viernes, 15 de junio de 2018

AQUARIUS: CARIDAD LACRIMÓGENA NO. SOLIDARIDAD ACTIVA Y DESARROLLO HUMANO. 200 MIL MILLONES E.

De la solidaridad y fraternidad humana a los buenos sentimientos y a la caridad, hay un abismo. Claro que conmueve el drama, y la tragedia en muchos casos, de millones de personas, niños, hombres y mujeres, que las mafias hacinan sin la más elemental seguridad de un salvavidas en cascarones carcomidos que lanzan al mar. Y claro que conmueve saber que muchas de estas personas han sido compradas o vendidas como ganado en las playas libias, o tienen que pagar miles de euros para la aventura de su traslado al "paraíso". Y claro que debemos hacer todo lo posible para ayudarles a salir de esta situación  de la única forma digna, que es respetando sus derechos humanos como si de nosotros mismos se tratara. 
Pero al mismo tiempo que se hace esto y se buscan todos los mecanismos posibles para ello, es imprescindible poner encima la mesa las causas de un éxodo tan trágico, caótico y monstruoso. Saber porqué niños y niñas son lanzados a una patera y mujeres embarazadas y hombres con plenas capacidades físicas arriesgan su vida por una quimera que les cuesta lo que no tienen. Nadie habla de las causas de que tantos millones de personas abandonen el solar en el que han nacido. Nadie habla de las guerras neocoloniales y de saqueo que el capitalismo ha desencadenado en el Próximo y Medio Oriente, destruyendo Iraq, Libia, e intentando lo mismo con Siria, países con el nivel de vida económico, social y cultural más alto en la zona; nadie habla de la matanza en Yemen y de su destrucción por parte del socio feudal saudí; nadie habla de la financiación, adiestramiento y protección de los mercenarios terroristas wahabistas por parte de las potencias de EEUU y de Europa que quieren quedarse con la zona, sus vías y sus recursos ; nadie habla del terrorista Estado de Israel contra el pueblo palestino y de su permanente intervención en Siria; tampoco se habla de las guerras  de saqueo impulsadas en el centro y este de África para disputarse y quedarse con el coltán, los diamantes y las materias primas elementales. Y tampoco nadie habla de acabar con las mafias que, aprovechando el nivel de degradación de la zona, comercian con personas, torturan y matan. No sería tan difícil acabar con las mafias del crimen, si EEUU y los estados neocoloniales que obedecen sus dictados pusieran los ejércitos que utilizan para matar y destruir a pueblos inocentes, al servicio de esta tarea de higiene humanista.  
Y en nuestro país, el nuevo presidente del gobierno pone cara de profunda consternación hablando de los naufragos del Aquarius, procedentes de aquellas playas del Estado de  Libia. Un país que un gobierno del PSOE, con su Presidente y sus ministras de Defensa y Exteriores al frente, bombardeó, contribuyendo a destruirlo, siguiendo las órdenes de la OTAN, una organización terrorista en la que en aquel momento tenía un importante papel en su nivel más alto el general Julio Rodríguez, actual referente moral y político de Podemos. 
En resumen, nadie habla, ni aquí ni en la Europa que participa de las guerras y saqueos, y que son corresponsables de los mismos, de pasar de la palabrería lacrimógena y egoísta a una verdadera acción solidaria. Una acción, que además de ser un acto de fraternidad humana con lo millones de personas que no tienen nada, sería también una acción racional, científica, de equilibrio económico y social para el desarrollo imprescindible de condiciones de vida básicas dignas en un gran espacio africano. Las inversiones rigurosamente programadas y aplicadas en educación, sanidad, agricultura, agua potable, industrias medias para productos de consumo de primera necesidad, el comercio justo, el fin de los enfrentamientos y guerras y la cooperación, tendrían efectos inmediatos en la vida de la gente. Hace ya tiempo propuse y exigí a los países "ricos" responsables de guerras y hambrunas que iniciaran un plan de reconstrucción de los países destruidos y saqueados y de desarrollo integral de los mismos al que destinaran inicialmente 200 mil millones de euros, controlados y administrados rigurosamente por las instituciones y organizaciones políticas y sociales de Europa y de todos los países participantes. Frente a la demagogia "humanista", lloriqueo y cinismo que ha despertado el Aquarius y su carga humana, empezar el proceso de corrección de la situación con una gran medida de choque inicial para un plan a medio y largo plazo que acabe progresivamente con la tragedia de tantos millones de personas en las zonas receptoras, destruidas y empobrecidas y garantice la seguridad y las condiciones de vida en los países europeos y del mundo que contribuyan al mismo. Si 200 mil millones os parece demasiado, poned una cifra.
Enviaré esta propuesta a las organizaciones políticas y sindicales y a los movimientos que se reclaman de la solidaridad y la justicia social.

200 MIL MILLONES DE EUROS PARA UN PROGRAMA CONTRA EL HAMBRE Y LAS GUERRAS.                    

domingo, 10 de junio de 2018

CADENA ABERTZALE POR "EL DERECHO A DECIDIR".

Derrotado el terrorismo etarra del tiro en la nuca y el coche bomba, ahora toca buscar nuevas vías para llegar al mismo sitio y hacer que algún día en una Euzkadi independiente la raza sea un crisol de las más altas virtudes humanas y raciales. Si el racista Arzallus dijo aquello de "Unos mueven el árbol, y otros recogen las nueces", en referencia a sus socios de ETA moviendo el árbol, ahora otros, en nombre de lo mismo, organizan cadenas humanas iguales a aquellas que los nazional-secesionistas catalanes pusieron en marcha hace tiempo. Ni unos ni otros están dispuestos a volver a la senda de la política humanista, cultural, solidaria,  internacionalista y universal, presos de sus fanatismos racistas identitarios.
Decía Einstein "Hay dos cosas infinitas : el universo y la estupidez humana. y del universo no estoy seguro". Las "Manadas" nacionalistas, desde las más grandes y poderosas a las más pequeñas y locales, creen estar siempre en posesión de una verdad absoluta que anula las verdades y, en consecuencia, la verdad. Crean un sentido de "tribu" elegida, inventan fábulas y siguen al pie de la letra a Goebbels en aquello de que la mentira repetida mil veces se convierte en la verdad oficial. Y lo machacan día tras día por todos los medios,  afirmando que todo ello garantiza la seguridad y el bienestar hasta convertir a una parte importante de la sociedad en una masa descerebrada sin conciencia crítica ni inteligencia política.  Esto lo hacen tanto aquellos de ayer en Canadá, con Trump incluido, estos que, derrotado el terrorismo en Siria, organizan en Alemania un evento para juzgar los "crímenes" de Bashar al Assad , o los independentistas y abertzales de todo pelaje en España.  
"El estúpido es más peligroso que el malvado". O como dijo el historiador económico italiano, Carlo M. Cipolla, la estupidez " es una de las fuerzas más poderosas y oscuras que impiden el crecimiento del bienestar y la felicidad humana". Lo cual no impide que la estupidez vaya unida también muchas veces a  la maldad, con lo cual es doblemente peligroso, ya que un malvado inteligente siempre puede tener un rasgo de inteligencia y sensatez pero si es malvado y estúpido está anulado para ello. 
Y conste que de la estupidez no se salvan personas extremadamente inteligentes ya que la estupidez es el fracaso de la inteligencia.    
EL ESTADO TERRORISTA DE ISRAEL CONTINÚA ASESINANDO PALESTINOS. Y "LA MANADA" CALLA.

Reunidos en Canadá los principales testaferros de la posesión del dinero y de la capacidad de armar guerras en defensa de sus intereses, asisten imperturbables a la permanente matanza de palestinos producida al mismo tiempo que se reúnen. No es para ellos un trágico problema el asesinato diario de hombres, mujeres y niños palestinos por el Estado sionista, su gran preocupación es rechazar  la presencia de Rusia en el evento de testaferros, por no ser dócil a sus dictados, a pesar de ser ese país una potencia económica. Y la principal potencia económica actual, China, también queda excluída. La "Manada", reunida en Canadá, calla y acepta las órdenes y los crímenes de sus mercenarios y verdugos sionistas. Y el mundo silente continúa silente, continuando la mayoría creyéndose las mentiras del régimen o dejándose embaucar por estas. Hablemos nosotros.  
No paremos de denunciar, repudiar y expresar de la forma más contundente posible nuestro rechazo a los crímenes del Estado terrorista de Israel y nuestra solidaridad y fraternidad con un pueblo al que han saqueado sus tierras, arrancado sus olivos, robado Jerusalén y derruido sus casas, plazas y calles enclaustrando a sus gentes  en guetos. CON PALESTINA Y SU PUEBLO.    

viernes, 8 de junio de 2018

NUEVA AGRESIÓN SECE-FASCISTA EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA, EN UN ACTO SOBRE CERVANTES.

Con la tolerancia, el silencio y el mirar hacia otro lado de las autoridades académicas y políticas de Barcelona y Catalunya, los energúmenos independentistas de diverso pelaje, que se califican a si mismos de "antifeixistes",  orientados por la CUP, este bodrio que usurpa las siglas de izquierda y que organiza e impulsa a los CDR como brigadas de asalto del fascio secesionista, impidió un acto sobre Cervantes en la Universidad, organizado por Sociedad Civil Catalana. El racismo catalán no tiene que envidiar a ningún otro. Sigue la tradición marcada por sus "teóricos e intelectuales", desde Prat de la Riba a Pompeu Gener, de Heribert Barrera a Pujol, de Puigdemont a Torra, apoyándose siempre en sus fuerzas de choque. De las brigadas de asalto de Estat Català de 1934, "Nosaltres Sols", al estilo de las SS alemanas,  con Josep Dencás y los hermanos Badía a la cabeza, entre otros, modernizándose posteriormente con los valientes guerreros de Terra Lliure hasta llegar a los actuales CUP-CDR y sus aledaños. Toda una trayectoria de los que Quim Torra llama "Els pioners de l´independentisme". 
Parece haber sido un proceso irreversible que indica sencillamente que cuando una mentira de origen se va encadenando día tras día a otras mentiras, los inventores de la mentira van metabolizando en su cerebro deformado la primera mentira y todas las siguientes, convirtiéndolas en verdades eternas incontestables. Viven inmersos en su mentira y  engaño, y como esto necesita "masas" crédulas que les sigan ciegamente, utilizan todos los medios a su alcance para crearlas: adoctrinan desde la escuela y manipulan desde los medios de comunicación públicos, todo ello pagado con dinero público robado, que iba destinado a otros fines. El resultado de estas prácticas fascistoides es la manipulación de las conciencias hasta obtener la ciega credibilidad de los desinformados, ingenuos o arribistas que creen en milagros del tipo de que cuando "España y los españoles dejen de robar a Catalunya", esta será un paraíso sobre la tierra, sin lucha de clases, fraternalmente unidos todos por la "ancestral  y milenaria identidad catalanoide", previo acto de fe identitaria de rendición de todos los españoles que un día invadieron Catalunya para liquidarla.
Es como si se hubiese producido un fenómeno biológico-anímico en el que los cerebros se van ablandando y se vuelven de golpe todos amarillos y amorfos y sólo circula por ellos una leyenda fraudulenta única que resume su mentira inicial repitiéndola hasta el agotamiento. Y la sociedad antes crédula y combativa, ahora continúa siendo crédula pero es menos combativa ya que acusa el golpe aquel de "Qué largo me lo fiáis", habiendo visto que el paraíso no está al doblar la esquina. El "procés" y toda su parafernalia está derrotado y acabado, pero durará mucho el estancamiento en la charca que crearon.


 Las juventudes de Estat Català, tan parecidas a las que copiaron. 
Y cuando no hay razón ni razones, el tumulto para amenazar. 

(Vale la pena volver a leer el anterior artículo que publiqué: "Las amistades del Le Pen catalán") de Juan Fco Fuentes. 

jueves, 7 de junio de 2018

PUBLICADO EN EL PAÍS.COM.
Las amistades del Le Pen catalán
El separatismo catalán (Nosaltres Sols!) propuso a Hitler una colaboración estrecha, basada en las similitudes entre el pangermanismo y el pancatalanismo. Una Cataluña libre, explicaron, crearía un país amigo de Alemania en el Mediterráneo
OtrosConéctateEnviar por correoImprimir
JUAN FRANCISCO FUENTES
6 JUN 2018 - 00:00 CEST
Las amistades del Le Pen catalán
EULOGIA MERLE
Creo que la escena no ha llegado a contarse nunca por escrito, aunque su protagonista involuntario, el político socialista Luis Araquistáin, la contó alguna vez en privado, más divertido que ofendido. Araquistáin era embajador de la Segunda República en Berlín cuando se produjo la subida del nazismo al poder y como tal tuvo el triste honor de ser invitado a la cena que Hitler ofreció al cuerpo diplomático pocos días después de ser nombrado canciller. El embajador español acudió con su esposa, Gertrude Graa, Trudy, mujer bellísima, originaria de la Suiza germanófona, que tenía el alemán como lengua materna y a la que durante la cena le correspondió sentarse a la izquierda de Hitler. Su belleza de tipo nórdico —su familia procedía de un país báltico— y su alemán nativo obnubilaron inmediatamente a Hitler, que entabló una animada conversación con ella. Cuanto más admiraba la belleza de Trudy, más le extrañaba que hubiera unido su vida a un personaje tan carpetovetónico como el embajador español, sentado al otro lado de la mesa. Al final, el Führer ya no pudo contenerse y le soltó la pregunta que llevaba haciéndose desde el principio: “¿Y usted cómo ha podido casarse con este infrahombre?

La mala opinión de Hitler sobre la calidad racial de los españoles pudo facilitar los contactos que un sector del separatismo catalán mantuvo con el III Reich poco antes de la Guerra Civil en busca del apoyo alemán a la independencia de Cataluña. La prueba documental la encontró hace años el historiador Xosé M. Núñez Seixas en el Politisches Archiv des Auswärtigen Amts [archivo político del Ministerio de Asuntos Exteriores] de Berlín, donde se conserva un extenso memorándum en español que, en mayo de 1936, el grupo separatista Nosaltres Sols! hizo llegar al Gobierno de Hitler a través del consulado alemán en Barcelona. Parte del documento consiste en un plan que el año anterior un dirigente de Nosaltres Sols! había presentado en persona en el Ministerio de Propaganda del III Reich. A aquella propuesta inicial se había añadido esta vez una adenda, titulada “Ampliación de nuestro proyecto”, precisando los términos de la colaboración.
Se incidía sobre todo en la confluencia de intereses entre Alemania y Cataluña frente a Francia y España, en las similitudes históricas entre el pangermanismo y el pancatalanismo y en el común rechazo al orden internacional creado por el Tratado de Versalles. Los autores del memorándum ofrecían fomentar la conciencia secesionista en el sur de Francia, informar a Alemania sobre objetivos militares en España y, en caso de guerra, proporcionarle grupos armados que podrían ser “instruidos por Vds.”. El sentido del plan presentado por “nuestra organización patriótica N. S. [Nosaltres Sols!]” se resumía finalmente en una idea muy sencilla: “Una Cataluña libre representaría para Alemania un paso definitivo en el desmoronamiento de Francia y la existencia de un país amigo en el Occidente Mediterráneo”.
Las opiniones de Torra sobre los españoles están cerca del concepto nazi de infrahombre
El acercamiento a la Alemania nazi por parte de sectores separatistas era congruente con las posiciones abiertamente racistas que preconizaban publicaciones afines (“Fonaments cientifics del racism”, Quaderns del Separatisme) y con las declaraciones de algunos de sus líderes, como Batista i Roca, que intentó de nuevo negociar con Alemania ya en plena Guerra Civil, o los tristemente célebres hermanos Badia, tan de actualidad en estas últimas semanas por la admiración que dice profesarles Quim Torra. Las opiniones del nuevo presidente de la Generalitat sobre los españoles no andan muy lejos del concepto de infrahombre que utilizó Hitler al referirse al embajador de la Segunda República en Berlín. No es de extrañar por ello su empeño en homenajear a aquel sector del nacionalismo catalán que en los años treinta se mostró dispuesto a todo con tal de lograr, como se afirma en el memorándum entregado al Gobierno de Hitler, “la libertad total y absoluta de Cataluña”. Fueron, en palabras de Torra, “els pioners de la independència”, hombres como Josep y Miquel Badia, Batista i Roca, Josep Dencàs y Daniel Cardona, figuras destacadas de Estat Català y Nosaltres Sols!, que en tiempos difíciles supieron ver que la independencia era el único camino, sin que el régimen político vigente en España, dictatorial o democrático, monárquico o republicano, cambiara en nada las cosas. “Quina lliçó, quina bellíssima lliçó!”, exclamaba el actual presidente de la Generalitat en un artículo publicado hace cuatro años, ignorando —o no— que entre los servicios prestados a la causa por Nosaltres Sols! se encuentra esa detallada propuesta de colaboración presentada al Gobierno de Hitler poco después de la victoria del Frente Popular en España.
Estas son las amistades peligrosas que Quim Torra ha trabado en su deambular por la historia del independentismo en busca de héroes dignos de tal nombre. Tiene algo de ironía del destino que su afán por hacerles justicia deje al descubierto aquello que la agitprop nacionalista había intentado ocultar durante décadas de incansable labor: los orígenes supremacistas y las veleidades fascistoides de algunos de los grupúsculos que en los años treinta orbitaban en torno a Esquerra Republicana de Catalunya y Estat Català. Esa es la principal fuente de inspiración histórica de aquel a quien Pedro Sánchez ha denominado el “Le Pen español”.
Sánchez es presidente del Gobierno por los votos de partidos que llevan la hispanofobia en su ADN
Han pasado muchas cosas en el poco tiempo transcurrido desde que el líder socialista calificara en esos términos al presidente de la Generalitat. El secretario general del PSOE se acaba de convertir en presidente del Gobierno y lo ha hecho gracias a los votos de partidos que llevan el supremacismo y la hispanofobia en su ADN. Entre ellos se encuentra el PNV, cuyo fundador, Sabino Arana (tiene calle en Barcelona), fue pródigo en declaraciones racistas y antiespañolas —“los maketos: esos son nuestros moros”. No en vano, los autores del memorándum de Nosaltres Sols! reservaban a “nuestros hermanos de Euskadi” un papel relevante en ese gran proyecto supremacista que buscaba el aval del III Reich. Nada tiene de particular que Quim Torra coloque a sus amistades peligrosas en el panteón de hombres ilustres del nacionalismo catalán. Resulta inquietante en cambio que el líder del PSOE llegue al poder aupado por una comparsa política muy alejada de lo que por sus ideales y su pasado debe representar el socialismo español.
Recién acabada la Guerra Civil, Francisco Largo Caballero hizo una demoledora autocrítica de la experiencia que había supuesto para el PSOE la colaboración con los partidos republicanos —incluida ERC— durante la Segunda República: “¡Y que nos hayamos embarcado con esa gente!”. Esperemos por el bien de todos que Pedro Sánchez no tenga que repetir nunca estas palabras.
Juan Francisco Fuentes es catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid y visiting senior fellow en el IDEAS Centre de la London School of Economics.

domingo, 3 de junio de 2018

OTRA DE LADRONES, BUFONES, CASTAS ANTIGUAS Y NUEVAS CASTAS.  Y MARIANO A LA NOTARÍA.

Se va el notario que nunca debía haber dejado la notaría, en el caso de que sirva para ello. Que ha practicado una política conservadora como corresponde a su ideología y partido pero que incluso en esto se debe exigir que aunque la política que se realiza sea conservadora en todo, sea política, no gestos esperando que el tiempo lo arregle todo. Pero conste que no lo ha hundido la política practicada, o no practicada, sino la utilización que dan los márgenes, o centros, de la política, para practicar todo tipo de latrocinios a aquellos y aquellas que se consideran con derecho de pernada para penetrar las cajas  de caudales de la sociedad que trabaja, cumple y no roba. O sea, que después de lo que estaba saliendo desde hacía años en España del PP, con Gürtels, Bárcenas, Camps, González...., lo lógico y honrado hubiera sido decir: "Soy consciente de que una serie de personajes de alto rango en el PP están pringados hasta las cejas y ello afecta a todo el PP. Vamos a investigar hasta las últimas consecuencias, descubrir todo lo robado y devolverlo y defender el castigo de los culpables, según la ley". 
Y así, dando el ejemplo, exigir a los socios nacionalistas y separatistas catalanes de políticas neoliberales, de latrocinios múltiples compartidos, de acción de gobierno puesto al servicio de hacerse rico, vivir como un rico y guardar los millones para el mañana en las Andorras, Suizas, paraísos fiscales, que hicieran lo mismo: investigar sus robos, señalar a los culpables propios,  empezando por los Pujol de los 23 años de presidencia de Ali Babá, y todos los socios y cómplices de partido culpables, y hacerles devolver el dinero y aceptar las penas que la ley certifica para el robo a mansalva de lo ajeno. E irse con ellos a la oposición a purgar sus fechorías. 
Algo que se debe exigir sin más demoras para los que en Andalucía, con los ERES y otros chanchullos, robaron y dejaron robar lo que ya parece estar escrito en los informes judiciales que van saliendo con sumas multimillonarias. Y aquí me paro, hablando sólo de los grandes casos más actuales y escandalosos, que suman en conjunto un montón de centenares o miles de millones,  aunque el escándalo, sea dicho, ya lo ha metabolizado el cuerpo social. Como afirmó Marin Luther King en esta frase de claridad moral y política meridiana: "Lo preocupante no es la perversidad de los malvados, sino la indiferencia de los buenos". 
Ante lo que le acaba de pasar al PP, moción de censura incluido, me pregunto: los facinerosos, energúmenos, aventureros y gente de mal vivir, nacionalistas y no nacionalistas, separatistas o no separatistas, los que tenían que acabar con la casta y se han convertido en casta pura y dura, ¿continuarán afirmando que los poderes del Estado, incluida la investigación policial y los jueces, están al servicio del PP? Porque si fuera así, francamente no entiendo que los que son acusados de encarcelar a los golpistas catalanes por orden del PP, sean ahora los que dicten tan duras condenas a los mismos.
Espero que Pedro Sánchez cumpla lo que dice, sin hacer concesiones a los que ponen de protectoras de sus desmanes a las Morenetes y a los Sant Jordi; a los Monederos y Monereos y a los Mister Chalet, que un día votan a Sánchez sin pedir nada y al día siguiente ya quieren entrar en el gobierno; a los que ya han arrancado al inútil presidente notario otros centenares  de millones de euros más para continuar mangoneando la "colonia" vasca y ahora esperan arrancar más privilegios del nuevo presidente.

martes, 29 de mayo de 2018

 INTELIGENCIA POLÍTICA Y VACÍO. EL VACÍO NO EXISTE.


Desaparecida la inteligencia política y un sentido razonable de la dialéctica social, es relativamente fácil el desarrollo de un vacío que puede dar pie a todo tipo de situaciones, por esperpénticas que nos parezcan. Si ello va acompañado de la anulación o auto liquidación de una izquierda plural y bien organizada, con principios y valores éticos y políticos sólidos, tenemos el mejor, o peor, cuadro para que prosperen todo tipo de aventuras que, utilizando la política como un instrumento al servicio de los intereses más bastardos, es capaz de conducir a las sociedades a callejones sin salidas, de los que desaparezcan el más elemental buen sentido común. Diversas versiones de lo que digo, las podemos encontrar, sin ir más lejos, en Grecia, Italia y España, en primer lugar, como tres muestras de la realidad actual en toda Europa y en las Américas, potenciada por los mismos responsables del conjunto de males sociales y hambrunas, violencias y guerras que continúan azotando el mundo.
"ES EL CAPITALISMO, ESTÚPIDO", me podréis decir con razón. Y coincidiré en el principio de afirmación que constata una cosa archisabida y denunciada por activa y por pasiva, aunque inmediatamente preguntaré si la existencia del capitalismo, más ancestral  que nosotros, tiene que campar por sus lereles haciendo lo que le dé la gana sin oposición. Y más aun, constatando que en muchas otras ocasiones el capitalismo, a pesar de su fuerza no derrotada, ha sido contestado política y socialmente y ha tenido que acomodarse a una situación en la que no hacía lo que le daba la gana, si no lo que podía. El Movimiento Obrero y la izquierda en su conjunto, desde la que pactó un acuerdo de tolerancia mutua con el sistema capitalista, hasta la que siempre se ha pronunciado por su superación y por la implantación de un sistema social socialista, ha domesticado parcialmente el sentido depredador y asilvestrado del capitalismo. Pero últimamente, parece que desde la desaparición de la URSS, como un contrapoder mundial que dejó paso al sistema actual unipolar sin control,  con la globalización neoliberal y las finanzas y la economía al servicio estricto de la producción, en muchos casos parasitaria y sin ningún sentido de redistribución de la riqueza entre territorios y personas, ha desaparecido la política como instrumento para ordenar, equilibrar y civilizar la convivencia. 
En los tres casos señalados, el caso griego está claro: se ganan unas elecciones por mayoría absoluta y se pone en marcha un programa de cambio gradual para hacer frente al enorme agujero financiero de deuda internacional dejado por la socialdemocracia y la derecha griegas, deuda alentada en el derroche por los medios económicos y políticos internacionales en busca del más indecente beneficio. Y se exige al nuevo gobierno pago inmediato de la deuda-fraude. Este convoca un referéndum que gana por mayoría, e inmediatamente el gobierno ganador de Tsipras hace lo contrario a lo que han decidido los votantes y se entrega de pies y manos al corrupto capital internacional. El resultado es el recorte drástico de salarios, pensiones, condiciones laborales y sociales de las clases trabajadoras griegas, a pesar de las grandes movilizaciones, y la previsible vuelta al poder de la derecha-derecha. 
En Italia, viene de lejos, cuando en un acto de suicidio político sin parangón en la historia, el Partido Comunista Italiano, para ser aceptado por los EEUU y "creíble"  con su "nueva imagen", decide autodisolverse como tal, crear una pantomima de Partido de la Izquierda Democrática, para cambiar al poco tiempo a simple Partido Democrático para infundir menos sospechas, y practicamente desaparecer como fuerza organizada, dejando el terreno abonado, primero para Berlusconi y luego para los populismos de extrema derecha de la Liga Norte y el pupurri demagógico del movimiento de  las 5 Estrellas (M5E). Nos encontramos en Italia con uno de los más graves problemas políticos desde el final de la Segunda Guerra, que afecta a toda Europa en la economía, en la política, en la perspectiva de alumbrar un nuevo proceso democrático orientado a la izquierda y a un cambio posible por necesario. 
Y, en tercer lugar, España. Un partido gobernante corroído por la corrupción y un gobierno y un presidente de gobierno inútiles para cualquier tarea con perspectivas de hacer una política, conservadora como corresponde a su ideología, pero seria y coherente para saber a qué atenerse ahora y en el futuro. Si no la ha hecho en las cosas más acuciantes en los últimos años, dejando pudrir la situación en Catalunya, como un clamoroso caso de inutilidad política, menos lo va a hacer ahora de juzgado en juzgado. Se debe enviar al PP a la oposición para unos cuantas décadas. Pero si miramos al conjunto del panorama, no acaban los graves problemas políticos que afectan al país en el PP; ahí está el semidormido caso de la corrupción de los nacionalistas catalanes en el candelero, corrupción, según dicen, tan importante o más que la del PP. Y ya juzgándose la de los ERES en Andalucía que expresa una vertiente más de lo que puede ser la corrupción. 
Ante todo el panorama descrito, la conclusión a la que llego, con mucha voluntad y poco optimismo, es la que da título al artículo: Cuando fracasa la inteligencia política, y habida cuenta de que el vacío no existe, donde no hay política para analizar, abordar y buscar alternativas a los problemas colectivos desde la razón, la coherencia y el método, habrá otras "soluciones" que convertirán la política en puro cambalache de egoísmos enfrentados sin horizonte de solución racional. En los tres casos analizados es así, y la degradación de los mismos significa una degradación de la política en todo el entorno en que nos movemos. Volviendo al más cercano, es difícil que la "izquierda" española actual, gane o pierda la moción de censura contra el PP, tenga capacidad para poner en marcha una verdadera alternativa política con capacidad de actuación urgente y con perspectivas de consolidarse. Pero como hay lo que hay, pero milagros no, todas las personas, grupos y plataformas de debate político existentes y coincidentes en lo fundamental de los objetivos, deberemos actuar en esa situación defendiendo lo más justo y razonable para avanzar y consolidar una nueva realidad. Como construir una alternativa es imposible, por ello deberemos hacerlo. A pesar de los gobernantes y dirigentes corruptos o ineptos, o corruptos e ineptos. Y, a pesar, de los que les votan y siguen la corriente, tan culpables como aquellos.

jueves, 24 de mayo de 2018

LA REALIDAD AGOTA. CAMBIARLA, EL ÚNICO CAMINO.

Uno puede estar cansado de una realidad, aquí, allá y acullá. Una realidad agotadora en España por la degradación de los comportamientos decentes, de la honestidad elemental que debería presidir la vida colectiva, por un egoísmo avariento y poseedor, capaz de utilizar la confianza depositada en las personas que deben administrar democraticamente los bienes de la comunidad para engañar, medrar, robar y acumular fortunas. Con todo ello se va generando una situación económica y social de descomposición del sentido colectivo, de degradación de la política como instrumento de análisis y solución de los problemas, y va abriéndose paso la "filosofía" del aceptar "quién no roba es porque no puede". Luego me referiré en concreto a una "solución" de los asuntos españoles que sería ideal, aunque me temo que será pura quimera. Antes veamos las realidades del mundo.
Empezando por las guerras y sus consecuencias. En Siria, a pesar de la derrota de los mercenarios y terroristas, impulsados, adiestrados, financiados y protegidos por EEUU, Israel, Arabia Saudí, Turquía, Gran Bretaña y el conjunto de la UE, cada parte con diversos grados de intervención bélica según los intereses propios, los promotores de la guerra no renuncian a sus objetivos de dividir y fragmentar Siria, de crear zonas de intervención neocolonial para el control geopolítico del territorio y de los recursos y materias primas, de las vías de comunicación para el transporte de las mismas desde Asia a Europa pasando por la zona del golfo. Una zona en permanentes guerras e intervenciones desde que Mohammad Mosaddeq, un primer ministro elegido democraticamente en Irán en 1951, decidió nacionalizar el petróleo, en manos de las compañías británicas y norteamericanas. EEUU y Gran Bretaña organizaron un golpe de estado y lo derrocaron en 1953. Los golpes y contragolpes no han cesado nunca en toda la zona. Han destruído Iraq, Libia, parcialmente El Libano y Siria, Yemen, y más al centro africano, en Darfur-Sudán, Zimbabwe, Congo..., con centenares de miles, o millones, de muertos; a consecuencia de lo cual y de arrasar infraestructuras y viviendas y de la falta total de inversiones para el desarrollo social y humano, la zona padece las consecuencias del desastre. Países prósperos no hace mucho tiempo, como Iraq, Libia, Siria, este país después de 7 años de guerra de agresión, tienen que reconstruirlo todo y reorganizar la producción. Y millones de personas de las zonas de guerra y de los países empobrecidos del centro de África, que no han conocido nunca una verdadera ayuda para su desarrollo, agrícola en primer lugar para alimentar a toda la población y no para monocultivos de explotación para exportar, que no tienen apenas agua potable, que perecen pronto por falta de lo más elemental en salud, buscan desesperadamente la huida a Europa, cayendo en manos de todo tipo de mafias criminales que comercian con ellos como si de ganado se tratara, con la casi pasividad de la llamada pomposamente "Comunidad Internacional". Las playas de la destruida Libia son los nuevos campos de internamiento para lanzar al mar en pateras, cual nuevos trenes de la muerte, a miles de personas, muchas de las cuales mueren ahogadas, o son amontonadas en almacenes italianos, griegos, o "refugios" vallados en las fronteras de la opulenta Europa,  esperando la ayuda personal que no les llega a ellas, ni a sus países de origen.
En toda la zona descrita sólo hay una manera de aportar alternativas para el principio de solución de los problemas: Que  los EEUU y la UE, principales responsables de lo que sucede, acompañados de todos sus socios ricos, pongan en marcha de inmediato un plan de emergencia para la reconstrucción de las zonas destruidas y devastadas por las guerras y el saqueo. Un primer presupuesto de 200 mil millones de euros serviría para arrancar, previa planificación de las urgencias, con un riguroso control técnico y democrático de los recursos a nivel general y concreto en cada país, realizado por los organismos pertinentes de la UE y de la ONU. En Europa, la izquierda, si no quiere desaparecer definitivamente como proyecto internacionalista solidario por el desagüe de la historia, o de la historieta, debería salir de su eurocentrismo avalador de intervenciones, guerras, secesiones y silencios y ponerse las pilas de los principios y valores que le dieron vida, y defender en las instituciones de la UE y de cada Estado, en la calle y en los centros de trabajo y de estudio, la alternativa aquí propuesta, u otras en el mismo sentido. La consigna: basta de guerras y saqueos, acuerdos políticos y colaboración de los pueblos, reconstrucción de lo destruido y desarrollo. No más imperialismos y neocolonialismos  de EEUU y de Trump, ni de las ex-potencias coloniales de Francia y Gran Bretaña, ni del sionismo de Israel.
Y en cuanto a España y a la solución milagrosa de la que hablaba antes, se me ocurre algo muy simple: No podemos estar todo el día perdiendo el tiempo, angustiados por la perplejidad, la pena, la depresión y la ira de ver tantas pequeñas y grandes fechorías económicas y sociales extendiéndose por todo el territorio, mientras la mayoría de la sociedad crea con su trabajo la riqueza colectiva de la cual se aprovechan los explotadores"legales", por un lado, y los ilegales por otro, que al no tener bastante con los beneficios de cualquier negocio o tarea bien remunerada, recurren a las corrupciones y corruptelas, sin ningún reparo en la utilización de la política y de los cargos públicos para ello. Por lo cual ahí va la propuesta: Juntar a todos los culpables, sean los de la Gürtel, los del saqueo pujolista de Catalunya y los de los ERES, añadiendo los casos que falten, en un lugar adecuado con su correspondiente vigilancia para que no reiteren, y en condiciones adecuadas de vida y comodidad básicas para que puedan ponerse de acuerdo, como hacían antes cuando robaban, en qué deben hacer para purgar sus desmanes y para devolver lo robado. 
O sea, que hagan un acto de dura autocrítica por lo que hicieron, acompañada de la aceptación de las penas de cárcel que correspondan y de la devolución de lo robado. Y, naturalmente, y por si acaso, que la ley y los jueces cumplan con su cometido, sin concesiones a otra cosa que no sea aplicar la justicia sin venganza ni odio. No sé si tendré suerte con esta propuesta, pero es una idea para intentar reconstruir la vida colectiva con la política como instrumento esencial para la solución de los problemas. 

viernes, 18 de mayo de 2018

NOTAS SOBRE ITALIA, ISRAEL, CIUDADANOS, Y ETA. 


Sin necesidad de confundir ni meterlo todo en un saco, pero informando de lo que está sucediendo en un mismo momento político, sin demasiada capacidad o ganas de intervención por parte de la izquierda teóricamente real. Por partes:

Parte 1.- Que Trump, Pujol, Puigdemont..., y una larga ristra son sionistas, ya es muy conocido. No lo era tanto que lo fuera directa y claramente Ciudadanos, que sí se sabe que son neoliberales en economía, anticomunistas y conservadores en política, amigos de la OTAN, comparsas de los golpistas de Venezuela y defensores de los "rebeldes sirios" y de sus avaladores de la Coalición de la Guerra encabezada por EEUU. Pero Girauta, portavoz de Cs, lo ha dicho con nitidez para evitar dudas, en nombre propio, y de Cs y Rivera se entiende, en presencia del embajador sionista en España, Daniel Kutner: "Israel, luz para las naciones, cumple 70 años. Aquí celebrándolo con el admirado Daniel Kutner". Sobran comentarios, se ha destapado por si mismo otro sionista y su partido, defensores del estado nazi-terrorista de Israel.
Y para completar la noticia, PP, PDeCAT y Cs, no sé si algún grupo más, han vetado un debate en el Congreso para condenar la masacre de palestinos en Jerusalén.

Parte 2.- Y ¿qué hay de Italia? Pues, sencillamente, que forman gobierno los del Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga Norte (LN), dos populismos "todo atrapa", capaz la LN de querer trocear Italia tiempo atrás y cuando fracasa aliarse con quien sea y para lo que sea, y el M5E, un pupurri ni de derechas ni de izquierdas, con un programa  que, entre otras cosas, propone una reducción general de impuestos con una tasa única,  válida para ricos, pobres y lo que haya; y la devolución masiva automática de inmigrantes irregulares. Luigi Di Maio, el joven nuevo dirigente máximo de la Liga Norte, se declara "anti casta" (¿les suena?) y proclama combatir la degradación política italiana para avanzar con un programa "social" hacia la creación de un estado de bienestar en el que se superarán todos los problemas. Vaya, una especie de paraíso como el que prometían en Catalunya los nacionalistas, independentistas y secesionistas, juntos y revueltos y por separado. ! Cuánto se echa en falta en Italia al viejo Partido Comunista, auto liquidado!  Y hasta al Partido Socialista y a la Democracia Cristiana de Aldo Moro. Al menos, entre los tres, con todas sus contradicciones, conformaban un sistema mucho más sólido y creíble que lo actual para hacer política desde perspectivas ideológicas diferentes en la confrontación social dialéctica.
Y lo paradójico del caso, o nada paradójico, es que tanto en Italia como en Catalunya, estas posiciones obtienen un voto considerable que les permite gobernar. Y vuelta la burra a la era, que nunca aprende a separar bien paja de trigo, sino que lo pisotea y aplasta todo. El fascio-populismo en sus diversas facetas, según donde se produzca y su realidad y circunstancias, infecta desde la escuela hasta el último escalón, encontrándote a "empresarios, políticos, intelectuales e informadores diversos", que defienden con ardor las cosas más estrambóticas e infantiles, como si fueran alumnos iletrados de primer curso que han perdido el sentido adulto de la realidad y han vuelto al principio del conocimiento primario.

Parte 3 y última.- Y para que quede claro que los diversos racismos identitarios siempre se encuentran en un momento u otro y se alimentan y apoyan mutuamente, no importando los diversos métodos fascistoides empleados, aunque se disfracen de revolucionarios en su trayectoria, el final real de ETA, a causa de la derrota de su terrorismo, da paso a la nueva propaganda de ETA-Bildu, acompañados siempre de los elementos auxiliares que no saben ni se enteran y actúan de palanganeros. Y encuentran aliados y cobijo en el nazional-secesionismo de Catalunya, con dirigentes independentistas rindiendo tributo a los terroristas de Estat Català, con Dencàs y cia. y los hermanos Badía a la cabeza, pasando por el abrazo a terroristas de Terra Lliure; con fervorosos recibimientos a Otegi y lo que representa, mientras en Euzkadi, "desaparecida" ETA, aparecen por todas partes las pintadas dando las gracias a ETA por su acción "política" histórica y con nuevas amenazas a los "enemigos de Euzkadi" que, como en Catalunya, son los españolazos fascistas. Y el viejo defensor y acompañante del terrorismo, Arnaldo Otegi, dice que estos vivas a ETA y las amenazas a los que no los comparten forman parte del país. Como las playas, montes, calles, el txacolí, el pintxo o el marmitako.

Como colofón, sin la misma entidad política, Kichi, el alcalde de Cádiz, miembro de Podemos, ha dicho que "Hay que vivir como la gente corriente a la que se representa", y que él no piensa dejar de vivir en el barrio obrero y populoso de La Viña, en referencia indirecta al chalet de 600.000 euritos de Pablo Iglesias e Irene Montero. 


martes, 15 de mayo de 2018

NUEVO GENOCIDIO DEL ESTADO NAZI DE ISRAEL CONTRA EL PUEBLO PALESTINO, IMPULSADO POR SU SOCIO MAYOR DE FECHORÍAS, EEUU. ¿MANDARÁN A  LOS AVIONES Y MISILES DE LA OTAN  A PARARLO? 

Hitler-Trump y Netanyahu-Goebels lucían la sonrisa festiva sionista y estaban esplendorosos, acompañados de toda su corte de sicarios del crimen haciéndoles costado y riendo sus gracias, celebrando el traslado de la embajada fascio-yanki a la usurpada Jerusalén.
Trump mandaba una Barbie de lujo, su propia hija, y un yerno sionista, a la indecente ceremonia, mientras caían las bombas, los gases lacrimógenos y las balas sobre la indefensa población palestina. Más de 60 muertos, seis menores, casi 2800 heridos, en un sólo día, sin contar los centenares de las semanas anteriores, al estilo criminal usual de la Franja de Gaza, en 2014, donde 2310 palestinos murieron y 11500 fueron heridos.  Menores, jóvenes, hombres y mujeres han sido abatidos, asesinados o heridos por su acto de resistencia frente al acto de dominio nazi imperialista que se estaba celebrando. Un acto de saqueo territorial histórico, moral político y humano del sionismo internacional, que culmina, por ahora, la usurpación de las tierras palestinas de uso común, con la del Jerusalén de las tres culturas, tras el nefasto acuerdo de la ONU de 1948, usurpación que no se paró, si no que continúa hasta nuestros días con la miserable aquiescencia, complicidad y silencio de la mal llamada Comunidad Internacional. Trump es un fiel servidor de los designios bolsísticos, redentores y mesiánicos del nazi-sionismo, sin que por ello decaiga su fervor por el wahabismo de Arabia Saudí y demás socios del mal. 
Y la ONU, ¿qué dice? me pregunto. Y me encuentro con una especie de nota, que no es comunicado ni nada, de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la  ONU, que dice que la matanza israelí "parece indiscriminada", ¿sólo lo parece?; que "saltar o dañar una valla fronteriza, (la de la Franja de Gaza), no justifica el uso de munición letal", incluso contra una persona con las dos piernas amputadas, añado. O sea, la ONU y la UE y los gobiernos, un lenguaje civilizado, discreto, respetuoso, como siempre, con el Estado terrorista de Israel. Comparadlo con su lenguaje sobre Siria y los supuestos ataques con gas del gobierno del Presidente Assad, desaparecidos de la escena (des) informativa hasta nueva orden. O con la (des) información sobre Venezuela, Brasil o Nicaragua. !!Malditos farsantes servidores de la mentira!!

Y la nota final la pone el golpista huído Puigdemont: "Felicitaciones a Israel en el 70 Aniversario de su independencia. Su lucha contra la adversidad y su espíritu de auto sacrificio ha ganado nuestro respeto en Catalunya". Será tu felicitación, sionista, y el de tus fieles del PDeCAT y ERC, que otras veces ya habéis expresado con palabras y gestos vuestro sionismo directo o semicamuflado. ¿Entiende alguién que la CUP se desmarque y haga una dura critica a estas palabras y se posicione más o menos como yo en este asunto, y luego defienda y permita una vez tras otra que gobierne esta fauna? Y que luego corra a organizar a los GDR, tan parecidos a aquellos grupos de asalto de las juventudes del "Estat Català" de 1934, dirigidos por Josep Dencás Puigdollers, el protegido de Mussolini después de huir por las cloacas de Barcelona tras el fracaso de los "Hechos del 6 de octubre". Cuando las cosas no están claras, o algo no es trigo limpio, pasa lo que pasa. Podríamos decir lo mismo de Die Linke alemana, besando los pies de Puigdemont, detrás del representante de la extrema derecha alemana, y diciendo chorradas sobre Catalunya y España. O de la complicidad del PIE con Die Linke, o de los de aquí, postrados, sumisos o acomplejados ante la gloriosa causa secesionista. En fin, nunca es tarde para cambiar el paso cuando se lleva equivocado. Pero, me temo que tanta cenutrez no cesa de la noche a la mañana.


COMO PUEDE VERSE, EL PUEBLO PALESTINO ARMADO DE SUS MANOS Y VOLUNTAD, FRENTE A LAS ARMAS DEL TERRORISMO DE ISRAEL.

domingo, 13 de mayo de 2018

(PUBLICADO EN LA REPÚBLICA.ES)
Reflexiones, ideas y propuestas en torno al Primero de Mayo
Por Paco Frutos - 7 mayo, 2018

Si siempre es bueno recordar la historia para aprender de lo bueno de ella y no repetir lo malo, se trata de intentar verla lo más honesta y verídicamente posible, sin triunfalismos que justifiquen lo que debía haber sido, según nuestros deseos ideológicos, pero no fue, aunque no se preocupen, ya no habrá más derrotas, la historia no volverá a equivocarse y será en el futuro lo que deseamos que sea; o, en sentido inverso, sin que el peso del fracaso de proyectos de emancipación y fraternidad humana necesarios nos hundan en el pesimismo y el nihilismo. Actualmente es, ya no necesario, sino imprescindible, que la izquierda recupere lo mejor de su pensamiento y de su acción revolucionaria, sino quiere ver desaparecer durante largo tiempo, o definitivamente, por el desagüe de la historia, el enorme sacrificio de millones de hombres y mujeres que defendieron y lucharon por una vida colectiva digna en un mundo más decente y mejor. Hablo hoy de la izquierda sin entrecomillas porque aún no está perdida del todo mi capacidad de creer en la reconstrucción de ésta, no recogiendo y uniendo pedazos dispersos y contradictorios, sino teniendo en cuenta ideas y propuestas para la construcción de una moderna izquierda que conozca toda la realidad de la lucha de clases en su complejidad, sea capaz de explicar, convencer, comprometer, unir y organizar a millones de trabajadores en cada país, coordinarlos con los trabajadores de otros países y continentes, creando y fortaleciendo el más amplio movimiento para hacer efectiva aquella voluntad indestructible encerrada en el “Trabajadores del mundo, uníos”. O sea, un verdadero internacionalismo solidario y fraternal.
Dicho esto, no está de más recordar y resumir brevemente, en dos hechos de los muchos que jalonan la lucha y el sacrificio de mujeres y hombres del naciente movimiento obrero organizado, la historia de aquel 1 de mayo del calendario hasta convertirse en el Primero de Mayo, fecha de recuerdo y lucha en todos el mundo, algo muy festivo y rebajado de contenido de clase, actualmente. Uno de aquellos hechos, el de reivindicación, huelga y movilización de la clase obrera de Chicago en 1886, fue reprimido violentamente por el sistema, con miles de trabajadores y dirigentes sindicales despedidos, detenidos, torturados, procesados, muertos o heridos de bala, culminando la acción represora con el juicio, condena a muerte y ejecución de: Adolf Fisher, alemán, 30 años, periodista; George Engel, alemán, 50 años, tipógrafo; Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista; August Vincent Theodore Spies, alemán, 31 años, periodista; Louis Lingg, alemán, 22 años, carpintero, el cual se suicidó en su celda antes de ser asesinado. El otro hecho es el del incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York el 25 de marzo de 1911, en el que murieron 123 trabajadoras, la mayoría inmigrantes procedentes de la Europa del Este y de Italia, entre los 14 y los 23 años de edad, 23 hombres y hubo 70 heridos más. Declarado el incendio, fue imposible salir de la fábrica porque las puertas estaban cerradas.


Son dos historias de explotación y brutalidad del capitalismo que, junto a otros muchos dramas de la lucha del movimiento obrero por sus derechos y dignidad, jalonan la historia del mundo del trabajo dando vida al Primero de Mayo, al Día de la Mujer Trabajadora y al Sindicato Internacional de la Mujer Trabajadora. Pasados más de un siglo de aquellos hechos, a los 200 años del nacimiento de Marx, a los 170 del Manifiesto del Partido Comunista, es necesario dar un repaso a la situación actual de muchas personas que venden su fuerza de trabajo en el mercado capitalista globalizado en condiciones durísimas, trágicas en muchos casos en los llamados países del tercer mundo, y con retrocesos importantes en los derechos laborales y sociales de la clase trabajadora en los países económicamente desarrollados. El equivalente más parecido a las condiciones de trabajo y vida predominantes en aquellos tiempos que hemos recordado, debemos buscarlo hoy en todos los países pero, sobre todo, en los países en que niños y niñas, mujeres y hombres, son el principal instrumento para producir productos baratos para un consumismo de bajo coste, a expensas de la miseria y de la explotación más despiadadas. Una de las tragedias recientes más terribles fue el 24 de abril de 2013 en Dacca, Bangladesh, en la que un edificio con varias fábricas textiles que trabajaban para exportar a empresas multinacionales de los países “ricos”, entre ellas las españolas, se derrumbó, produciéndose 1127 muertos y 2437 heridos.

Valga esto para afirmar que hoy es más imprescindible que nunca reconstruir pensamiento, discurso, organización, control y dominio del centro de trabajo, de la calle y de las instituciones. Y creo que algo elemental debe ser la educación como uno de los elementos básicos para crear un respeto humano, la justicia e igualdad social para todos y todas, la paz como un derecho inherente al ser humano frente a la guerra como la peor lacra de éste. La educación de la que hablo se imparte en el parvulario, continúa en todo el sistema educativo y se ejerce desde las organizaciones populares, los partidos políticos y sindicatos. Quede claro que algo que define si una organización democrática forma parte de una izquierda real es el énfasis que ponga en la permanente formación de sus militantes, simpatizantes y cuadros. La alegría de compartir, sentirse parte de un colectivo y luchar por su bienestar, ser solidario, no aceptar ni permitir ningún abuso, pueden ser simples ideas y reflexiones para que la izquierda avance hacia un verdadero pensamiento que, anclado en lo mejor de la historia del movimiento obrero, construya su futuro. Ahí las aporto.

Me gustaMostrar más reacciones
Comentar

viernes, 11 de mayo de 2018

PUIGDEMONT CONTINÚA LA BUFONADA SUCESORIA  EN SU REPÚBLICA BANANERA. NOMBRA A QUIM TORRA.

Un caudillo fracasado, emulando a aquel que impuso su dictadura durante tanto tiempo, manda callar a todo dios y decide desde Berlín quién le sucederá, eso sí sin que el nuevo elegido pueda utilizar su antiguo despacho y sillón, ya que son propiedad perpetua propia, aunque sea un golpista huido de noche. 
Y el nuevo nombrado para seguir la mamarrachada es nada más y nada menos que Quim Torra, una de las expresiones más primitivas y brutales del nazional-populismo racista. Como botón de muestra valgan unas expresiones del sujeto: "Vivimos ocupados por los españoles desde 1714", "Si seguimos así algunos años más corremos el riesgo de acabar tan locos como los mismos españoles", "Los españoles sólo saben expoliar", (eso lo dice siendo un amigo íntimo, y seguramente cómplice, del gran ladrón Jordi Pujol Soley y su equipo de gobernantes durante una larga etapa); y continúa sus gansadas con "Sobre todo, lo que sorprende es el tono, la mala educación, la pijería española, sensación de inmundicia. Horrible". "Vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario", "Los del PSC, pobres,hablan el español como los españoles". Son una resumida muestra de lo que propone el cacique Puigdemont como "ex-Molt Honorable President", siguiendo la estela de Pujol y Mas, pero ya en el papel del payaso de la narizota.
Quim Torra fue también Director del Centre Cultural del Born, convirtiendo lo que debía ser un gran centro cultural y albergar la biblioteca provincial de Barcelona, en un mausoleo del victimismo nacionalista, en un agujero con cuatro antiguallas sin gracia ni sentido histórico, en una caja de resonancia y propaganda de las mentiras del nazional-populismo, que transformaba la guerra de sucesión española en una guerra de España contra Catalunya. 
Y mientras todo esto sucede, sin que ningún Valle Inclán lo recoja y escriba la obra más esperpéntica del siglo XXI, retratando de nuevo la realidad española a través de los espejos cóncavos del Callejón del Gato, en Catalunya se hace un homenaje a Pujol, valorando su gran obra política histórica y echando pelillos a la mar en relación a la fortuna que él, su familia y sus socios de partido y empresarios amasaron, robando a  los catalanes y a todos los españoles y esperando la amnistía; y un poco más acá, Mariano Rajoy, su gobierno y el PP, burbujean con el PNV el asunto de las pensiones, (11% del Producto Interior Bruto y 40% de los PGE), buscando el apoyo de los nacionalistas vascos a esos Presupuestos para seguir tirando hasta las próximas elecciones y enviando al carajo lo que quedaba del Pacto de Toledo y fortaleciendo el modelo insolidario actual en la relación España-Euzkadi, modelo único en Europa.
Y no llego a más ya que me entra la melancolía al ver que la "izquierda oficial", PSOE, Podemos, y subalternos, continúan con sus discursos vacuos sin proyección real en la situación.  

martes, 8 de mayo de 2018

UN REPASO A LO QUE HAY Y A LO QUE DEBE CAMBIAR.

1.- España sigue estancada en un quiero y no puedo, con un desarrollo económico importante, favorable a las grandes rentas y contradictorio con los derechos laborales y sociales más elementales de la clase trabajadora; con un gobierno conservador y un PP caducados políticamente y sumergidos en la corrupción, con un Cs tan conservador como el PP que espera agazapado la ocasión, y con una falta de alternativa seria, sólida  y coherente de la izquierda, algo que es una necesidad cada día más urgente. 
2.- En ese estancamiento español sobresale la putrefacción y el encallanamiento moral y político cada vez más grave, en  Catalunya, donde, aparte las permanentes payasadas de Puigdemont y compañía y las acciones fasciopopulistas de la CUP y demás enmascarados, ya se atreven incluso a hacer un homenaje a Jordi Pujol por la beneficiosa acción que realizó él como presidente de la Generalitat durante 23 años, su gobierno y su partido, mientras robaban y se enriquecían tanto como los corruptos del PP, acordando y aplicando las mismas políticas económicas y sociales. Pasando de Banca Catalana a Andorra y a los paraísos fiscales y esperando que la independencia les amnistíe sus fechorías.  
3.- Y ETA, en un acto miserable de justificación de sus crímenes "políticos", incluso utilizando ya en democracia los mismos métodos de terrorismo fascista que la han caracterizado, (tiro en la nuca, coche bomba, secuestro, amenazar y aterrorizar al que no compartía sus brutalidades, fuera Yoyes, José Luís López Lacalle, Miguel Angel Blanco, Tomás y Valiente, un policía,....) declara  que se disuelve a los 50 años de su existencia, en los que ha sido el instrumento para silenciar la opinión democrática del pueblo vasco trabajador y el principal acicate para estimular  las tendencias políticas más conservadoras y reaccionarias en España y dificultar aún más la acción política de la izquierda, ya difícil después de los 40 años de franquismo. Y se disuelve después de un fracaso sin paliativos ante los "mediadores internacionales", que más valdrían que se metieran en sus asuntos. 
Ahora, sus herederos "políticos", buscan conchavarse con sus colegas separatistas de Catalunya, para continuar defendiendo lo mismo de siempre por otros métodos: la independencia de Euzkadi. Deseo a Bildu y compañía, y a los que dicen no estar de acuerdo con la independencia, aunque la pidan con la boca pequeña a largo plazo, un fracaso tan grande y estrepitoso como el de ETA.
3.- Y en las costas españolas continúan intentando llegar miles de personas, ahogándose muchas de ellas al naufragar las pateras en las que les embarcan amontonados las diversas mafias. Mafias que actúan sin que el sistema económico y político que saquea los territorios de los que proceden los inmigrantes y genera guerras que matan y destruyen, haga nada serio para perseguir e impedir a las mafias que continúen sus fechorías. Todo forma parte de un método de dominación e imposición del neocolonialismo capitalista actual.
4.- Y en Tréveris, la ciudad alemana que vio nacer a Karl Marx, ecologistas y extrema derecha se oponen a que una estatua de Marx se coloque en la muralla negra romana en conmemoración de los 200 años de su nacimiento. Los ecologistas argumentan  que la estatua la han regalado los chinos, ya que parece que anualmente hay decenas de miles de ellos que visitan Tréveris para rendir homenaje al gran pensador y activista. Y los chinos, dicen los ecologistas, son dictadores. La extrema derecha porque parece que los rojos han matado y reprimido a mucha gente.
5.- Y continúa la matanza de palestinos, niños, jóvenes y mayores por parte del terrorismo sionista, sin que se escandalicen EEUU, la UE y las gentes de mal vivir que dicen defender los derechos humanos y la libertad. Y en Siria, los estados golfos del mundo, encabezados por EEUU, Francia, Israel, Arabia Saudí y Gran Bretaña, no cesan de suministrar armas y apoyo a sus hijos bastardos terroristas para que siga la guerra a los siete años de haberla iniciado. Y las instituciones, medios de propaganda  y ONGs lacayas continúan siendo el elemento auxiliar.

En resumen, vivimos en un mundo que se enfrenta a una crisis moral, criminal y económica. Un mundo dirigido por los que sólo acatan la ganancia privada más egoísta, que sumerge al ser humano y su esencia en un mar de intereses y violencias. Es este mundo que la izquierda política, sindical e intelectual debe cambiar. Y para ello, como siempre, hay un camino: reunir, unir, organizar y movilizar por los objetivos del desarrollo social, de la justicia e igualdad, de la paz y la solidaridad y colaboración entre los pueblos.     
    


miércoles, 2 de mayo de 2018

LA NUEVA FECHORÍA DE EEUU, ISRAEL, ARABIA SAUDÍ...

Empieza Trump vociferando en su tono tabernario que Irán es un Estado tan malo que continúa trabajando para producir armas de destrucción masiva, atómicas entre otras, vulnerando con ello el acuerdo antinuclear que Irán suscribió hace diez años con otros muchos países, con el compromiso de no continuar investigando para su producción. Trump amenaza con abandonar este tratado pese a la absoluta falsedad de sus palabras, desmentidas incluso por los propios socios de economía y políticas neoliberales, firmantes del tratado, que aseguran que Irán no ha roto su compromiso y no está trabajando para producir armas nucleares.
Y rápidamente, el Estado terrorista de Israel, a través de su primer ministro de extrema derecha, y acusado de corrupción, Benjamín Netanyahu, se une al nuevo vodevil belicista de los principales protagonistas de la guerra, sacando de la basura sionista unos papeles mugrientos que pretenden certificar las mentiras de Trump sobre Irán y las armas atómicas. Y no teniendo suficiente con ello acusan a Irán y a Hezbolá de armar y adiestrar al Frente Polisario contra Marruecos. E inmediatamente, el rey felón, Mohamed VI, y la corte de corruptos y vividores que mantienen a gran parte del pueblo marroquí en la miseria, mientras continúan sojuzgando a los saharauis, rompen relaciones con Irán.
Y ya tenemos de nuevo al cuarteto de la benzina y la vergüenza: EEUU, Israel, Arabia Saudí y el Reino de Marruecos impulsando la nueva oleada de violencias en el Oriente Próximo y Medio. Venga, apúntense los que faltan, que no decaiga.      

martes, 1 de mayo de 2018

 EL ENTRAMADO GOLPISTA  DE SOROS Y SU STAFF.


El multimillonario George Soros está cada vez más presente en todas partes, impulsando las redes de "libertad y democracia", de base neoliberal y reaccionaria, con el objetivo de  un  dominio tentacular omnipresente del tipo de capitalismo neoliberal que impulsa, financia y arma, con las técnicas del teórico del golpismo sin tanques, Gene Sharp, o sea, anulando la capacidad de pensar de la mayoría social a base de crear una realidad ficticia con mentiras, manipulaciones y lavado de cerebro, con todos los medios de comunicación-propaganda disponibles, lo cual no excluye que si alguna vez ello no es suficiente se refuerce con algunos tiros y bombas armando a mercenarios y terroristas de todo pelaje. Ejemplos los tenemos cuando lo han creído  necesario, o imprescindible, para defender sus intereses bastardos en Ucrania, Iraq, Afganistán, Yugoslavia, Libia, Siria,  o en cualquier revolución o primavera de colores. Y con eventos cultural-políticos y filantrópicos, a través de ONGs creadas para engatusar a la masa de los incautos, utilizando a "intelectuales", "políticos", "periodistas" y gentes de fácil compra, ambiciosos sin fortuna y engañabobos permanentes.  Ahora mismo, no es ningún secreto, a pesar de que hacen lo imposible para mantenerlo oculto, las organizaciones dependientes de Soros y socios tipo Atlantic Council u Open Society Foundation, entre otras ONGs de este estilo, están interviniendo en Catalunya apoyando a los separatistas. Eso sí, Soros va por el mundo como un millonario generoso, un "filántropo" de la libertad, la cultura y las buenas formas, para así poderte quitar la cartera sin necesidad de pegar tiros, algo que no es elegante, aunque él y el sistema que representa, y las otras camadas que le disputan las ganancias sean, a pesar de poner caras más amables, los mismos pitbull dispuestos a quitarte el bocadillo sin morderte, si te lo dejas quitar sin resistencia, o a dentelladas si es preciso, tal como queda meridianamente claro en los ejemplos que he puesto líneas arriba sobre sus actuaciones en todas partes donde se producen violencias. EEUU, Gran Bretaña, Francia, etc, etc, con la OTAN, Israel y Arabia Saudí, son, sin agotar la lista, los instrumentos de dominio del capital neocolonial. Gene Sharp, Soros y unos cuantos más, impulsores y financiadores de ONGs adictas, contribuyen al dominio de personas y pueblos, expoliando sus riquezas mientras aparentan  ayudar a curar su hambre y solucionar sus necesidades más perentorias.    

lunes, 30 de abril de 2018

Entre un solo pueblo y la tercera Catalunya
Antonio Santamaría

TopoExpress
Nota edición. Desde la izquierda catalana algunas voces ensayan una salida a la actual dinámica frentista. Unas propuestas bienintencionadas pero que carecen de las bases políticas e ideológicas para romper con la infernal lógica de los bloques enfrentados.
El proceso independentista ha provocado el estallido del concepto de un sol poble (un solo pueblo) atribuido a Josep Benet y que Jordi Amat remonta a un conferencia impartida en Badalona en 1968 en un acto de homenaje a Pompeu Fabra. Es decir, poco después de la feroz polémica entre Benet y Jordi Solé Tura a propósito del pensamiento de Prat de Riba y los orígenes burgueses y conservadores del catalanismo, vertida en su obra Catalanisme i revolució burgesa, recientemente reeditada por El Viejo Topo, y antes que Josep Termes, en respuesta a Solé Tura, elaborara la teoría de las raíces populares del catalanismo que serviría de base teórica a la política asumida por el PSUC en la Transición. Unas tesis actualmente retomadas por los Comunes.

En el contexto de la época, se trataba de impedir la consolidación de dos comunidades enfrentadas por la identidad y la clase, que podía alimentar una suerte de neolerrouxismo; aunque aquí la izquierda catalana asumió acríticamente los postulados del nacionalismo conservador sobre el lerrouxismo, sin entrar en un análisis digno de tal nombre sobre las causas del éxito del Emperador del Paralelo, cuando la clase trabajadora era catalana y no se habían producido las sucesivas oleadas inmigratorias provenientes del resto de España.
La Assemblea de Catalunya fue el marco de difusión y extensión de esa teoría del catalanismo popular y de izquierdas que buscaba combinar la emancipación social con la lucha por las libertades nacionales de Catalunya. La represión del franquismo contra el movimiento obrero y el catalanismo facilitó que las organizaciones de izquierda las asumiesen como propias. Al fin y al cabo, las reivindicaciones a favor de la recuperación de las instituciones de autogobierno y el uso oficial, a todos los niveles, de la lengua catalana formaban parte de un programa democrático y entroncaban con las tradiciones de la Segunda República.
La crisis industrial, que quebró la espina dorsal del movimiento obrero, y la llegada al poder de Jordi Pujol trastocaron este proyecto, pues conviene aclarar que la consigna de un sol poble no se correspondía con la realidad, sino más bien con la expresión de un deseo para una futura Catalunya democrática, socialmente avanzada y cívicamente cohesionada. Una sus manifestaciones más emblemáticas se produjo en la Diada de 1977 celebrada bajo el lema: Més que mai un sol poble (Más que nunca un solo pueblo).
Por un lado, la dureza de la crisis, que destruyó el modelo fordista de acumulación capitalista –con sus grandes fábricas y concentraciones obreras que facilitan su organización política, sindical y vecinal, como ha analizado magníficamente Sebastian Balfour– acabó con las perspectivas de trabajo estable y aumento sostenido del nivel de vida para dar paso al paro masivo y la precariedad laboral, como indicó en la década de 1990 James Petras. Por otro, la política cultural y lingüística del pujolismo de carácter asimilacionista, que desechó el bilingüismo de los primeros compases de la transición, provocó una aculturación masiva de los trabajadores de lengua castellana, considerados una suerte de catalanes de segunda clase, cronificando su situación de “otros catalanes” descrita por Francisco Candel.
Quizás si esta política asimilacionista hubiera estado acompañada por un ciclo económico expansivo habría tenido alguna posibilidad de éxito. Ahora bien, el cóctel de precariedad laboral y segregación cultural era demasiado fuerte para ser viable. En realidad, durante el pujolismo se produjo un movimiento de unificación ideológica e identitaria de las clases medias catalanohablantes, en clave nacionalista, mientras en paralelo se asistía a la deestructuración social y la aculturación de la clase trabajadora castellanohablante.
Desde el punto de vista político, la conversión de CCOO en un sindicato burocrático, pero sobre todo la implosión del PSUC (1981) destruyó a los principales agentes de ese catalanismo popular y de izquierdas que de todos modos carecía de perspectivas de futuro, si nos atenemos a la colusión de los dos procesos arriba citados. El PSC devino el partido hegemónico de la clase trabajadora y heredó gran parte de los planteamientos del PSUC respecto al catalanismo progresista, como se evidenció en su defensa de la política lingüística de la Generalitat y particularmente de la inmersión lingüística.
En realidad, durante las más de dos décadas de hegemonía convergente, la consigna del sol poble se convirtió en un significante vacío, en la medida en que se iban consolidando y profundizando las distancias entre las dos Cataluñas. Sin embargo, el mero hecho de señalar esa dualidad identitaria y social era severamente criticada por anticatalanista, bajo la acusación de querer resucitar el lerrouxismo. La izquierda catalana no solo no combatió esta inquisición ideológica, sino que fue incapaz de plantarle cara y aún menos de plantear un modelo alternativo. La expresión política de esa inoperancia fue la llamada abstención dual y selectiva de los barrios obreros, que votaban PSOE en las generales, pero que se abstenían en las autonómicas, convertida en un rasgo característico de la Catalunya autonómica y fundamental para entender las reiteradas victorias electorales de Pujol.
Ciertamente podría argüirse que, en las dos almas del PSC, se concentraban estas contradicciones –como una Catalunya en miniatura– aunque resulta innegable que los cuadros medios del partido, los llamados “capitanes”, procedentes de los barrios de la inmigración, estaban subordinados a las élites catalanistas que lo dirigían, en un reflejo del funcionamiento de las verdaderas relaciones de poder en el país. El estallido del partido y la integración de las élites catalanistas en ERC resulta expresiva de la polarización del país, haciendo imposible la convivencia en la principal organización política donde convivían representantes de las dos Cataluñas.
El historiador Marc Andreu, en un interesante artículo publicado en Crític, imputa a las izquierdas su incapacidad para defender y actualizar el legado del catalanismo popular del PSUC como vía para volver a hacer de Catalunya un sol poble. A nuestro juicio, el autor incurre en un error de óptica, pues acaso en Catalunya nunca hubo un solo pueblo y cuando quizás emprendió el camino para serlo, la vía se vio bloqueada por la crisis industrial y las políticas asimilacionistas del pujolismo. El catalanismo popular fue un desiderátum ideológico, enmarcado en los momentos finales de la dictadura y los primeros compases de la Transición, que posteriormente devino un obstáculo para que las izquierdas catalanas fuesen capaces de combatir y levantar una alternativa a la hegemonía del nacionalismo conservador. Por tanto, la reedición del mismo que propugnan ahora los Comunes está condenada al fracaso. Los brillantes resultados obtenidos por C’s en los barrios metropolitanos de Barcelona y Tarragona constituyen un aviso en toda regla que a esos sectores sociales no les interesa gran cosa una reedición del catalanismo popular.
Una, dos y tres Cataluñas
El proceso independentista se ha revelado como una máquina de enfrentar y dividir. El sistema de partidos ha saltado por los aires: Convergència i Unió ha desaparecido; ICV y EUiA se aprestan a disolverse en los Comunes, cuyas aspiraciones hegemónicas se han evaporado; PSC, escindido, es un pálido reflejo de lo que fue. Una división que ahora también ha llegado a los sindicatos CCOO y UGT a raíz de su participación en la manifestación independentista del 15 de abril. Para ser ecuánimes, una elevada responsabilidad de este desolador paisaje corresponde al PP que, desde la presidencia de José María Aznar, emprendió bajo la égida de la FAES el rearme ideológico del nacionalismo reaccionario español. Otra máquina nacionalitaria implacable para enfrentar y dividir a los pueblos de este país.
El periodista Lluís Bassets, en un vibrante artículo en la edición catalana de El País, titulado La tercera Cataluña, advierte con preocupación: “hasta que empezó el Procés, había una sola Cataluña (…) donde había una Cataluña ahora ya hay dos. Dos pueblos, cada uno con su lengua, si se empeñan los esencialistas de cada bando. Y dos pueblos exclusivistas en su propósito de secuestrar la representación del conjunto. La Cataluña independentista se cree la continuación y maduración de la Cataluña histórica, y la Cataluña constitucionalista se considera expresión de la única Cataluña posible”. A nuestro juicio, el Procés ha hecho emerger las dos Cataluñas que ya existían previamente. Una, tapada bajo las ambigüedades estructurales del autonomista pujolista que, como indica el propio Bassets, incubaba un “proyecto secreto secesionista”. La otra silenciada e invisibilizada política y mediáticamente.
La extrema polarización de la sociedad catalana, espoleada por el Procés, ha destruido el escenario ficcional de un sol poble y de un catalanismo transversal mostrando con toda su crudeza la auténtica realidad dual del país, alimentada por décadas de pujolismo. También –todo hay que decirlo– por los tripartitos de izquierdas que situaron en el centro de su acción política la reforma del Estatut de Autonomia, que nadie reclamaba, que está en la génesis política del proceso soberanista. Una polarización que, al llevarse por delante la abstención dual y selectiva de los distritos metropolitanos, ha propiciado el ascenso de Ciutadans, una fuerza situada extramuros del catalanismo transversal y que ha crecido por la inoperancia de la izquierda a la hora de combatir el nacionalismo/independentismo.
Bassets propugna, como Josep Maria Vallès, la emergencia de una tercera Cataluña con el objetivo de romper con la actual dinámica frentista excluyente y con la capacidad para “incluirlas a ambas”. Ahora bien, esta propuesta, noble y encomiable, carece de un sustento político e ideológico por parte de las izquierdas federalistas y acaso también por las sectores autonomistas del catalanismo, ya que ambos parecen haber sido devorados por los extremos más fundamentalistas de esas dos Cataluñas.
De este modo el conflicto posee todos los componentes para cronificarse, al menos, durante una generación. Eso si antes no surgiese en España una potente propuesta en clave republicana y federal que ni el PSOE, ni Podemos, parecen estar en disposición de liderar. El PSOE porque la república no aparece entre sus prioridades, y Podemos porque apuesta por un proyecto confederal. Como decía Hegel, la historia suele desarrollarse por su peor parte y la situación en Catalunya y España parece darle la razón. Mientras tanto, continúa lenta, pero imparable, el proceso de degradación de las instituciones estatales y autonómicas surgidas de la Transición.
Fuente:
ELVIEJOTOPO.COM
Desde la izquierda catalana se ensaya una salida a la actual dinámica frentista. Propuestas bienintencionadas pero carentes de bases políticas e ideológicas.