador y reaccionario sin escrúpulos, impregnado como todos los nacionalismos de un  carácter religioso-identitario y egoísta que para imponer sus intereses aplasta y despoja de sus identidades a todos los que no comulgan con sus ideas, espolea, impulsa y justifica la violencia porque así el mundo nos ve, corta carreteras y vías de tren con el beneplácito de las autoridades que no gobiernan y lo arruinan todo y deciden cuando hay clase o no.
Me ahorro mi opinión particular sobre todos los responsables de esta situación que puede acabar mal y a los que en otros países democráticos de nuestro entorno no se les hubiera permitido llegar tan lejos en el desprecio de la sociedad a la que pertenecen.       

sábado, 26 de octubre de 2019

(Publicado en La República en octubre 2019)
"HO TORNAREM  A FER". NO HICIMOS NADA  PERO LO VOLVEREMOS A HACER. 


Lo que me asombra más de todo esto, con asombrarme todas las barbaridades, historietas y  embustes que dicen personas adultas, es que haya otros centenares de miles qe personas que se lo crean, defiendan y salgan a la calle. Aunque no sean tantas como salían antes, o que decían salir, nunca bajando sus números del millón. A pesar de lo dicho, entiendo lo que hacen y dicen los jefes, hay muchos/as que viven muy bien del cuento con sueldos de rico o utilizan el tinglado para sus negocios, pero no entiendo muy bien lo que hace la masa. Sí, entiendo que una masa amorfa siga sus consignas y órdenes por aquello de que cuando el pueblo se convierte en masa, vienen los demagogos y la hornean, como denunció El Roto hace tiempo en uno de sus "chistes". Y así vemos en las calles multitudes muy expresiva de esta clase media trabajadora desclasada convertida en masa adobada, que nunca antes, ni los que son más viejos en ella hicieron nada contra el franquismo, o incluso defendían que con Franco pan, paz y trabajo, ni sus hijos y nietos en democracia, habían salido a la calle en defensa de sus reivindicaciones y por una perspectiva de sociedad no capitalista y neoliberal como la que aceptan, ni contra las guerras y por la paz. También queda claro que después de muchos años de adoctrinamiento reaccionario en las escuelas, al más puro estilo franquista, muchos jovencitos salen a la calle imbuidos de historietas que los hacen héroes de comic, sin haberse enterado de nada. Y más claro aún, que los medios de comunicación- propaganda del régimen pujolista son capaces de imitar y superar a los de la Dictadura franquista en cuanto a mentir y lavar el cerebro y tienen un relativo éxito.
Lo de esta pasada semana en Catalunya, y especialmente en Barcelona, es una muestra más de la degradación moral y política de estos aventureros que, a pesar de estar derrotados en todas las quimeras y locuras que han puesto en marcha, son capaces de impulsar a muchos jovencitos  de escuela a salir a la calle a gritar, vociferar, quemar contenedores, romper escaparates, amenazar a la gente e incluso agredir y pegar a muchas personas que les recriminan estas actuaciones. Y si no fuera suficiente con los que Torra y su gobierno y socios impulsan con su "apreteu" (apretad), dirigido a los niñatos y personas mayores que han pasado de la pasividad eterna al movimiento continuo para no ir a ninguna parte, estimulan la llegada de grupos organizados especialistas en la Kale Borroka en Euzkadi, y en otras zonas de España y de Europa. Son el fascioacratismo de toda la vida que no ha hecho nunca nada útil para los trabajadores, para los jóvenes y para los viejos, que no organiza la movilización contra las guerras y que se carcajea de la solidaridad de los que no hace mucho tiempo, y aún hoy aunque menos, habían defendido con sus luchas el internacionalismo entre todos los trabajadores, en España y en el mundo. Ahora son necesarios cuatro incendiarios y destructores en Barcelona para aprovechar la ocasión que les brindan los energúmenos del secesionismo con la excusa de los "presos políticos", es decir de los políticos delincuentes que fueron condenados por vulnerar todas las leyes, Constitución y Estatut d´Autonomía en primer lugar, y los más elementales comportamientos democráticos. 
Todo esto lo preparaban una minoría desde hacía muchos años y lo hacían en serio desde 2010 que con la crisis-estafa recién llegada, no encontraron otra forma de pagarla que reduciendo derechos económicos, laborales y sociales, recortando, privatizando y vendiendo servicios públicos, dando el ejemplo a la España del PP o del PSOE para que hiciera lo mismo, como así fue. Y para justificar sus recortes inventaron el célebre "ESPAÑA NOS ROBA" y pusieron en marcha los 9 años de agitación  nazional-independentista, aumentando de año en año los objetivos hasta que se pegaron la hostia en 2017. Y mientras tanto surgió la noticia tan callada durante 30 años, pero conocida por muchos y denunciada por Maragall, que luego se calló, de que la Generalitat y CIU  y aledaños cobraban, es decir robaban, comisiones mínimas del 3% para conceder obras. Y en 2014 salió que Jordi Pujol y su familia se habían hecho de oro saqueando y llevando el dinero a los paraísos fiscales. Previamente, Lluis Prenafeta, Secretario de Presidencia de Jordi Pujol y Macià Alavedra, ex consejero de Economía de la Generalitat, ya fueron detenidos por su implicación directa en el caso de corrupción urbanística conocido como Pretoria. 
En 2017 toda esta aventura reaccionaria de los nazional-independentistas culminó en septiembre en el Parlament, aprobando unas leyes que vulneraban el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial y convertían Catalunya en una Dictadura, que permitía la persecución de los disidentes y que liquidaban una Constitución Española que habían aprobado el 90 % de los votantes catalanes y echaban a la papelera el mismo Estatut. Fue  un golpe de Estado Institucional, apoyado en la calle por las movilizaciones que impulsaban desde todos los medios institucionales y de comunicación. Y lo hacían muy en serio, a pesar de que sus prácticas chapuceras demostraron hasta qué punto estaba Catalunya "gobernada" por unos inútiles aventureros políticos y embusteros compulsivos cómicos. Y esto no se cortó políticamente a tiempo, mirándose los antiguos socios de reojo, PP y CiU, hasta que el 8 y el 29 de octubre salieron, salimos a la calle centenares de miles de personas rompiendo el silencio y denunciando sus políticas dictatoriales. Y Puigdemont acusó el golpe, teniendo que aceptar que la calle no era solo suya, aunque continuó con la chapuza hasta que se aprobó el 155.
Lo demás es conocido. Detenciones, huídos, hasta desembocar en el juicio celebrado hace unos meses por el Tribunal Supremo. Una actitud francamente peculiar por la mayoría de los acusados, que si antes gobernando parecían caciques prepotentes, en el juicio eran corderitos. Eso sí, a pesar de hacer un paripé que daba vergüenza política  ante las preguntas, como buscando la complicidad o la piedad de los juzgadores, acabaron con el célebre "No hem fet res, però ho tornarem a fer" (No hemos hecho nada pero lo volveremos a hacer). Y se hizo pública la sentencia el pasado lunes, 14 de octubre de 2019. La sentencia es matizada, delito de sedición y no de rebelión, adecuada para contribuir a avanzar en la solución del problema. No hay ni impunidad ni revancha. Funciona, a pesar suyo y de muchos cantamañanas de la  progresía de salón, el Estado de derecho, con todas las imperfecciones y arbitrariedades que hay en muchos otros estados democráticos, lo que significa que la sociedad, en esto, en la Constitución y en las leyes y en todo lo que sea mejorar el funcionamiento colectivo debe continuar trabajando, planteando y exigiendo soluciones. Pero esto solo es posible acatando la ley y condenando sin paliativos la violencia que han desencadenado esta pasada semana y quedando claro que cualquier diálogo y negociación solo son posibles en el marco de las normas democráticas de las que nos hemos dotado: Constitución, Estatut y lo que se deriva de ellas. 
Antes de terminar no tengo más remedio que hablar de las actitudes de los dos sindicatos mayoritarios: CCOO y UGT. Es lamentable que CCOO y UGT de Catalunya, con el silencio y la tolerancia de las Confederaciones estatales, continúen su tarea de peones del nacionalismo y del independentismo. Hace tiempo que se han convertido en palanganeros del régimen contra los intereses de todos los trabajadores y trabajadoras. Yo, y unos cuantos más que vivimos la creación, el desarrollo y la consolidación de CCOO sentimos vergüenza ante este comportamiento y tristeza ante la necrosis moral y sindical que padece lo que fue un gran sindicato de clase.  

viernes, 25 de octubre de 2019

SOBRE LAS LLAMAS REVOLUCIONARIAS VERDADERAS O FALSAS. 


Después de que algunos apologetas del secesionismo, y otros despistados, comparasen en diversos sitios la Semana Trágica de 1909, con la mascarada violenta y destructiva vivida en Barcelona y Catalunya los últimos días, uno siente vergüenza ajena por los que  haciendo gala de ignorancia histórica elemental, o de tergiversación y manipulación de los hechos en caso de conocerlos, y de utilización reaccionaria de los mismos por la causa del golpismo secesionista, son capaces de comparar un hecho histórico desarrollado por el movimiento obrero y las fuerzas progresistas  con las algaradas llameantes de los niñatos hijos de papa y de los profesionales abertzales del odio, secundados por los torcidos desechos europeos de la ira sin causa.
La semana Trágica, del 26 de julio al 2 de agosto de 1909 fue una reacción de los trabajadores contra el decreto del gobierno conservador y reaccionario de Antonio Maura de enviar tropas de reserva a Marruecos para enfrentarse a los cabileños que se habían levantado contra el intento de construcción de un ferrocarril de Melilla a las minas de Beni Bu Ifur de capital francés y propiedad española, una sociedad controlada por la familia del conde de Romanones y la Casa Güell, que era una penetración en todo el territorio de las empresas que representaban los grandes intereses  de los ricos capitalistas y feudales españoles. Ante la protesta y levantamiento de las cabilas, el gobierno no se lo pensó nada y  decidió enviar más tropas. Los soldados forzados eran obreros, padres de familia muchos de ellos, que eran el único sustento económico de esta. Los hijos de los ricos y pudientes se libraban pagando 1500 pesetas de la época, una verdadera fortuna para un obrero, quedando claro una vez más que son los trabajadores con su trabajo los que se mantienen a si mismos, acumulan grandes beneficios para los ricos patrones y van a la guerra por ellos.
Ante esta situación las embrionarias organizaciones obreras, de orientación mayoritariamente anarquista, convocan una Huelga General de verdad, que no tiene nada que ver con las pantomimas convocadas por los burgueses catalanes de La Generalitat y del procés y sus "sindicatos" amarillos  y de vividores sin oficio ni beneficio. En 1909 la huelga prendió en todos los barrios obreros de Barcelona, convirtiéndose en una gran movilización contra los intentos del capital y su gobierno que, de forma inmediata, inició una dura represión. En el proceso hubo 78 muertos, 75 civiles y 3 militares, 500 heridos, 112 incendios, 80 en edificios religiosos, millares de detenidos, 175 desterrados, 59 cadenas perpetuas. Y como colofón, 5 condenas a muerte, que se ejecutaron de inmediato, entre ellas las del pedagogo anarquista, fundador de la Escuela Moderna, Francisco Ferrer Guardia. 
Independientemente de si se está de acuerdo o no con todo el proceso de la Semana Trágica, incluidos actos de violencia y quemas de edificios, el caso es que aquello se inició y fue una verdadera reacción obrera y popular contra las políticas reaccionarias, imperialistas  y belicistas del gobierno conservador de Antonio Maura y de los intereses económicos y políticos a los que servía. Comparen si tuvo algo que ver con las aventuras reaccionarias de la actual Generalitat de Catalunya. En todo caso habría una similitud si las movilizaciones y huelgas de verdad se realizasen contra las aventuras conservadoras, de ruptura de la convivencia y de imposición autoritaria de las mentiras sobre la vida colectiva, ejecutadas por La Generalitat contra el pueblo que no comulga con su racismo identitario ni con sus métodos fascistizantes.    

domingo, 20 de octubre de 2019

PARAR EL NAZIONAL FASCIO ACRATISMO CATALÁN ES TAN URGENTE COMO PARAR EL CRECIENTE FASCISMO ESPAÑOLISTA. SE ALIMENTAN MUTUAMENTE.


Y que nadie de buena fe y con algún conocimiento de política se engañe: lo de estos días de  Barcelona ni es una revolución social para que las clases trabajadoras accedan a condiciones más dignas de vida en una republiqueta de cartón-piedra, ni la defensa de libertades y derechos democráticos vulnerados. Es, además de ser un movimiento profundamente reaccionario en la historia, en la nuestra y en la europea, impulsado por los máximos defensores en España del neoliberalismo más depredador, liquidadores de derechos laborales y sociales, primeros privatizadores de la sanidad y la educación públicas y de todo lo que sea negocio, anticomunistas, belicistas y sionistas, un acto continuado de barbarie humana y social, contrario a la unidad y solidaridad internacionalista entre los trabajadores, cultural y políticamente nefasto. Es una muestra más del pensamiento más retrógrado, hermanado a los que en Europa, representan lo peor de la especie humana moderna que por ello lo apoyan. Salvini fue un ejemplo, como lo son los nazis flamencos, entre otros.
Y mientras los netamente reaccionarios y racistas defienden y aplican hasta donde pueden sus políticas y llaman a la insubordinación anti democrática, convocando en las calles de Catalunya a los vándalos de todas partes para que incendien Barcelona y aterroricen a todo dios que se deje amedrantar, los que indecentemente se llaman de izquierdas les apoyan adoptando una estética de progresismo de hijos de la burguesía. Son los cenutrios y oportunistas que en nombre de la izquierda y el progreso contribuyen a impulsar los desastres civiles yendo a sus ritos fascistoides, ritos que rememoran otros tiempos, publicitan sus mentiras y se ciscan hasta en lo más elemental del sentido revolucionario, prescindiendo, como no, de las tragedias históricas que esas actitudes han contribuido a producir.