miércoles, 21 de noviembre de 2018

EL PP, CASADO, COSIDÓ, SUMA Y SIGUE. 


Que son de derechas vale, ya lo sabíamos. Que por serlo dicen cosas referentes a economía, política, cultura, historia y educación..., con las cuales no coincido ni puede coincidir nadie que se sienta de izquierdas y que, por tanto, se deben denunciar y combatir social y políticamente, está claro. Que se pueda llegar a acuerdos de todos los partidos, incluido el PP, para cuestiones de bien general, vale. Pero que sean tan torpes e inútiles para expresar y defender sus ideas y propuestas o, simplemente, para hacer la más elemental acción política, hasta me ofende. Yo siempre preferiré que mis adversarios políticos sean inteligentes, que tengan una dialéctica conservadora pero que actúen para defender las ideas más contrarias a las mías de una forma que no abochorne a los asnos. 
Lo anterior viene a cuenta de que a Ignacio Cosidó, director general de la Policía Nacional durante tres años, amén de haber ostentado otras responsabilidades políticas, se le ocurre enviar mensajes a sus diputados y senadores comunicándoles que no se preocupen nada porque el PSOE tenga 11 representantes en el Tribunal Supremo y el PP esté en minoría con 9, ya que la presidencia recae sobre Manuel Marchena, que es un representante del PP. Así de zafio, lo que provoca la inmediata dimisión de Marchena como presidente de este tribunal y la ruptura del acuerdo entre el PP y el PSOE. O sea, que además del caciquismo que representa la elección entre los dos partidos de todos los representantes del Tribunal Supremo, sin buscar un acuerdo político democrático en el que participen todos las organizaciones de carácter constitucional, algo básico para la elección de organismos de esta importancia, Cosidó aún se jacta de lo hábil que son en los tejemanejes de las instituciones. Si son un poquito más torpes no nacen. 
A nadie extrañe que la política sea vista cada día más como algo extraño, un juego de intereses partidistas y personales alejada de los problemas reales de la gente y, muchas veces, hasta grotesca. Y aunque esto afecte a todos los partidos, hoy tocaba hablar de la última cacicada frustrada.

martes, 20 de noviembre de 2018

PUBLICADO COMO COMENTARIO MÍO EN FACEBOOK.

Francisco Frutos Gras Las ideas que yo defendía y de las cuales soy corresponsable, eran erróneas en todo lo referente al derecho de autodeterminación de los pueblos aplicado a la realidad española. Repetíamos como loros, citándolo mal y tergiversándolo, conceptos utilizados por Lenin en un contexto que no tenía nada que ver ni con la realidad española ni con la de la inmensa mayoría de Estados-nación formados. Ya Rosa Luxembourg, con la cual estoy de acuerdo, polemizó con Lenin sobre el derecho de autodeterminación ya que consideraba que no podía plantearse de la forma genérica que se planteaba porque creaba equívocos. Marx y Engels en el siglo XIX ya habían dicho cosas rigurosas sobre los nacionalismos burgueses y lo que representaban de reaccionario, también en España. El PCE-PSUC se limitó a repetir lo del derecho de autodeterminación como coletilla sin más análisis y cayendo cada vez más en posiciones seguidistas del nacionalismo. Incluso los arribistas del actual grupúsculo del PCE citan cosas de Dolores para demostrar que todos nuestras/os santones lo defendían, pero si alguién escucha el discurso de Dolores de despedida de las Brigadas Internacionales, entre otros muchos, ni una sola vez deja de pronunciar el concepto de España, no Estado español como repiten los actuales cenutrios del PCE. Yo asumo la propia responsabilidad en haber mantenido y defendido una ficción durante mucho tiempo sin profundizar en conceptos aplicados a la realidad española, incluida Catalunya. Pero eran otros tiempos y había unas urgencias que evitaban la profundización de los asuntos y teorías que figuraban burocraticamente en nuestros papeles. Actualmente los dos únicos derechos a la autodeterminación existentes que percibo y reconozco son los del Sahara y de Palestina. Lo demás son cuentos con los cuales no quiero saber nada, ni con los que los crean y promueven el secesionismo, (Pujol, Mas, Puigdemont, Torra, Junqueras, Tardà....., y toda la banda del 3% que les sigue), ni con los palanganeros del Unidos Podemos y Comuns que les bailan el agua de manera repugnante. Pero, además, recomiendo que se repase la historia de este pasado siglo en guerras, destrucciones, desaparecida URSS, Yugoslavia, por no ir más lejos, y se mire cuáles fueron las causas de fondo. Y el papel de los capitalismos nacionales y mundiales en ello.

domingo, 18 de noviembre de 2018

A CUENTA DE LA LLUVIA INTERMINABLE
EN CALELLA, ME ACORDÉ DE CÉSAR VALLEJO.
Paco Frutos Gras
Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro-
tal vez un jueves, como es hoy de otoño.
Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y,
jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.
César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro
también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos…
CÉSAR VALLEJO.

jueves, 15 de noviembre de 2018

 SOBRE INTERNACIONALIZACIÓN, GLOBALIZACIÓN,  INTERNACIONALISMO.


Para ir afinando en los conceptos teóricos, políticos y culturales que utilizamos diariamente para definir y hablar de los diversos fenómenos que conforman la vida, la información y el posicionamiento y dinámica  colectiva cotidiana. Para intentar actuar lo más acertadamente posible desde las ideas y la acción que defendemos los comunistas, intento aclarar, también para mi práctica política, algunos conceptos que muchas veces utilizamos de forma genérica, superficial y contradictoria. 
Ya nuestros clásicos, en el Manifiesto Comunista de 1848 y en otros documentos básicos sobre el desarrollo de las formas de producción burguesas, nos descubrieron el proceso que estaba desarrollando el creciente capitalismo en la integración productiva, económica, social, cultural y política y sobre la irreversible internacionalización, consolidación e integración del mismo. Afirmaron al mismo tiempo que este proceso llevaba implícita la progresiva contradicción y destrucción del mismo por los intereses intercapitalistas confrontados y, sobre todo, porque la contrapartida a su desarrollo conducía a la asociación, unidad y lucha revolucionaria de una clase obrera explotada  y, consecuentemente, creaba el enemigo que lo destruiría. En el terreno de los análisis sobre el desarrollo del capitalismo y su internacionalización se han cumplido en gran parte prácticamente todos los fenómenos anunciados, salvo en lo que se refiere a la irreversibilidad de la caída del capitalismo y a su sustitución por un sistema socialista. Ha quedado patente que las tesis apuntadas en El Manifiesto Comunista sobre el desarrollo e internacionalización del capitalismo eran, en lo fundamental, correctas, como hasta reconocen muchos teóricos, economistas y políticos burgueses en la actualidad, especialmente en lo referente a las crisis cíclicas del capitalismo, pero se han demostrado erróneas en la concepción determinista del desarrollo revolucionario imparable de las fuerzas obreras destinadas a enterrar al capitalismo. Ahorro detalles sobre lo sucedido en este terreno por ser muy conocido y no tratarse en estas notas de profundizar en ello. 
La internacionalización, o globalización, ha servido al capital para expandirse y unirse en lo fundamental de sus intereses de clase, a pesar de las contradicciones y enfrentamientos de unos grupos o países contra otros, que se han dirimido en el siglo pasado con dos guerras mundiales, la muerte de millones y millones de seres humanos, la inmensa mayoría trabajadores, y la destrucción de la riqueza creada por éstos. Se ha impuesto la globalización económica para la libre circulación de capitales financieros, comerciales y productivos. La globalización no ha servido, en cambio, para que los trabajadores hicieran lo mismo, imponiendo su unidad y solidaridad de clase, aunque en determinados momentos históricos pareció que era posible. La revolución industrial del siglo XIX, acelerada en el XX, además de la explotación de la clase obrera de los países de más desarrollo económico, ha ido acompañada de un colonialismo e imperialismo que ha concentrado la mayor parte de las riquezas mundiales en los países más ricos, creando pobreza y desempleo en los países colonizados y dependientes.
Resumiendo, la globalización neoliberal desarrollada en las últimas décadas, especialmente a partir del derrumbe de la Unión Soviética, es la acentuación de los rasgos más opresivos y anti sociales de la doctrina liberal clásica y plantea y ejerce un radicalismo extremo contra las fuerzas del trabajo y la liquidación de sus organizaciones sindicales y políticas. Quiere liquidar la intervención del Estado como garante de más justicia social, intensifica la privatización de empresas y servicios, reduce el gasto social y propicia la libre competencia de los grandes grupos económicos, subordinando todas las leyes al mercado neoliberal. Es el triunfo de las tesis económicas más conservadoras de los teóricos de la Escuela de Chicago, Friedrich August Hayek y Milton Friedman, seguidas al pie de la letra e impuestas por Reagan, Thatcher y Pinochet, como tres de los más significativos personajes de la reacción neoliberal mundial. 
La izquierda en su vertiente socialdemócrata pasó del reformismo al social liberalismo, aceptando después de la caída de la URSS que fuera del capitalismo no había vida, y la izquierda alternativa de orientación marxista, muy afectada politicamente después de aquel derrumbe, quedó cada vez más encerrada en una concepción burocrática electoralista que la ha dejado sin teoría ni práctica de clase. Ambas dos izquierdas aceptando, en un grado u otro, las migajas que quiera dar el sistema.  

lunes, 12 de noviembre de 2018


Los nacionalismos, pasaporte a la violencia




LOS NACIONALISMOS, PASAPORTE A LA VIOLENCIA.
Paco Frutos Gras
(Publicado en La República.es)
El nacionalismo es uno de losprincipales fenómenos sociales y políticos que crea las bases del fascismo. El nacionalismo elimina y diluye la lucha de clases, sustituyendo el sentido de clase por un sentido identitario excluyente y hostil que, entre otras barbaridades, convierte a los trabajadores de un país en adversarios, cuando no enemigos, de los de otros países. Impide, desvertebra o reduce, por tanto, el sentido internacionalista de la solidaridad de clase entre todos/as los que venden su fuerza de trabajo en el mercado capitalista.
El nacionalismo forma una identidad nazional con retazos de historia falseados o manipulados. Convierte los naturales procesos históricos en un memorial de agravios para la reafirmación de una personalidad colectiva singular y única formada por lo mejor y más ejemplar de la humanidad. Sirve, en resumen, a los intereses de las diversas clases dominantes, o burguesías. Los procesos históricos que hemos vivido en el pasado siglo, y en éste aún con menos volumen de tragedia, representan, por poco sensibles que seamos, los ejemplos definitivos de lo que no tienen que hacer nunca los trabajadores de los diversos estados y naciones. Cito sólo dos ejemplos, entre otros muchos que hay: Primera Gran Guerra (1914-1918), y Yugoslavia. En el primer caso, la marcha triunfalista, ciega e irresponsable de las naciones europeas, conducidas por sus gobernantes y con la aceptación activa o pasiva de las mayorías populares hacia el precipicio de la guerra; en el segundo caso, la insensatez criminal de todos los responsables de la destrucción del Estado de Yugoslavia y de la violencia nacionalista que se instalo en cada porción de lo destruido, empezando por los inductores, Alemania y EEUU en primer lugar.
En la Europa actual el auge de los nacionalismos marcha parejo al desmembramiento de la izquierda en todas sus expresiones y a la degradación de la democracia y de la política. Ello ha producido ya en los niveles de democracia liberal existentes una pérdida del sentido real de los principios, valores, experiencias y proyectos basados en las más positivas experiencias democráticas colectivas de la historia europea. En Francia se producen de una manera, siendo sustituido el voto a los partidos de origen obrero, Partido Socialista y Partido Comunista, por el voto al Frente Nacional, en las zonas de tradición más obrera, popular y de izquierdas; En Alemania sube Alternativa para Alemania, con propuestas social populistas y contra la inmigración, abriéndose paso en las zonas populares; En la socialmente avanzada Dinamarca el Partido Popular Danés ya alcanza el 21 % de los votos; en el Reino Unido de aquel Brexit que tanto entusiasmaba a la extrema derecha como a la “izquierda de salón”, el Partido por la Independencia (UKIP) se instala; En la post moderna Suecia los Demócratas Suecos ya alcanzan el 17.6 %; en Austria el Partido Liberal con un 26% es ya una opción de gobierno; En Suiza, el Partido del Pueblo Suizo 29,4%; La Liga Norte en Italia un 17,4; Holanda, el Partido de la Libertad 13%; en los ex países socialistas, Ley y Justicia en Polonia con un 37.6%; Eslovenia, el Partido Demócrata de Eslovenia, un 24,9%. También amplia representación de la ultraderecha en Noruega, Finlandia, Letonia, Eslovaquia y Bulgaria.
Esta escueta realidad refleja como los nacionalismos europeos que conducen a diversos tipos de fascismo se han instalado y avanzan en el conjunto de Europa. Y no confundir nunca fascismo como únicamente una expresión brutal y grosera de violencia y reclusión, sino tener en cuenta también el sentido primario de éste: anular la participación crítica y democrática e imponer el caudillismo. Construir, en definitiva, una estructura mental de arriba abajo, que empieza en la escuela, continúa en el trabajo y en la calle, hasta anular la conciencia colectiva diversa y libre.
En España, en la llamada transición democrática, se pasó de la dictadura nazionalista del franquismo a una democracia burguesa de carácter liberal representativo, fruto del cambio político que en aquel momento imponía la relación de fuerzas entre los amplios sectores netamente franquistas, que no querían ningún cambio y amenazaban, y en algunos casos mataban, para que no se produjese, y los partidarios de la ruptura democrática, sin suficiente fuerza para imponerla. La izquierda sindical y política más alternativa o radical, organizadora de las luchas y acciones por los derechos sociales durante la dictadura, fue la impulsora de este proceso hasta alcanzar todas las reivindicaciones históricas posibles: las libertades sindicales y políticas, las instituciones de la democracia parlamentaria y la aceptación de diversas exigencias autonómicas que dieron paso a la España autonómica de carácter federal que hay ahora.
Quiero hablar de lo referente a este Estado de las autonomías que tenemos, que en su desarrollo legal y práctico tiene rasgos y características federales más amplias que en muchos estados que así se califican. Un Estado de las autonomías que debería concluir en un Estado federal formal, con una profunda revisión de las competencias unitarias colectivas y las de las partes para corregir los desequilibrios y contradicciones que se han producido en este largo proceso de casi 40 años de autonomía. Esto exige de nuevo el debate y la búsqueda de acuerdos políticos, reformas constitucionales y recomponer a fondo el viejo sentido de unidad democrática que se impuso en la transición.
Y para ello debemos abordar la situación creada por la deriva de los diversos nacionalismos identitarios, de forma especial el catalán. En Catalunya se une un proceso de creación de una identidad histórica falseada, la utilización por el secesionismo conservador de la crisis del capital, para reducir derechos sociales y condiciones de vida y culpar a España y a los españoles por ser los ladrones de las riquezas “patrias”, y conducir a través de la demagogia a una parte amplia de la población a una locura dogmática narcotizante en la que se vende que con la independencia se recuperará el paraíso perdido a causa del saqueo de la pérfida España. Esto se paró en octubre de 2017 con la salida a la calle de centenares de miles de catalanes, hasta el momento invisibles, que hartos de tanta mentira dijeron basta de silencio. Y la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la detención de los principales dirigentes del golpe institucional hizo el resto, poniendo en evidencia, además, la inutilidad e incapacidad política y técnica de los golpistas, que no tenían nada serio preparado ni organizado, salvo armar el follón en las instituciones y en las calles.
En todo este proceso la llamada “izquierda alternativa”, la catalana y la de toda España, ha jugado un papel de palanganera subalterna de los nacionalistas. Una izquierda que todavía mantiene “tesis” caducadas, y nunca existentes en España, como el “derecho de autodeterminación”, que en la práctica, aquí y fuera de aquí, se han demostrado como el “derecho a la destrucción”. España no es ni el Sahara usurpado por Marruecos, ni la Palestina ocupada por el sionismo de Israel.
¿Y ahora, qué? En primer lugar dejar que la política y el derecho cumplan su función. Hacer una propuesta política de fondo que signifique aceptar plenamente la actuación desde la legalidad constitucional y estatutaria por parte de los gobernantes y dirigentes encarcelados y huídos que, hasta el momento, salvo acusar al Estado de represivo, dictatorial, o franquista, todavía no han hecho un gesto de autocrítica, ni han cesado en sus proyectos de reincidir en lo mismo que ha fracasado creando la situación actual. Que la justicia haga su proceso y la política el suyo. Exigir a la izquierda sindical y política que recupere su historia y su camino. Potenciar un acuerdo político en Catalunya y en toda España de carácter constitucional, con las reformas que se vean necesarias en la Constitución en la línea de lo apuntado antes. Leyes y normas que se cumplan.
Todo lo expresado aquí necesitaría de una izquierda real fuerte para impulsarlo y realizarlo. Deberemos trabajar para que sea posible, a pesar de la ausencia, o carencias, de la izquierda actual.

sábado, 10 de noviembre de 2018

ALGUNAS CONTRADICCIONES DE LA ÉPOCA ACTUAL EN TORNO A LA LUCHA DE CLASES Y LOS NACIONALISMOS.

Tiene bemoles que el enfrentamiento social, político y cultural real que se produce actualmente con las derechas no sea por diferencias, contradicciones y proyectos de clase diferentes y antagónicos, sino por los nacionalismos y la subordinación de la izquierda oficial a los mismos. Cuando un movimiento reaccionario identitario como el que se ha producido en Catalunya, escudándose en el llamado fraudulentamente "PROCÉS", arrastra a sectores obreros y capas medias desnortadas y las hace ir detrás de banderas de división y enfrentamiento entre los trabajadores, por el otro lado la derecha de carácter identitario centralista resurge de sus cenizas políticas, y con ella sectores minoritarios que creíamos en el estercolero de la historia española se abren un importante espacio. Y luego, los intelectuales y saltimbanquis de la "izquierda" escupirán al cielo contra la derecha, sin dar ni un sólo elemento ideológico, social y político riguroso que sitúe la teóricamente desaparecida lucha de clases en el centro del debate de la confrontación de ideas y proyectos.
Intentando aproximarme a la realidad, constato en una mirada general a lo que ocurre, que el movimiento obrero, tanto en su versión sindical como cultural y política, está desarmado, sin disponer de elementos serios de análisis y choque social con el adversario, salvo una genérica y políticamente burda acusación contra la derecha centralista, mientras se echa a los brazos de la derecha secesionista camuflada de democrática republicana y popular. Una izquierda de retórica intrascendente, sin proyecto, cuyo fundamental objetivo parece ser hacerse la foto de sumisión con catalanes y vascos tan neoliberales como el PP o Cs, y con tantos ladrones en su seno como en el de los citados. 
Resumiendo, la lucha de clases se ha convertido en una especie de lucha de identidades de la que sólo surgen nuevos sectores proclives a la derecha de siempre, hable esta la lengua que hable. Si alguien que se desgañita contra la derecha quiere saber de verdad cómo subió en Francia el fascismo que representa el Frente Nacional y porqué se hizo con los votos socialistas y comunistas en los barrios más obreros y populares, que vaya y pregunte a los partidos socialistas y comunistas que quizás sepan algo. En cada sitio se producen fenómenos parecidos con resultados similares. 

POESIA DE MARIO ANDRADE. "MI ALMA TIENE PRISA"

 
"MI ALMA TIENE PRISA"
Conté mis años y descubrí que tengo
menos tiempo para vivir de aquí en
adelante, que el que viví hasta ahora.
Me siento como aquel niño que
ganó un paquete de dulces; los
primeros los comió con agrado,
pero, cuando percibió que quedaban
pocos, comenzó a saborearlos
profundamente.
Ya no tengo tiempo para reuniones
interminables donde se discuten
estatutos, normas, procedimientos y
reglamentos internos, sabiendo que
no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar a
personas absurdas que, a pesar de
su edad cronológica, no han crecido.
Mi tiempo es escaso como para
discutir títulos. Quiero la esencia, mi
alma tiene prisa... sin muchos dulces
en el paquete...
Quiero vivir al lado de gente humana,
muy humana. Que sepa reír de sus
errores. Que no se envanezca,
con sus triunfos.
Que no se considere
electa antes de la hora. Que no huya
de sus responsabilidades. Que
defienda la dignidad humana. Y que
desee tan sólo andar del lado de la
verdad y la honradez.
Lo esencial es lo que hace que la vida
valga la pena.
Quiero rodearme de gente, que sepa
tocar el corazón de las personas...
Gente a quien los golpes duros de
la vida, le enseñaron a crecer con
toques suaves en el alma.
Sí..., tengo prisa... tengo prisa por
vivir con la intensidad que sólo la
madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte
alguna de los dulces que me
quedan... Estoy seguro que serán más
exquisitos que los que hasta ahora
he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y
en paz con mis seres queridos y con
mi conciencia.
Tenemos dos vidas y la segunda
comienza cuando te das cuenta que
sólo tienes una...

jueves, 8 de noviembre de 2018

¿Quién está detrás de la caravana de hondureños que se dirige a EE.UU.?

CLAE / Rebelión

En el contexto de las elecciones de medio término en EEUU, ¿George Soros dispara contra Donald Trump? ¿Neoconservadores vs globalistas? La oligarquía financiera opera acciones locales de alcance global. La “glocalidad” ha llegado para quedarse como estrategia política de la actual fase del capitalismo.

La ya mundialmente conocida caravana de migrantes hondureños pareciera no ser un hecho aislado. Sus implicancias guardan una profunda relación con los conflictos que están sucediendo a nivel mundial. Desde la crisis de 2008, la lucha intercapitalista se encuentra atravesando un momento político. Algunos actores, como el Papa Francisco, se atreven incluso a plantear una Guerra Mundial “por partes”.Lo cierto es que, por dónde se lo mire, las distintas facciones de la oligarquía financiera mundial han puesto en marcha una guerra que combina todos los medios de lucha y despliega sus hilillos en todos los territorios (Guerra de Redes, Guerra de Quinta Generación).
En esta oportunidad, la fracción globalista dominante, de la cual el multimillonario George Soros es un actor, ha tomado una iniciativa desestabilizadora contra la fracción neoconservadora, anclada con más fortaleza en el sistema institucional estadounidense a partir de la presidencia de Donald Trump.
La realidad económica, política y social transita un momento de crisis orgánica, estructural y multidimensional. Hay autores que plantean que las fracciones más avanzadas de la oligarquía financiera esgrimen un proyecto revolucionario, para dar un salto hacia un sistema social más opresor que el capitalismo y para eso necesita la desintegración de los Estados nacionales.
¿Acaso una táctica en esta guerra multidimensional es el envío de miles de “caravanas” de migrantes que marchan como “misiles” humanos por el mundo, con el blanco fijo de romper las fronteras de los Estados? Quizás el comportamiento de los medios hegemónicos de comunicación, la manipulación en y de las redes sociales y el financiamiento direccionado de Fundaciones ligadas directamente a lo más concentrado del poder financiero, sean una pista a seguir minuciosamente.
Lo mismo parece repetirse en varias partes del mundo y los gobernantes actuales parecen no poder hacerle frente al grave y deshumanizante problema migratorio. Turquía ya acogió 2,7 millones de refugiados (mayoritariamente sirios) y la Unión Europea casi dos millones (sobre todo Alemania, Austria, Hungría, y Suecia).
Del otro lado de la disputa de proyectos estratégicos, la fracción neoconservadora parece luchar para sostener el orden mundial vigente, con sus instituciones y su forma social de producción financiera con mayor asiento territorial-continental y “productivo” (el complejo militar-industrial-farmacéutico estadounidense).
En los últimos días aparecieron otros preocupantes “mensajes”: En el medio de la elección estadounidense de medio término, donde la caravana migrante se ha convertido en un tema central, cartas-bombas fueron enviadas a los principales articuladores de la oposición a Trump en territorio propio.
Los Obama, los Clinton, el magnate George Soros, la cadena de noticias CNN, y el diario The New York Times, todos actores de la fracción globalista de la oligarquía financiera angloamericana, fueron los blancos directos de ataques terroristas “en defensa de Trump”.

La Caravana
San Pedro Sula, una ciudad en el norte de Honduras, se convirtió en el epicentro de la Caravana con destino a EEUU que ya congrega a más de 7.200 personas. La ciudad, conocida por ser uno de los principales centros de transporte del país, que cuenta con una población de unos dos millones de habitantes, es protagonista de un hecho de alcance global.
Testimonios que integran el éxodo aseguran que la convocatoria surgió en grupos de noticias comunitarias de Facebook. Un posteo que decía: “Una avalancha de hondureños se prepara para ir en caravana a EEUU. ¡Compártelo!” y una intensa cobertura televisiva de HCH (el canal de noticias más popular del país) hicieron que el 13 de octubre, miles de personas se congregaron para emprender el largo camino hacia “el sueño americano”.  
Ya desde septiembre circulaban en las redes sociales los planes de la caravana y, en marzo de este año, partió desde México una caravana más pequeña pero que consiguió cierta presencia mediática.
En el medio de este conflicto humanitario, algunas voces de peso político han salido a jugar. Kelly Johnston, vicepresidente de Asuntos Gubernamentales de Campbell Soup Co. desde el 2002 (en su cuenta de Twitter @johnston_kelly), apuntó contra la Open Society, la fundación del magnate financiero George Soros: “Ves esos caminantes verdad? lo que no ves es el transportista de tropas y vagones que los llevan al norte. @OpenSociety planeó y está ejecutando esto, incluso donde defecan. Y tienen un ejército de abogados de inmigración estadounidense esperando en la frontera”.
Desde la empresa salieron a desligarse de los dichos del ejecutivo: " Las opiniones que expresa Johnston en Twitter son sus opiniones individuales y no representan la posición de Campbell Soup Company", dijo en un comunicado la empresa con sede central en la ciudad norteamericana de Nueva Jersey.
Esta campaña despertó la respuesta de Open Society, una de las dos fundaciones más importantes del globalista George Soros, referente de la también conocida Human Right Watch. En su cuenta de Twitter ( @OpenSociety) negó la vinculación del magnate y de la Fundación en el financiamiento de la caravana.
Justo en ese momento, Donald Trump salió al ataque desde sus redes sociales: “¡Los Estados Unidos han informado firmemente al presidente de Honduras de que si la gran Caravana de personas que se dirigen a EEUU no se detiene y regresa a Honduras, no se dará más dinero ni ayuda a Honduras, con efecto inmediato!”.
Y agregó: Estoy viendo cómo el Partido Demócrata liderado (porque quieren Fronteras Abiertas y leyes débiles existentes) asaltan a nuestro país por parte de Guatemala, Honduras y El Salvador, cuyos líderes están haciendo poco para evitar que este gran flujo de personas, incluidos muchos criminales, entren desde México hacia EEUU...”.
La guerra intercapitalista, de alcances planetarios, parece disputarse por todos los medios y en cada rincón del mundo. Los hondureños más desamparados, que sufren un aumento de la violencia social y política desde el golpe de Estado de 2009, han sido lanzados cual ejército de infantería en un enfrentamiento entre diferentes fracciones de la oligarquía financiera que controla el globo.  

¿Por qué Honduras?
En el año 2009 se produjo un golpe de Estado contra el entonces presidente Manuel “Mel” Zelaya. Su caída inauguró una reapertura de las políticas neoliberales en el país. El golpe fue ordenado por la Suprema Corte de Justicia que acusó al mandatario de cometer delitos graves como traición a la patria, entre otros. Fue el primer golpe de Estado institucional exitoso que sucedió en América Latina desde la inauguración del ciclo popular tras la victoria de Hugo Chávez en 1998.
Desde ese momento, las organizaciones del campo popular hondureño se reagruparon en el Frente Nacional de Resistencia Popular, pero dicho movimiento fue parcialmente desarticulado mediante el asesinato de parte de sus principales dirigentes.
La violencia política y social lleva casi una década de sangre y fuego en aquel país centroamericano. Los asesinatos de Isy Obed Murillo en las inmediaciones del Aeropuerto de Tegucigalpa, capital de Honduras, un día que Mel Zelaya intentaba volver al país tras su derrocamiento el 5 de julio de 2009; y Berta Cáceres, la referente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) alcanzada por la bala de un sicario, fueron los casos más conocidos de una atroz carnicería humana.
El 26 de noviembre de 2017, las elecciones presidenciales le dieron la victoria a JOH (Juan Orlando Hernández) frente a Salvador Nasralla, el candidato apoyado por Manuel Zelaya y su Partido LIBRE.
Esta elección estuvo rodeada de maniobras fraudulentas, llegando a llamar la atención de la comunidad internacional. La Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó celebrar nuevas elecciones ante las “serias dudas” que dejó el proceso y la “falta de certeza” respecto a los resultados finales.
Desde que el modelo neoliberal está en el gobierno, en Honduras hay cifras verdaderamente preocupantes:
● En 2009 había 58% de pobreza y en 2018 la misma asciende a 68%.
● 3 millones de personas comen una sola vez al día.
● Junto a Guatemala y El Salvador, Honduras tiene una tasa de 40 asesinatos por día, tres veces por encima de la media mundial, lo que lo posiciona como uno de los países más peligrosos del mundo.
● En Honduras circulan 4.5 millones de armas de fuego no registradas “made in USA”.
En ese contexto, se hace evidente que la democracia y el estado de derecho del país centroamericano ha quedado en un serio cuestionamiento. Allí sólo crece el crimen organizado especializado en trata de personas, narcotráfico, contrabando y asesinatos por encargo.
La caravana migrante se magnifica en el territorio mediático y virtual. Acciones locales con impacto global ocurren en cada territorio. La glocalidad es el concepto que explica este fenómeno. Se hace visible, una vez más, como el territorio virtual es un escenario de producción de fuerza social que luego se realiza en la calle y en la política.
El desafío, para los movimientos populares, es pensar cómo generar acciones glocales, colectivas y organizadas, que tengan el impacto de beneficiar el conjunto de los intereses del pueblo.
Fuentes consultadas:
http://estrategia.la/2018/08/24/enfrentar-la-guerra-de-quinta-generacion-con-arcos-y-flechas/
http://estrategia.la/2018/08/24/enfrentar-la-guerra-de-quinta-generacion-con-arcos-y-flechas/  
-https://www.lanacion.com.ar/2185564-quien-es-george-soros-que-es-blanco
https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-10-23/campbell-disavows-tweet-from-executive-that-knocked-soros-group
https://www.lanacion.com.ar/2184948-caravana-de-migrantes-un-exodo-masivo-de-origen-opaco-y-que-las-redes-hicieron
http://acercadelacaravanamigrante.com/
https://www.integracion-lac.info/es/node/41962
https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-10-23/campbell-disavows-tweet-from-executive-that-knocked-soros-group
https://youtu.be/UCnZfpKGNSs
https://criterio.hn/2018/10/22/la-migracion-forzada-es-un-deficit-de-democracia-y-el-resultado-de-la-exclusion-y-de-la-corrupcion/
https://criterio.hn/2018/10/14/caravana-de-migrantes-refleja-crisis-humanitaria-que-vive-honduras-ciprodeh/
https://www.facebook.com/752294238232626/posts/1837087833086589/
https://www.facebook.com/752294238232626/posts/1837107939751245/
https://www.integracion-lac.info/es/node/41962
http://www.latribuna.hn/
http://www.latribuna.hn/2018/10/19/multimillonario-izquierdista-george-soros-financia-la-invasion-de-caravanas-demigrantes/
https://elpais.com/internacional/2018/10/21/actualidad/1540131254_334776.amp.html
https://cnnespanol.cnn.com/2018/10/21/caravana-migrantes-mexico-estados-unidos-ruta/
Matías Caciabue y Paula Giménez: Investigadores/as argentinos del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE) ( www.estrategia.la )
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.  

miércoles, 7 de noviembre de 2018

EL TRIBUNAL SUPREMO SIEMBRA EL CAOS. LA BANCA GANA DE NUEVO.


El 16 de octubre pasado la Sala Tercera del Tribunal Supremo decide que los bancos paguen el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, conocido como el "Impuesto de las Hipotecas", que hasta ese momento recaía sobre los hipotecados. Tres semanas después, el pleno del Tribunal Supremo hace marcha atrás y decide que sean de nuevo los hipotecados que paguen el impuesto y no los bancos. Podría decirse aquello de hecha la ley, hecha la trampa. Veamos los antecedentes del asunto.
El Real Decreto Legislativo de 24 de septiembre de 1993, siendo ministro de Hacienda Pedro Solbes, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del "Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales" "Actos Jurídicos Documentados", y el posterior decreto regulador de 1995, estipulan que al comprar una vivienda se tienen que pagar tres impuestos: Actos Jurídicos Documentados, IVA y Transmisiones Patrimoniales, impuestos que cobra la Administración Pública y que recaudan las CCAA a través de las competencias transferidas. En las comunidades autónomas el porcentaje que se aplica a la compra de una vivienda oscila entre el 0,5 y el 1,5 por cien, recursos económicos que deberían buscarse de otro tipo de ingresos públicos. Este impuesto es, además, el más caro de Europa para la compra de una vivienda. 
Y mientras la decisión a favor del capital bancario de este órgano del Tribunal Supremo vuelve atrás una  decisión que hacía justicia con los más débiles económicamente y afectaba a los más poderosos, a un sistema bancario al que se le han pagado las deudas fruto de su gestión especulativa e inmobiliaria, con el dinero de todos, se anuncia la venta de áticos de 10 millones de euros en el Complejo Canalejas de Madrid. Y junto a la inversión de constructores españoles como Villar Mir, o extranjeros como el millonario canadiense israelí Mark Scheinberg, nos encontramos también a la familia Henrique Capriles, el golpista opositor al gobierno de Venezuela, que invierten también en este tinglado y en otros complejos de viviendas de lujo. Así la alcaldesa de Madrid,  entre otras autoridades, los partidos que vociferan contra la dictadura venezolana y venden armas a Arabia Saudí para que pueda cometer todo tipo de crímenes y fechorías,  y las ONGs siempre tan "humanitarias", podrán recibir de nuevo a los golpistas que dicen ser perseguidos por Maduro y el gobierno de Venezuela.  

lunes, 5 de noviembre de 2018

EL NUEVO MINISTRO DE JUSTICIA DE BOLSONARO. 
Este individuo es el juez que encarceló a Lula da Silva en Brasil y que ha impedido que se pudiera presentar a las elecciones. Se llama Sergio Moro y es un miserable mafioso de la justicia que utiliza las leyes al servicio de los fascistas y neoliberales más ricos. 
Paco Frutos Gras.

jueves, 1 de noviembre de 2018

LA SITUACIÓN POLÍTICA Y LA IZQUIERDA ALTERNATIVA.

Recién pasado el 80 aniversario de la despedida de las Brigadas Internacionales en Barcelona recuerdo las últimas palabras de Dolores Ibárruri:

"¡Camaradas de las Brigadas Internacionales! Razones políticas, razones de Estado, la salud de esa misma causa por la cual vosotros ofrecisteis vuestra sangre con generosidad sin límites os hacen volver a vuestras patrias a unos, a la forzada emigración a otros. Podéis marcharos orgullosos. Sois la historia, sois leyenda, sois el ejemplo heroico de la solidaridad y de la universalidad de la democracia, frente al espíritu vil y acomodaticias de los que interpretan los principios democráticos mirando hacia las cajas de caudales o hacia las acciones industriales que quieren salvar de todo riesgo.
No os olvidaremos, y, cuando el olivo de la paz florezca, entrelazado con los laureles de la victoria de la República española, ¡volved!...
Volved a nuestro lado, que aquí encontraréis patria los que no tenéis patria, amigos, los que tenéis que vivir privados de amistad, y todos, todos, el cariño y el agradecimiento de todo el pueblo español, que hoy y mañana gritará con entusiasmo: ¡Vivan los héroes de las Brigadas Internacionales!"

La República Española fue derrotada, la violencia franquista sustituyó a la necesaria paz, los brigadistas como colectivo y sus familias y camaradas no pudieron volver hasta acabada la Dictadura. Cuando pudieron hacerlo recibieron los más sentidos homenajes de  la izquierda, de los demócratas y republicanos, en un marco que no era el de la República Española pero que representaba la lucha de muchas personas en unas nuevas circunstancias para reencontrar el hilo de la historia segado por el fascismo. Me gustaría decir "Y en ello estamos", pero no lo haré porque tengo serias dudas, por no decir certezas, de que lo que hace la izquierda actual poco tiene que ver con el espíritu del discurso de Dolores y con el ánimo y voluntad política que se palpaba en los homenajes que se hicieron a las Brigadas, a los supervivientes y a los familiares y camaradas que acudieron. No se trata por mi parte de defender proyectos de izquierda desligados del contexto en el que vivimos, ni de recurrir a frases altisonantes sobre la libertad, la democracia, el republicanismo, el socialismo y hasta el comunismo. Eso ya lo hacen otros con una retórica que tiene poca correspondencia con algún acto efectivo. Al contrario, se trata de aterrizar en la realidad concreta para saber qué hacer y cómo hacerlo. Y ello me lleva a decir algunas cosas para intentar contribuir a que la izquierda recupere su sentido ideológico-cultural, social y político, históricos, purgado de triunfalismos ultra revolucionarios y de entreguismos claudicantes.
La izquierda, también la española, actúa en una colectividad en la que hay leyes y normas para convivir, que no se pueden eludir gratuitamente y que no anulan el pensamiento y la acción de los diversos protagonistas políticos. Leyes y normas fruto de la lucha de clases, de la relación de fuerzas, de las mayorías que se han formado democráticamente y ejercen el gobierno, de los acuerdos políticos que se generan. En este sentido, la izquierda es la más interesada en que todo ello se produzca con orden, coherencia y claridad partiendo de la base elemental de que sin leyes y normas que se hagan cumplir colectivamente no hay una perspectiva democrática sólida y razonable. Y, consecuentemente con ello, trabajar en organizar a la mayoría trabajadora para que en el proceso de acción y cambio social las leyes y normas no sean las que impone una relación de fuerzas favorable a los intereses del capital y sus testaferros políticos de la derecha, sino a las necesidades básicas y a los proyectos de igualdad y justicia social de esa mayoría trabajadora. La Revolución no es una acto de fuerza único que se produce y que lo cambia todo de la noche a la mañana, sino el proceso de implantación y consolidación progresiva de un cambio económico y social, con sus correspondientes leyes y normas que reflejen la nueva realidad. 
A mi entender, desde hace tiempo se está produciendo una deriva postmoderna y reaccionaria de la izquierda en general que la conduce irreversiblemente a divagar por la retórica de frases que no tienen ninguna correspondencia con la acción real; a renunciar en la practica a un verdadero internacionalismo y a entregarse, de nuevo en la historia, a los nacionalismos que, en el caso de España representan uno de los principales activadores de la extrema derecha, hable la lengua que hable; a no actuar sistemáticamente por convicción contra la guerra y por la paz como uno de los principales motivos de su existencia; a prescindir realmente de un sentido de clase arraigado en la historia pero, sobre todo, en la existencia de unas clases trabajadoras en cada país y en general que más que nunca necesitan de un cambio social urgente, en especial en las zonas más castigadas por la rapiña y el parasitarismo del capital en su filosofía natural del máximo beneficio en el mínimo de tiempo.
Sirvan estas notas para dejar sentado que con la política actual de la izquierda en España, la llamada "socialdemócrata" y la calificada de "alternativa", tenemos derecha, o políticas de derechas, para rato, a pesar de que ahora mismo gobierne el PSOE con 84 diputados/as y unos pactos singulares.     
    

miércoles, 31 de octubre de 2018

EL GALIMATÍAS POLÍTICO ESPAÑOL Y LA "IZQUIERDA".

Es como si la política en su sentido de convivir juntos y discrepar en el marco de unas normas y leyes aceptadas por todos, por ser producto del acuerdo colectivo democrático, hubiese abandonado la escena y fuera sustituida por la politiquería, el barullo y el caos. Me refiero principalmente a lo que ocurre en España, teniendo en cuenta también lo que pasa en Europa y en América. Hoy me ocuparé sólo de nuestro país ya que la desvertebración política de la UE y las diversas situaciones en cada estado, merecen un tratamiento más amplio y minucioso para no perderse en análisis superficiales y en generalidades; y en América Latina el avance y triunfo golpista y/o electoral de la extrema derecha, impulsado siempre por el imperialismo de EEUU, lo necesita aún mucho más, para entender cómo se ha pasado en pocos años de un avance social en realidades diversas, que parecía imparable en la mayoría de países, a un retroceso tan general y acusado y al fascismo. 
Volvamos pues a lo que ocurre en España. El inmundo culebrón protagonizado por el ex-comisario Villarejos pringa hasta las cejas tanto al PSOE como al PP. Sería hasta cómico conocer lo que destapa Villarejos y asistir a las patéticas escenas de mutuas acusaciones entre los dirigentes de uno y otro partido, si no fuera porque es algo demasiado grave para verlo como comedia. Cuando la protagonista, lenguaje tabernario incluido, es la todavía ministra Delgado, el PP monta en santa cólera exigiendo dimisiones y jueces; cuando es Cospedal la pillada in fraganti en su sede conspirando y hablando de negocios con el mismo personaje, se cambian las tornas y ahora es el PSOE el que se rasga las vestiduras de la honradez frente al corrupto PP. Todo un sainete que pone en evidencia el nivel rastrero al que ha llegado la política en España. Una conclusión sobre Villarejos y los protagonistas de sus aventuras y saqueos: PP y PSOE, ambos en la misma línea, potencian las cloacas del Estado para defender sus intereses de partido. Villarejos se aprovecha de la situación poniendo de relieve lo que queda aún por limpiar en los aparatos del Estado. Pero lo que queda más en evidencia es que un policía se ha burlado de los dirigentes de ambos partidos en beneficio propio mientras estos ni se enteraban, demostrando que además de caer en ilegalidades eran unos inútiles cretinos.
Y por si no tuviéramos bastante con este mal folletín político, lo podemos completar con Franco, el Valle de los Caídos, La Almudena, el Vaticano. Con Puigdemont y Torra y las historietas de los secesionistas catalanes que no hay ningún Halloween que supere en fealdad y esperpento. Con estos asuntos ya tenemos al Congreso, los medios de comunicación, las calles y los centros de trabajo y estudio ocupados. ¿ Qué más podemos desear? 
Y en todo esto, la izquierda que no tiene el sello del PSOE está inmersa en este barrizal político y ausente de los grandes y básicos asuntos sobre los cuales siempre se habían situado y hecho propuestas de fondo y habían organizado la movilización las organizaciones de izquierda,  partidos y sindicatos. En su lugar, la retórica genérica ocupa el espacio de las ideas y la acción de la transformación social. En el artículo de  mañana ampliaré  algo más lo que hoy apunto sobre la izquierda.          

lunes, 29 de octubre de 2018

28 de octubre de 1938.

80 ANIVERSARIO DEL HOMENAJE Y DESPEDIDA DE LAS BRIGADAS INTERNACIONALES.
"Soy voluntario de las Brigadas Internacionales porque admiro profundamente el valor y el heroísmo del pueblo español en la lucha contra el fascismo internacional; porque mis enemigos de siempre son los mismos que los del pueblo español. Porque si el fascismo vence en España, mañana vencerá en mi país y mi hogar será devastado. Porque soy un trabajador, un obrero, un campesino que prefiere morir a vivir de rodillas. Estoy aquí porque soy un voluntario y daré, si es preciso, hasta la última gota de mi sangre por salvar la liberad de España, la libertad del mundo." (Declaración solemne que los miembros de las Brigadas Internacionales debían prometer).

El 21 de septiembre de 1938, Juan Negrín, presidente del Gobierno de la República, anunciaba, ante la Asamblea General de la Sociedad de Naciones radicada en Ginebra, la retirada inmediata y sin condiciones de todos los combatientes no españoles encuadrados en las Brigadas internacionales que combatían junto al Ejército de la República, con el deseo de que el bando franquista hiciera lo mismo:
"El gobierno español, en su deseo de contribuir con actos al apaciguamiento que todos deseamos, y resuelto a hacer desaparecer todo pretexto para que se pueda continua por la que se baten los Ejércitos de la República, acaba de decidir la retirada inmediata y completa de todos los combatientes no españoles que luchan en las filas gubernamentales."
En cumplimiento de una resolución de la Sociedad de Naciones de 1 de octubre de 1938, el Gobierno de la República ordenaba la retirada de las Brigadas Internacionales, aunque se quedasen en Cataluña algunos pequeños contingentes. Así se cumplía el tratado de "No Intervención" en la Guerra Civil española, que se había firmado -en el marco de la Sociedad de Naciones- por Alemania, Italia, Francia Inglaterra y la URSS. No obstante, los citados acuerdos de no intervención ofrecían un amplio margen de maniobra para que los alemanes e italianos que apoyaban al golpista Franco permaneciesen en España. De hecho hasta más allá de la finalización de la guerra siguieron permaneciendo los tropas alemanas e italianas en territorio español.

El 25 de febrero de 1938, en un acto de despedida a las Brigadas Internacionales celebrado en Les Masies (Tarragona), Juan Negrín proclamaba:

"(...) Vuestra retirada es una necesidad que nos imponemos para demostrar a esa falsa No Intervención que la retirada de los voluntarios no es un problema para la República y sí para los sublevados, coaligados con las fuerzas extranjeras que pretenden en España conquistar nueva posiciones. Y España ha adoptado esta resolución que podría contribuir a la pacificación del mundo, haciendo cuanto estuviera de su parte para localizar el conflicto, para lograr esta paz basada en la justicia de la que España no se separa jamás.

El Gobierno español quisiera testimoniaros de una manera directa su agradecimiento. Vuestro espíritu y el de vuestros muertos nos acompaña y quedan unidos para siempre a nuestra historia. El Gobierno de la República reconocerá y reconoce a los internacionales, que tan bravamente han luchado con nosotros que ya pueden decirse son connaturales nuestros, el derecho a reclamar, una vez terminada la guerra, la ciudadanía española. ¡Con ello nos honraremos todos!
Buen camino, hermanos internacionales, como os ha deseado hace unos momentos el jefe del Ejército del Este. Buen camino y continuada lucha, cerca de vuestros pueblos, para dar a conocer la verdad de lo que ocurre en España, mientras nuestro pueblo continúa vuestra gesta en los frentes de combate. Cuando hay un deber que cumplir, o se sucumbe o se cumple.(...)".

El 26 de octubre de 1938, el Gobierno republicano ordenaba la retirada del frente de las Brigadas Internacionales. En aquel momento quedaban alrededor de un tercio de los que habían llegado a España para combatir al fascismo, esperando que con este gesto de buena voluntad, el bando franquista hiciera lo propio con las fuerzas militares alemanas e italianas que luchaban contra el legítimo Gobierno de la República. Mientras, Benito Mussolini retiraba alrededor de 10.000 soldados del Cuerpo Expedicionario italiano "como gesto de buena voluntad". La noticia de la retirada de las Brigadas Internacionales fue comentada "oficiosamente" por Franco, en el sentido de que ya era tarde para cualquier posible acuerdo.

En ese mismo día, la Comandancia Militar de Barcelona ofrecía a la oficialidad de las Brigadas Internacionales una comida en el Cuartel Vorosilov -antiguo Cuartel de las Atarazanas- a las qeu asistieron alrededor de 1.400 personas, y ya en la noche, en el Teatro del Liceo se realizó una función de homenaje a los voluntarios internacionales con la presencia de los jefes de las Brigadas Internacionales y del Ejército republicano, así como diversas autoridades políticas del Gobierno de la República y de la Generalitat de Cataluña. Homenaje del Ejército de la República bajo el lema: "Caballeros de la libertad del mundo: ¡buen camino!".
El 28 de octubre de 1938, en la explanada del acuartelamiento de Pins del Vallés, Juan Negrín, André Marty y Juan Modesto se dirigieron a los brigadistas, teniendo lugar a continuación el acto forma de la despedida de la población de Barcelona a las Brigadas Internacionales con un desfile de brigadistas por la Avenida 14 de Abril -actualmente avenida Diagonal-, en un ambiente altamente emotivo y en donde cerca de 300.000 personas se congregaron por las calles de Barcelona par despedir, con aplausos, lloros y cubriendo las calles con rosas, a estos hombres que se habían involucrado en la defensa de las libertades y contra el fascismo, conocedores de la trascendencia del internacionalismo en un país que no era el suyo. Presidiendo la ceremonia de despedida, en la tribuna se encontraban Juan Negrín, Manuel Azaña, Diego Martínez Barrio, Lluís Companys, José Díaz, Dolores Ibárruri y los generales Vicente Rojo y José Riquelme.
El 1 de noviembre de 1938, en un mitín de despedida y reconocimiento a las Brigadas Internacionales celebrado en Barcelona, Dolores Ibárruri haría un histórico discurso hacia los brigadistas internacionales que estaban preparados para partir, saludando que empezaban a formar parte no sólo de la historia, sino también de la leyenda:

"Es muy difícil pronunciar unas palabras de despedida dirigidas a los héroes de las Brigadas Internacionales, por lo que son y por lo que representan.

Un sentimiento de angustia, de dolor infinito, sube a nuestras gargantas atenazándolas.... Angustia por los que se van, soldados del más alto ideal de redención humana, desterrados de su patria, perseguidos por la tiranía de todos los pueblos...
Dolor por los que se quedan aquí para siempre, fundiéndose con nuestra tierra y viviendo en lo más hondo de nuestro corazón aureolados por el sentimiento de nuestra eterna gratitud.
De todos los pueblos y todas las razas, vinisteis a nosotros como hermanos nuestros, como hijos de la España Inmortal, y en los días más duros de nuestra guerra, cuando la capital de la República española se hallaba amenazada, fuisteis vosotros, bravos camaradas de las Brigadas Internacionales, quienes contribuisteis a salvarla con vuestro entusiasmo combativo y vuestro heroísmo y espíritu de sacrificio.
Y Jarama y Guadalajara, y Brunete y Belchite, y Levante y el Ebro cantan con estrofas inmortales el valor, la abnegación, la bravura, la disciplina de los hombres de las Brigadas Internacionales.
Por primera vez en la historia de las luchas de los pueblos se ha dado el espectáculo, asombroso por su grandeza, de la formación de las Brigadas Internacionales para ayudar a salvar la libertad y la independencia de un país amenazado, de nuestra España.
Comunistas, socialistas, anarquistas, republicanos, hombres de distinto color, de ideología diferente, de religiones antagónicas, pero amando todos ellos profundamente la libertad y la justicia, vinieron a ofrecerse a nosotros incondicionalmente.
Nos lo daban todo; su juventud o su madurez o su experiencia; su sangre y su vida, sus esperanzas y sus anhelos... Y nada nos pedían. Es decir, si: querían un puesto en la lucha, anhelaban el honor de morir por nosotros.
¡Banderas de España!... ¡Saludad a tantos héroes, inclinaos ante tantos mártires!... 
¡Madres!... ¡Mujeres!. Cuando los años pasen y las heridas de la guerra se vayan restañando; cuando el recuerdo de los días dolorosos y sangrientos se esfume en un presente de libertad, de paz y de bienestar; cuando los rencores se vayan atenuando y el orgullo de la patria libre sea igualmente sentido por todos españoles, hablad a vuestros hijos; habladles de estos hombres de las Brigadas Internacionales.
Contadles cómo, atravesando mares y montañas, salvando fronteras erizadas de bayonetas, vigiladas por perros rabiosos deseosos de clavar en ellos sus dientes, llegaron a nuestra patria como cruzados de la libertad, a luchar y a morir por la libertad y la independencia de España, amenazadas por el fascismo alemán e italiano. Lo abandonaron todo: cariños, patria, hogar, fortuna, madre, mujer, hermanos, hijos y vinieron a nosotros a decirnos: "¡Aquí estamos!, vuestra causa, la causa de España es nuestra misma causa, es la causa de toda la humanidad avanzada y progresiva".
Hoy se van; muchos, millares, se quedan teniendo como sudario la tierra de España, el recuerdo saturado de honda emoción de todos los españoles.
¡Camaradas de las Brigadas Internacionales! Razones políticas, razones de Estado, la salud de esa misma causa por la cual vosotros ofrecisteis vuestra sangre con generosidad sin límites os hacen volver a vuestras patrias a unos, a la forzada emigración a otros. Podéis marcharos orgullosos. Sois la historia, sois leyenda, sois el ejemplo heroico de la solidaridad y de la universalidad de la democracia, frente al espíritu vil y acomodaticias de los que interpretan los principios democráticos mirando hacia las cajas de caudales o hacia las acciones industriales que quieren salvar de todo riesgo.
No os olvidaremos, y, cuando el olivo de la paz florezca, entrelazado con los laureles de la victoria de la República española, ¡volved!...
Volved a nuestro lado, que aquí encontraréis patria los que no tenéis patria, amigos, los que tenéis que vivir privados de amistad, y todos, todos, el cariño y el agradecimiento de todo el pueblo español, que hoy y mañana gritará con entusiasmo: ¡Vivan los héroes de las Brigadas Internacionales!"

Sin embargo, nunca pudieron volver porque la República fue derrotada poco más de cinco meses después, tras dejar en tierra española la sangre alrededor de 10.000 combatientes y unos 7.000 desaparecidos.

El 5 de abril de 1937, en el diario de los comisarios del Pueblo: "La Voz del combatiente", el poeta Miguel Hernández había publicado un soneto en homenaje a los brigadistas internacionales fallecidos en el combate contra el fascismo y sobre las tumbas en que yacían brigadistas anónimos:

"AL SOLDADO INTERNACIONAL CAÍDO EN ESPAÑA"

"Si hay hombres que contienen un alma sin fronteras,
una esparcida frente de mundiales cabellos,
cubierta de horizontes, barcos y cordilleras, 
con arena y con nieve, tú eres uno de aquellos.

Las patrias te llamaron con todas sus banderas,

que tu aliento llenara de movimientos bellos.
Quisiste apaciguar la sed de las panteras,
y flameaste henchido contra sus atropellos.

Con un sabor a todos los soles y los mares, 

España te recoge porque en ella realices
tu majestad de árbol que abarca un continente.

A través de tus huesos irán los olivares

desplegando en la tierra sus más férreas raíces,
abrazando a los hombres universal, fielmente."

La mayoría de los 10.000 birgadistas internacionales supervivientes, tratando de volver a sus países, lo cual algunos hicieron sin problemas, pero otros se verían con situaciones difíciles, pues formalmente eran expulsados de España y serían detenidos a su llegada, porque habían salido sin autorización para servir a un ejército extranjero, motivo por el cual muchos birgadistas debieron ir como exiliados a terceros países. Así lso italianos, alemanes, austríacos, húngaros, ... no pudieron volver a sus países por los regímenes fascistas y nacionalsocialistas imperantes. Los estadounidenses, durante la Guerra Fría, serína denominados antifascistas prematuros, y sufrirían la caza de brujas del senador McCarthy.

Con la derrota de la República, Europa había perdido la primera batalla contra el fascismo, y muchos de esos hombres cayeron en el olvido.
El 19 de enero de 1996, se aprobaría un Real Decreto por el que se reconocía la inestimable ayuda de los voluntarios y se les daba la nacionalidad española:

"Es de justicia reconocer la labor en pro de la libertad y de la democracia llevada a cabo por los voluntarios integrantes de las Brigadas Internacionales durante la guerra civil española de 1936 a 1939. Los supervivientes de la contienda merecen ver de un modo patente la gratitud de la Nación y para ello nada más justo que entender que se dan en ellos las circunstancias excepcionales previstas en el artículo 21 del Código Civil a los efectos de la concesión de la nacionalidad española por carta de naturaleza."