jueves, 12 de septiembre de 2019

MÉXICO, LÓPEZ OBRADOR, BOLSAS DE CADÁVERES. VIOLADOR EN SERIE.

Han encontrado 119 nuevas bolsas de cadáveres en una fosa en Zapopán en el Estado de Jalisco. Desde diciembre de 2018 ya han descubierto 78 fosas llenas de restos humanos en Jalisco, en donde reina Mencho, jefe del cártel Nueva Generación, uno de los más criminales de México. Desaparecen niños y niñas, mujeres, estudiantes, policías, periodistas y el mundo se entera por encima como si fuera un fenómeno natural mexicano, y EEUU y la UE no se enteran, absortos como están en contar "torturados, lisiados y asesinados" en Venezuela.
Y parece que el Presidente López Obrador tampoco se entera porque continúa la matanza interminable de personas en el país que gobierna y él está enfrascado en que España, la del 2019, pida perdón a México por asesinatos, violencias y desaguisados cometidos hace 500 años. Ver para creer. México tiene cuerpos de policía, ejército, servicios de información que, de vez en cuando algunos de sus miembros también sufren en sus carnes el zarpazo del terrorismo. Pues bien, Señor López Obrador, este es, junto a otros, como por ejemplo exigir a España, a la UE, a la derecha sudamericana y a EEUU, que dejen de apoyar al golpista Guaidó en Venezuela, y solicitar de España toda la colaboración para hacer frente  al problema actual y real, urgente y trágico, de la violencia y el terror contra su pueblo. Déjese de historietas de hace siglos en los que conquistas y brutalidades de unos y otros eran moneda terrible pero cotidiana y común.

Y aquí, más cerca, a pesar de que el pasado 11 de septiembre la inercia  de los secesionistas catalanes se mantenga a la baja, todavía interesa a unos centenares de miles que salen a la calle a escuchar los cuatro exabruptos e historietas infantiles de sus jefecillos.
Y mientras, en Albalote, en la provincia de Málaga, a un violador en serie, el profesor Juan Carlos Gómez Ruíz, condenado a 271 años de cárcel por 13 violaciones consumadas de sus alumnas y 11 intentos, se le concede el tercer grado y es puesto en libertad por orden del juez, a pesar de que los psicólogos digan que no está preparado para reincorporarse libremente a la sociedad, reiterando su opinión negativa mantenida en varias ocasiones. Las leyes buenistas, defendidas, entre otros, por los progres de izquierda, permitirán a esta persona que ahora pida y consiga la libertad absoluta en poco tiempo y el que fue uno de los más brutales depredadores sexuales podrá campar de nuevo a sus anchas. Espero que no se tenga que lamentar de nuevo.         

Y menos mal  que en Móstoles, la alcaldesa Noelia Posse del PSOE, ha renunciado a que su hermana ocupe un alto cargo en el ayuntamiento, retribuido con 52000 euros al año, después de las acusaciones de clientelismo familiar que le han llovido de todas partes. El clientelismo, del que la derecha ha sido y es su gran avalador, no es, sin embargo, un patrimonio exclusivo de la derecha derecha.También chispea en la izquierda "alternativa", y mucho más en la  moderada, o sea en el PSOE.

martes, 10 de septiembre de 2019

(PUBLICADO EN LA REPÚBLICA.ES EN SEPTIEMBRE 2019.)

POLÍTICA, RETÓRICA, PENSAMIENTO, PRÁCTICA. MARX.


La política debe sustituir plenamente a la actual retórica predominante, no solo aquí, sino en general. Frente a la politiquería de cambios abstractos, sobre todo en las campañas electorales, que luego no tienen ninguna traducción en la realidad y llenan los cestos de papeles de las promesas incumplidas, se debe recuperar o imponer el carácter democrático y transformador de la política en su sentido social y cultural profundo, frente a la burocratización cada vez más acusada y coincidente del contenido del debate entre ideologías teóricamente diferentes y enfrentadas. Ideologías que en la práctica defienden un mismo modelo de sociedad, aunque unos y otros se acusen de conservadores y, a veces, hasta de reaccionarios o fascistas, por un lado, o de estalinistas, inmorales y destructores de la sociedad, por el otro. En consecuencia con lo dicho, solo la concisión en análisis y prácticas políticas honestas, basadas en las alternativas y propuestas que defiende cada organización politica, dará resultados positivos valorables. En lo que atañe a los que nos consideramos comunistas, o socialistas y gentes de izquierda en ejercicio, no veo yo otra forma de actuar si queremos aplicar en la práctica lo que defendemos en los papeles y en los discursos, ser capaces de derrotar en lo concreto a las derechas en la perspectiva de que permanezcan permanentamente en la oposición y se puedan realizar políticas gradualmente más sociales al servicio de la juventud, de los trabajadores y de los sectores populares. 
Y para avanzar en esa línea, no hay otro camino que ir, o volver, si consideramos que alguna vez hemos estado en ellas, a las fuentes del conocimiento que nos orientan e indican la via: en economía y sistemas productivos, en el capital como poseedor de la riqueza creada, en el trabajo y su organización en condiciones de explotación y precarización; en el desarrollo y mejora de los servicios públicos y derechos sociales, especialmente en salud, educación y vivienda; en las libertades, en la solidaridad internacionalista de trabajadores y pueblos, en la lucha contra las guerras imperiales y de dominio y en la defensa de la paz como un bien común. En resumen, una España más justa y solidaria, unida en la diversidad y que mande al desván de la historia del siglo XIX, como mínimo, a los nuevos caciquismos que se levantan y quieren imponer a partir de historietas sobre identidades singulares, que liquidan, o quieren liquidar, la unidad e internacionalismo de la clase trabajadora y su perspectiva de emancipación social.  
Y como del sistema económico que se impone emana la organización de toda la sociedad, en cada nación y en general, pongo al marxismo y a Karl Marx en el centro del núcleo de pensamiento y práctica revolucionaria, de cambio económico  y de transformación de las actuales relaciones de poder y división social, en prácticas de colaboración por un objetivo colectivo. 
En primer lugar, se trata de entender qué y cómo produce el sistema dominante y enfocar una alternativa al mismo ya que este ha dado de si toda su utilidad práctica en el desarrollo de las fuerzas productivas y queda todo lo malo y negativo de un sistema fundamentado sobre la explotación en busca del máximo beneficio en el menor tiempo posible, sean cuáles sean los problemas o desastres humanos, sociales o de destrucción ambiental que produzcan. ¿Qué hacer y cómo hacerlo? Volviendo al marxismo, conocer y divulgar el pensamiento y la acción no como algo de minorías para salvar a la "mayoría indefensa", sino con el horizonte de que la humanidad es un destino común, y por ello el capitalismo, incluso cuando crece y obtiene grandes beneficios, no solo no es la solución ya que establece aún más diferencias sociales, sino que las soluciones solo pueden venir de un desarrollo productivo global basado en la producción necesaria y controlada para el bienestar común, en beneficio de todos. Todo esto no es nada nuevo, es viejo, se conoce y se ha defendido durante un largo período de lucha en defensa de los intereses obreros y populares por los representantes de la izquierda, llegándose progresivamente a la deriva cultural y a la pérdida del sentido revolucionario, o transformador, aceptándose en la práctica el pensamiento, el lenguaje y el tipo de sociedad de los que, por las políticas que imponen, son enemigos de la humanidad como colectivo humano. En consecuencia, el marxismo en sus orígenes, lo que elaboró Karl Marx en sus estudios, análisis y teorías sobre la realidad económica y social más concreta y pegada al terreno del conocimiento, purgado de las excrecencias librescas, burocráticas, dogmáticas y oportunistas posteriores, es el método más válido y útil para avanzar hacia una nueva sociedad basada en:
a.- No al beneficio privado, sino a la producción útil.
b.- Reducir las desigualdades en general y evitar que crezcan.
c.- Enseñar que las necesidades colectivas y personales forman un todo que cimienta y construye la relación común.
Conclusión: leer, conocer, aprender, aplicar. Conocimiento, organización, compromiso y voluntad de llegar hasta las últimas consecuencias en la construcción de una sociedad socialista, sin la cual no hay alternativa civilizada para la humanidad. 

Paco Frutos Gras.  (La República.es  Septiembre2019)        
    

domingo, 8 de septiembre de 2019

BUCH Y LOS "MOSSOS". 17 SISTEMAS EDUCATIVOS.
(Dos notas del día 8 de septiembre, tres días antes del desfile)


Miquel Buch, Conseller d´Interior de la Generalitat, acaba de decir que no puede hacer frente a la inseguridad que invade zonas de Barcelona y de Catalunya porque "No puedo contratar más mossos porque el Estado me debe dinero". Y habla de la necesidad de 2000 mossos más de forma inmediata. Y Buch continúa su rifi rafe con Ada Colau, achacándola, también, la responsabilidad de la inseguridad de Barcelona, algo que aquella, a pesar de ser muchas veces palanganera de las manifestaciones y políticas nazional-secesionistas, rechaza  "dignamente". 
Yo, con el afán de ser útil y contribuir a la solución del problema de la inseguridad, en beneficio de todos, me permito hacer una sugerencia sin ninguna intencionalidad perversa: veánse los fondos de buitre que hay, o pueden haber, en Andorra, Panamá o Las Antillas, derivados de los ingresos desviados de la familia Pujol y aledaños hacia esas zonas exóticas cuando tenían carta blanca para ello y repatríense a "La Republiqueta", acaben con los múltiples derroches de unos y otros dirigentes y los sueldazos de los colaboradores, cargos y carguillos que secuestran las instituciones, y empiecen una nueva fase en la que pueden participar, también, las arcas del Estado en la solución de los problemas de inseguridad. Seguro que se pueden hacer más cosas, yo aporto gratis estas ideas.

17 SISTEMAS EDUCATIVOS. 
Lo que hay en España es una especie de sistema federal caótico, enfrentado, sin instituciones federales concretas y eficaces para analizar las necesidades colectivas teniendo en cuenta las diversas pluralidades territoriales, económicas y sociales, debatir y ponerse de acuerdo en las principales propuestas de carácter general en los fundamentales asuntos colectivos que se deben potenciar, mejorar o cambiar y en los que  debe haber una misma línea común, con igualdad de derechos y deberes y la potenciación de lo público en las materias básicas: educación general, historia, geografía, ciencias, matemáticas..., (no puede continuar habiendo 17 sistemas educativos diferentes y, a veces, enfrentados), sanidad, servicios sociales, pensiones, formación de la niñez, vivienda, seguridad, relaciones internacionales....  
Yo, vista la experiencia y teniendo en cuenta errores y aciertos del sistema autonómico español, en teoría casi federal en el sentido caótico del que escribo al principio, me inclino por una revisión a fondo de todo el sistema, para coordinar, unificar y dotar de contenido y recursos todas las necesidades comunes, potenciar lo positivo y descartar y superar progresivamente todo lo que ha resultado negativo. No se trata de defender y avanzar hacia un sistema federal ex novo, esto lo descarto totalmente, sino llegar a un final de etapa y continuar en sentido unitario colectivo. Creo que es la mejor forma de avanzar hacia una alternativa común unitaria, teniendo en cuenta las experiencias y sin entrar en un debate camuflado en la defensa de un federalismo abstracto para ponerlo todo patas arriba, por un lado, ni en la defensa de un centralismo anulador de la diversidad y pluralidad, por el otro.     

martes, 3 de septiembre de 2019

 MARX, IMPRESCINDIBLE PARA ENTENDER QUÉ PASA.

A propósito de la reciente muerte del sociólogo y marxista, o sociólogo marxista si prefieren, Emmanuel Wallerstein, se han escrito artículos y trabajos diversos sobre su trayectoria humana, intelectual y política, que han despertado mis ganas de escribir algo en recuerdo a lo que representó y mantener viva la memoria de su pensamiento y proyectarla hacia el presente y futuro, para que nos ayude a alumbrar zonas oscuras, dogmáticas, claudicantes, o, sencillamente, librescas y publicistas del pensamiento y de la práctica marxistas, utilizadas casi siempre burocráticamente cuando no se tiene nada que decir o hacer. Todo ello, independientemente de la opinión que nos merezcan el conjunto, o una parte, de los análisis, teorías y propuestas de sus obras.
La primera conclusión que saco de la elaboración de Wallerstein es la urgente necesidad de poner a Karl Marx en el centro del pensamiento y de la práctica económica y política para entender gran parte de lo que ocurre actualmente en el mundo y para enfocar una perspectiva de solución a los gravísimos problemas a los que estamos enfrentados la humanidad, en esta fase de máxima degradación del sistema capitalista en todos los parámetros en los que continúa imponiendo su dominio. Y para poner a Marx en el centro es imprescindible aprender desde Marx, leerlo, estudiarlo, conocer a fondo cada uno de sus análisis, de sus teorías, elaboraciones y propuestas ante la realidad que estudiaba en cada momento y sobre la cual no solo hacía teoría, sino también práctica.
La primera conclusión, leer a Marx, estudiarlo y divulgarlo en todas partes: en las empresas y colectividades obreras, en los centros de estudio, empezando por dar la batalla para hacerlo en los colegios, institutos y universidades, en los barrios populares. Fijaros si es tan de cajón lo que digo, que incluso al inicio de la crisis-estafa que hemos vívido desde el año 2007 y, especialmente, a partir de uno de los desastres económicos más grandes de la historia económica del capitalismo, el derrumbe y la desaparición el 15 de septiembre de 2008 de Lehman Brothers, los dirigentes políticos y económicos del capitalismo volvieron a desempolvar los textos de Marx para saber qué había pasado. Naturalmente, no para buscar alternativas marxistas, sino para intentar comprender qué pasaba, a la luz de las sólidas y profundas elaboraciones de Marx en torno a las más concretas realidades económicas analizadas por este.
A nivel general, Wallerstein ilustra algunas cuestiones a tener en cuenta. Por ejemplo, que se debe poner en primer lugar del debate la reflexión de que la solución de los problemas generales vendrá de comprender que la humanidad tiene un destino común y no de la buenas voluntades internacionales, ni de la subordinación capitalista al beneficio económico creciente, sino del desarrollo del aparato productivo global para beneficio de todos frente a los de las fuerzas financieras y militares como ahora. Y como conclusión, que la única perspectiva es el socialismo. Tres apuntes para avanzar a ello:
1ª.- Decisiones económicas para utilidad social, no para beneficios.
2ª.- Reducir las desigualdades y no aumentarlas.
3ª.-Libertades personales y colectivas enraizadas material y socialmente y no depender del capricho de los estados.

Todo lo que acabo de escribir tiene únicamente el sentido de contribuir a ir creando esta realidad de la que hablaba Marx, sin hacer de Marx nuestro santón, con retóricas desgastadas y fraudulentas, sino utilizar su pensamiento para avanzar en la perspectiva del socialismo.      
  
LA IZQUIERDA CONTINÚA SU DESTRUCCIÓN. FRANCIA.

52 diputados franceses de diverso pelaje político entre los que están el jefe de la Francia Insumisa, Jean Luc Mélenchon, y el máximo dirigente del otrora importante PCF, en teoría la "izquierda real", han suscrito un papel de apoyo a los golpistas independentistas catalanes que esperan sentencia, denunciando a la justicia española por perseguir a los demócratas que solo ejercían, o querían ejercer, el derecho a voto. Ya en otras ocasiones han acusado al estado español de perseguir a los secesionistas por ejercer sus derechos. 
En primer lugar es curioso ver a comunistas, parece que ya muy lejanos de la teoría y de la práctica internacionalista, defender a nacionalistas, no importa que sean de derechas, de centro derecha,  o se camuflen de izquierdas, como sus nuevos aliados en la historia. Y sorprende más si cabe que los siempre jacobinistas franceses más centralistas que Don Pelayo y defensores de la sagrada unidad de la nación francesa defiendan en este caso a los nacionalistas catalanes. Es cierto que en esta deriva no están solos ya que forman parte de los nuevos defensores del nazionalseparatismo catalán cada vez más izquierdistas de salón sin salón, como Die Linke alemana, el grupo de la Izquierda Unitaria Euopea, dicen también que incluso el PC de Portugal, algo que me sorprendió de verdad. Si a cualquiera de ellos les dices que las regiones francesas de Languedoc, Córcega o Aquitania..., pueden separarse de Francia; o Alentejo, Algarve, Norte..., de Portugal; o Baviera, Hamburgo, Hesse..., de Alemania; o Los Llanos, Zuliana o Cordillera Oriental...., de Venezuela ya que los abertzales españoles campan allí como quieren y se defiende y apoya que todas estas regiones  tienen derecho a separarse del estado en que están desde hace mucho si ello apetece a una parte de sus ciudadanos, independientemente de lo que digan constituciones y demás zarandajas, veremos la respuesta que nos dan  los autodeterministas de todo pelaje que parece que con sus acciones políticas insensatas hayan olvidado cómo se desarrolló y terminó la Europa previa a la Iª Gran Guerra de 1914-18 y a la IIª de 1939-45. A la historia vale más tenerla en cuenta siempre, estudiarla y sacar experiencias para no repetir los errores que condujeron a desastres, y aprovechar todo lo de positivo que ha dado en beneficio de la humanidad.
Que se enteren esos diputados franceses ignorantes hasta de su propia historia.